Atalaya de Torrelodones

 

Nombre: Atalaya de Torrelodones, Torre de Torrelodones
Localidad:: Torrelodones
Comunidad: Madrid
Tipología:: Atalaya
Estado: Bueno
Visita: Exterior
Localización: N40 34.430 W3 55.949


La Atalaya de Torrelodones, fue erigida en algún momento indeterminado del período omeya de Al-Ándalus, entre los siglos IX y XI. Es una de las atalayas musulmanas mejor conservadas de la región madrileña, si bien la construcción actual presenta transformaciones, fruto de una restauración emprendida en 1928, tras el derrumbe parcial de sus muros. Su titularidad corresponde al Ayuntamiento de Torrelodones, que permite el acceso libre al exterior.

La atalaya toma su nombre del almez, árbol que también es conocido como lodón o lotonero y que era abundante en su enclave. Por extensión, el caserío surgido a sus pies acabó llamándose Torrelodones. La torre se ha convertido en el símbolo de este pueblo, que la ha incorporado en su escudo heráldico. Prueba del origen islámico de la almenara es el nombre del paraje y la urbanización en la que se ubica, Las Marías, del árabe Al-mariya ‘la atalaya.

Esta torre o almenara de origen musulmán tenía como misión vigilar uno de los caminos que se dirigía hacia los pasos de la Sierra de Guadarrama. Una atalaya cercana a la de Torrelodones es la existente en el término municipal de Hoyo de Manzanares, conocida como La Torrecilla. Todas estas atalayas formaban parte del muy jerarquizado sistema defensivo omeya de la Marca Media, que tenía su centro en Toledo. Construidas por el poder andalusí, entre los siglos IX y XI, controlaban las fronteras más septentrionales.

Las atalayas se levantaban a cierta distancia de los pasos naturales del Sistema Central, al sur de los actuales puertos de Somosierra, Tablada o El León, sobre cerros no muy distantes de las poblaciones o a lo largo de los valles, como el del río Jarama. Mediante sucesivas humadas, avisaban de los posibles ataques cristianos que se podían producir contra las poblaciones andalusíes más en vanguardia, tales como Buitrago de Lozoya, Torrelaguna o Talamanca de Jarama.

Uno de los pasos del Sistema Central fue el que en 711 utilizó Tariq para su avance por la parte norte de la Península Ibérica. La atalaya de Torrelodones se ubica en lo alto de un cerro granítico, en la finca Las Marías, junto al mismo borde de la autopista A-6, a la altura del punto kilométrico 29. Está construida enteramente en piedra de granito, labrada en sillares irregulares.

El edificio consta de dos núcleos, la torre propiamente dicha y un cuerpo lateral, desde donde se accede:

– La torre es cilíndrica y está coronada por una sucesión alterna de nueve almenas prismáticas y nueve piramidales. Es maciza hasta una altura de aproximadamente tres metros desde el suelo. Mide cerca de once metros de altura y tiene un diámetro exterior de 3,8 metros. En el interior, el diámetro se reduce a 2,5 metros.

– El cuerpo lateral tiene planta rectangular. Sus lados miden alrededor de 5,3 y 3,5 metros. Se encuentra igualmente almenado, con un total de cuatro almenas. Posee una puerta de entrada, que mide 1,5 metros de alto, y un ventanuco cuadrado, de apenas 0,45 metros de lado.

El interior de este cuerpo lateral integra una cocina de piedra, que tal vez fuera instalada durante las obras de reconstrucción de 1928. Una escalera de diez escalones permite acceder a la base de la torre, que, tras la restauración, se encuentra vana. Para subir al terrado, se ha instalado una escalera vertical de hierro.

“De leyenda”Por Rosa Alonso

La torre de los Lodones, conocida en la actualidad como la atalaya de Torrelodones, es uno de losescasos vestigios medievales que se conservan en la Sierra de Guadarrama. La barrera natural, que conforman las escarpadas formaciones rocosas, protegió a las poblaciones circundantes durante el asalto árabe.

 El final de la Reconquista

Las poblaciones de Madrid y Toledo habían sido recuperadas de manos moras cuando D. Tirso Lodón decidió regresar al hogar. Los años de ardua batalla le habían agotado y la senectud amenazaba con vencerle, por lo que, apelando al favor del rey, emprendió el camino de vuelta. En su hogar, le esperaban su paciente esposa y sus dos hijos, Sancho y Ferrán, que ya habrían abandonado la niñez.

La llegada al castillo transformó su alegría inicial en melancolía, pues los dos niños que dejó al cuidado de su amada, se habían convertido en dos hombres, ahora huérfanos y sin respeto a la autoridad paterna. De sus ojos no brotaron lágrimas mientras narraban la pérdida de su madre y no dudaron en marcharse a malgastar su hacienda.

Lodón, el árbol de corteza gris

Tirso, señor de Lodón, bien conocía el origen de su apellido: `Lodón´, árbol recio de la zona con un tronco de intenso color grisáceo. Su escudo heráldico, pensaba Lodón, debía palidecer al contemplar la vergonzosa forma de tratar a las gentes del lugar.

Sabiendo que el señor del castillo había regresado de la guerra, no tardaron en llamar a su puerta todos los agraviados. Harto de sus actos, expulsó a Sancho y Ferrán del castillo, que se refugiaron en la torre. Como era Noche de Difuntos, Tirso Lodón decidió esperar hasta la llegada del día.

 A la mañana siguiente, subió las escaleras seguido de sus sirvientes. Encontró la puerta entreabierta y halló los cuerpos sin vida de sus hijos. Temiendo no poder explicar su muerte, Lodón ordenó colgar a sus hijos de la torre, aparentando una falsa redención de sus pecados. Los vecinos de la zona, que no creyeron dicho final, terminaron por conferir la muerte al mismísimo diablo.

Esta historia se transmitió oralmente durante generaciones, bautizando el lugar en su honor, primero como `tierra de Lodones´ y, posteriormente, como Torrelodones.

Fuente

Artículo obtenido del artículo de Wikipedia Atalaya de Torrelodonesen su versión del 15 agosto 2015, por varios autores bajo la Licencia de Documentación Libre GNU.

Mas información

Relexionando sobre los orígenes andalusíesde la Atalaya de Torrelodones. Miguel Ángel Bru Castro y Pablo Schnell Quiertant

 

 

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com