Castillo de Barcience

Nombre: Castillo de Barcience
Localidad: Barcience
Provincia: Toledo
Comunidad: Castilla La Mancha
Tipología: Castillo
Estado: Ruina
Visita: Libre
Localización: N39 59.381 W4 13.792

Se levanta el castillo sobre un cerro dominando el caserío, que se extiende a sus pies en dirección NE. Desde su posición descollante se divisa una amplia superficie de terreno Históricamente se situaba no lejos de la ruta que, desde Toledo alcanzaba Ávila, tras cruzar los cauces del Guadarraina y el Alberche.

Se trata de un edificio de planta rectangular, reforzado en sus esquinas por sendas torres. Se accede a él por una sola puerta abierta en uno de los paños cortos, el que mira al E. Por lo que se refiere a las torres, dos de ellas, las orientadas al NO y SO son de base circular, una tercera de planta rectangular y la cuarta, situada en el ángulo NE, hace las veces de torre del homenaje. Las dos primeras, al ser tangentes a los respectivos rincones del edificio se destacan considerablemente en planta. La tercera sobresale menos del muro sur -tanto como la torre circular con la que se almea- que del muro oriental. Y ello en razón de que este muro, que es el que contiene la puerta, se remata en el otro extremo por una potente torre de base romboidal que da protección al acceso.

El desarrollo en altura también ofrece singularidades notables. Una cornisa de arcos ciegos interrumpida por modillones -posiblemente apoyo de un matacán- señala, a lo largo de casi todo el edificio, lo que debió ser considerado cuerpo principal del mismo y que en el interior sólo aparece en el muro E. Sobre él se dispuso un camino de ronda que enlazaba las dos torres circulares y penetraba en el interior de la torre rectangular (la SE). Cabe señalar que no hay rastros ni de la comisa ni del camino en la denominada del homenaje (la NE). Sin embargo, es preciso recordar que, al haberse interrumpido su construcción precisamente a esta altura, las soluciones que para ella tuviera previstas el arquitecto son una incógnita. Faltan, así mismo, las almenas y los matacanes que, previsiblemente, coronarían el edificio. Por el contrario, cornisa y matacanes aparecen en el interior del muro E.

Cada una de las torres circulares se remata con otra, también cilíndrica, de menor diámetro. Estas torrecillas, denominadas torres caballeras, están coronadas, a su vez, por un parapeto apoyado sobre una cornisa de modillones triples. En el dicho parapeto, que se conserva casi intacto en la torre del ángulo NO, pueden verse algunas aspilleras de palo y orbe.

La torre rectangular, la del ángulo SE es, sin duda, el elemento más característico de toda el edificio. En efecto, se eleva sobre las otras torres de forma considerable y decora su frente E. con un magnífico emblema heráldico: el león rampante de los Silva, los constructores de este castillo señorial. El emblema, que ocupa todo el frente, se destaca sobre un plano rehundido, enmarcado por un alfz. Se completa esta torre con un tercer cuerpo constituido por una torreta octogonal rematada por un antemural aspillerado, sobre una comisa de cuatro baquetas, similar a las que hemos descrito anteriormente.

El interior se encuentra totalmente destruido. Sólo quedan restos de un muro paralelo al lienzo N. y de otro perpendicular al primero, que cobija el aljibe. Por lo demás, los mechinales, bien visibles en el muro N, denotan la existencia de dos pisos. En el segundo de ellos las ventanas están formadas por arcos rebajados, con bancos corridos en sus lados. Todas ellas están realizadas con sillares finamente trabajados. Casi al nivel de las ventanas están las puertas de acceso a las torres circulares. En el primer piso, por el contrario, se abre un elevado número de ventanas tan abocinadas, que al exterior parecen más bien aspilleras.

También aqui se abren tres puertas: una en el ángulo SO que da acceso auna de las torres redondas y dos en la fachada principal. La primera de ellas, situadajunto al rincón SE, permite la entrada en el primer piso de la torre rectangular, pero no da acceso a los pisos superiores. La segunda es la entrada principal del edificio. Sobre ella aparecen en lo alto del muro -tanto al interior como al exterior- tres modillones, que permiten suponer que estaban previstos dos balcones amatacanados. El ángulo de intersección de la torre romboidal -la del homenaje- con la fachada principal, se aprovechó para colocar la escalera que subía a esta torre. El ángulo se achaflana en altura mediante una trompa. Se accedía a la escalera de la torre por el lateral de la entrada principal. Hoy de esa escalera sólo quedan las paredes de su hueco y las trazas de los escalones impresos en ellas.

El castillo estuvo contorneado por un antemural, cuyos vestigios se observan a simple vistaen el suelo. Pero esfrente a la torre del homenaje, en el espacio dedicado a la entrada, donde quedan los restos más importantes. También frente a la entrada y coincidiendo con los restos del antemuro, se aprecian vestigios de un foso.

El material dominante es la mampostería. El ladrillo se encuentra en la barbacana, en los mechinales y en algunas trompas. Pero, sin duda, son los sillares los que aportan al conjunto su alto valor estético. Hay sillares muy bien labrados en las esquinas y el encuadre de los vanos. Los marcos de las ventanas son de diferente traza. Los mejor conservados corresponden a los lienzos de muralla meridional y de poniente y a las torres circulares. Son de arco rebajado. Aparecen enmarcados por una moldura de piedra, estriada con dos acanaladuras, la clave, resaltada, y un antepecho con saliente rebordeado.

Se abren en la torre cuadrangular del SE varias ventanas rectangulares con marco de piedra, y distintas aspilleras, una de las cuales es de palo y orbe. En la del homenaje cabe señalar un largo y estrecho vano realizado con sillares menos trabajados, que muestra su base redondeada. De las tres puertas señaladas anteriormente, sólo merece describirse la principal. Está formada por un arco de medio punto, construido con grandes dovelas yjambas de piedra. Sendas puertas se abren en las torres caballeras, formadas por un arco ligeramente conopial.

Y, en fin, tenemos las de la torre SE que permiten la continuidad del adarve a su traves. Son de arco rebajado y están realizadas en el material acostumbrado.

La fortaleza fue construida por los Silva durante el siglo XX4. A finales del XVI se mantenía en buen uso y plena actividad, pues el Conde de Cifuentes se ocupaba de nombrar alcaide y de asignarle un sueldo. Las Relaciones informan, incluso, de que en el edificio se guardaban “algunos falconetes y municiones para ellos”. Sabemos por las Descr¡pciones de Lorenzana que el castillo seguía en pie en el siglo XVI, pero ignoramos cuál era su estado de conservación7. En el siglo XIX su ruina era ya notable. Así se manifiesta en la contestación a la encuesta realizada en 1868 por la Comisión de Monumentos Históricos.

Fuente

biblioteca.ucm.es/tesis/19972000/H/0/H0047603.pdf

Cortesía de Un dron en la mochila

(Visited 1.599 times, 1.599 visits today)

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com

  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.