Castillo de Arganzón

On by Pedro Mª Vargas

Nombre: Castillo de Arganzón, Torre de las Conchas, Castillo de los Moros, Torre de Peña María
Localidad: La Puebla de Arganzón
Comarca: Ebro
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Castillo Medieval Militar
Estado: Ruina
Visita: Libre
Localización: N42 47.309 W2 49.151

El castillo de Arganzón se alza sobre un impresionante roca a la izquierda del río Zadorra, dominando por comple­to la hoz de las Conchas de Arganzón, a las afueras de La Puebla de Arganzón.

Se ase­gura que al otro lado de la Concha (en Tuyo) hubo otro cas­tillo igual, hoy desaparecido. Consiste en una pequeña figura irregular, consecuen­cia de su adaptación a la roca que le sirve de base.

Sólo es accesible por el suroeste, pero no por los demás lados, de rápida pendiente. Delante de la puerta hay una expla­nada que estuvo defendida de una cerca y un foso. Di­versos hundimientos en el centro señalan obras subterrá­neas que correspondieron a cuevas, aljibes y habitacio­nes.

Poseen arcos de medio punto y es probable hayan sido construidas durante las guerras carlistas. Sí es se­guro que durante estos enfrentamientos civiles se trató de construir otras torres como ésta debido al extraordi­nario valor estratégico del lugar.

La puerta está completamente deformada. Encima hay una ventana adintelada moderna. En los demás lien­zos los vanos son escasos y muy transformados. Sólo al noreste destacan algunas ventanas y saeteras. Interiormente aún se aprecian la planta baja y cuatro pisos encima. A partir del tercero el muro se reduce mu­cho de grosor.

También es bien visible el camino de ron­da, aunque las almenas han desaparecido por completo. Está construida de lajas muy planas. Los muros mi­den 1,80 metros de grosor y su relleno es del mismo ma­terial mezclado con cal. Una excavación arqueológica realizados en el verano de 2011 demostró la existencia de una segunda torre y de un poblado.

Además de la finalidad militar, bien clara, su misión fue también la de garantizar el cobro de peaje, hecho que nos recuerdan los viajeros del s. XVII, aunque sea con cierta exageración: “Desta villa (la Puebla de Argan­zón), apartadas un quarto de legua son dos sierras, y por medio de ambas passa el río Sadorra, por partes tan es­trechas, que no ay de latitud dozientos passos, y el tiempo que la guerra lo pedía, podía el señor de la Pue­bla labrar en lo alto dos forteçuelos, con su artillería, con los quales detendría que la Provincia de Alava no le estor­vasse echar piedras, y peñas, de manera que cerrasse la boca del río, y anegasse la mayor parte de aquella Provin­cia.”

Otro viajero decía: “Río adelante se pasa por un es­trecho entre dos altas montañas, de cerca de una milla ita­liana de largo. Se ve en una altura un castillo viejo a mano izquierda, bastante próximo a la Puebla de Arganzón. Aquí las mercaderías son registradas para pagar algún derecho de paso.”

Y, finalmente, un tercer viajero recor­daba: “Continuamos ascendiendo las altas montañas de los Pirineos, donde pasamos mil diferentes peligros. Vimos allí los restos antiguos de un viejo castillo que hace recordar los duendes de Guevara; está próximo a Gargançon. Tuvi­mos que detenernos y enseñar el pasaporte, porque aquí se pagan de nuevo derechos reales…”.

La Crónica latina castellana asegura que este castillo fue uno de los conquistados por Alfonso VIII en 1199. Los restos no evidencian elementos suficientes para da­tarle. De todas formas debe de ser muy antiguo a juzgar por el papel que jugaron las Conchas durante los enfren­tamientos cristiano-musulmanes del s. IX.Consta que a mediados del s. XVIII era su alcaide José de Armentia.

Fuente

Cadiñanos Bardeci, I. – “Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos”

A %d blogueros les gusta esto: