Castillete de la Fábrica de Armas de Toledo

On by Pedro Mª Vargas Arévalo

Nombre: Castillete de la Fábrica de Armas de Toledo
Localidad: Toledo
Provincia: Toledo
Comunidad: Castilla La Mancha
Tipología: Castillete
Estado: Bueno
Visita: Exterior
Localización: N39° 51.986′ W4° 02.509′

La histórica Fábrica de Armas de Toledo, erigida para elaborar las espadas de las tropas reales, campea el año de 1780 que recuerda el final de su construcción, proyectada por Francesco Sabatini. Este enclave en la Vega Baja sucedía a la su primitiva sede en pleno centro urbano (en la actual calle de Núñez de Arce), un lugar inadecuado para el acarreo de materiales y el laboreo de las fraguas.

La nueva casa era pues un conjunto fabril, de aire palaciego, exento, alzado en un espacioso paraje e inmediato a las aguas y la energía que aportaba el cercano Tajo.
Felipe Martín del Yerro situó un muro paralelo al costado derecho del edificio principal con aspilleras y el adarve para posicionar a los fusileros. Ante la fachada principal, la línea defensiva ceñía un amplio espacio delantero, hoy arbolado y ajardinado. En el costado izquierdo, la cerca abrazaría unos almacenes y talleres situados donde, en el siglo XX, se erigiría el monumento al Corazón de Jesús.
En las dos esquinas delanteras se planteaban sendos castilletes circulares, de dos alturas, con baluartes (torreones de planta pentagonal salientes al exterior), hoy rehabilitados y techados. Según la teoría militar, la muralla frontal no podía ser paralela el edificio de Sabatini pues así, ante los posibles ataques artilleros, los proyectiles no caerían perpendicularmente sobre los patios y talleres interiores. El conjunto, ya concluido en 1875, aparece detallado en el plano del Instituto Geográfico y Estadístico de 1881.
La construcción ofrecía una imagen compacta y casi fortificada en sí misma. Las tareas productivas y administrativas ─incluyendo los preceptos religiosos─ giraban regularmente en torno a los patios interiores. Allí confluían los talleres, los despachos, la capilla y las viviendas para jefes, administradores y obreros. También contaba con un cuerpo de guardia pues, a fin de cuentas, era una factoría de carácter estratégico.
El Castillete de la Fábrica de Armas de Toledo, se encuentra en el recinto de 1761, de la Real Fábrica de Espadas, donde se congregaron todos los gremios de espaderos de la ciudad de Toledo. En 1777, ante la necesidad de ampliar el espacio, Carlos III mandó construir un nuevo edificio bajo las órdenes de Sabatini en las afueras de la ciudad, permaneciendo aquí, salvo contadas ocasiones, hasta la actualidad.
 .
Fuente
.
A %d blogueros les gusta esto: