Alcázar de Segovia

 

Nombre: Alcázar de Segovia
Localidad: Segovia
Provincia: Segovia
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Alcazar
Estado: Bueno
Visita: Horarios
Localización: N40 57.144 W4 07.928

 

El Alcázar de Segovia se encuentra en la confluencia de los ríos Clamores y Eresma, adaptándose a la roca sobre la que se eleva, formando más o menos un rectángulo acabado en punta. Desde aquí, se observa una estupenda vista de la iglesia de la Vera Cruz, de la localidad de Zamarramala y del Monasterio del Parral.

Su origen es incierto, si bien se sabe que en este promontorio existía un antiguo castro que por su posición estratégica constituía un verdadero baluarte defensivo. Por ello, seguramente, romanos y árabes dejaron aquí su huella. Por documentos, se sabe que en el siglo XII ya existía un primitivo palacio, aunque el actual fue construido por la dinastía de los Tras támara en el siglo XV. Sucesivos reyes lo ampliaron hasta darle la forma que tiene en la actualidad.

Tanto Fernando III, como Alfonso X hicieron en él notables mejoras. Alfonso X reunió las aquí las Cortes en 1256, y desde la torrecita denominada de Alfonso X el monarca observaba y estudiaba el firmamento. En época de Juan II se edificó la torre principal, que lleva el nombre de éste rey, además de la sala de la Galera. A su hijo Enrique IV se debe las construcción de los magníficos artesonados del salón de las Piñas y del Tocador de la Reina.

Alcázar de Segovia 7

En este alcázar, en 1474 la reina Isabel la Católica se proclamó a sí misma reina de Castilla con la ayuda del alcaide de la fortaleza, Andrés Cabrera,  coyn el entusiasmo de los habitantes de Segovia. Esto le trajo el apoyo de los Mendoza y de otras importantes familias. Felipe II mandó construir sus maravillosos tejados cubiertos de pizarra.

La revuelta comunera en época de Carlos V dañó el alcázar, siendo impulsadas por el Emperador numerosas obras de restauración. De las fiestas el lujo y el boato, con el pasar de los años, el palacio quedó relegado a lugar de reclusión para ilustres reos acusados de delito de Estado.

Carlos III lo declaró colegio de Artillería en el siglo XVIII, produciéndose en 1862 un grave incendio que destruyó casi por completo su interior. Fue restaurado a finales del siglo XIX, en tiempos de Alfonso XII.

El alcázar de Segovia se divide en dos núcleos. El primero lo forman un patio herreriano con foso, el puente levadizo, la torre del homenaje y dos cubos circulares con chapiteles. El segundo es el interior y cuenta con una estupenda capilla y las salas nobles de la Galera, las Piñas y el Tocador de la Reina. Además, tiene cuatro pisos con buhardillas y amplios sótanos.

Destaca la sala de los Reyes que está decorada con un artesonado de hexágonos y rombos dorados y con un curioso friso con 52 imágenes policromadas y sedentes. En la sala del Trono, destaca una preciosa cúpula mudéjar y las yeserías gótico-mudéjares. Sus paredes están recubiertas con terciopelo y con retratos de distintos reyes.

La torre del homenaje fue edificada por Juan II en plena transición del románico al gótico. Alcanza los 80 metros de altura y se encuentra decorada con bellos esgrafiados y doce magníficas torrecillas. Se accede a través de un pasadizo. Durante el reinado de Felipe II, se recubrieron los tejados con originales chapiteles de pizarra.

Destaca la torre de Alfonso X el Sabio, desde la cual el monarca estudiaba el firmamento, y las estupendas salas interiores decoradas con artesonados mudéjares y ricas yeserías.

En la capilla se puede ver un magnífico artesonado mudéjar y unas artísticas vidrieras realizadas por el artista segoviano Muñoz de Pablos. Igualmente, encontramos dos retablos, uno del siglo XVI de la escuela castellana y otro gótico dedicado a Santiago Apóstol. Destaca el cuadro de la Adoración de los Reyes de Bartolomé Carduccio.

En tiempos del rey Carlos III, dejó de ser residencia real para convertirse en la sede del Real Colegio de Artillería. En 1882, Alfonso XII inició su reconstrucción y recuperó los artesonados, los retablos y los muros. Actualmente se encuentra en buen estado de conservación. Ha sido restaurado y alberga el Archivo General Militar del Reino. También se celebran en él actos culturales y recepciones, alberga un Museo de Armas y tiene uso turístico.

Fuente
 .


Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com