Castillo de Casasola

On by Pedro Mª Vargas

Nombre: Castillo de Casasola
Localidad: Chinchón
Comunidad: Madrid
Tipología: Castillo
Estado: Ruina consolidada
Visita: Finca privada
Localización: N40 09.778 W3 28.717

La planta del castillo de Casasola, es aproximadamente triangular, con dos torreones circulares en los vértices de su fachada principal.

Ocupa un espolón yesoso, por sus lados norte y sur lo circundan dos torrenteras de precipitado caudal, que aumenta considerablemente sus defensas y cuyo único lado accesible es un puente, que une un profundo y amplio foso, cortado a pico delante de su frente principal, única entrada que protege la Torre del Homenaje.

Pero lo más importante de esta casi arruinada fortaleza, es el gran pozo excavado en plena roca arcillosa, cuya boca inicial se abre en la parte más baja de la Plaza de Armas, y cuya salida imposible de precisar, por estar cegada en parte, supone una salida al valle, posiblemente a través de las muchas hendiduras de tajo o precipicio.

Se ingresa por un puente de piedra que atraviesa el foso formado por dos arcos, cuyos cimientos son parte de la misma roca. Es este foso medieval el mejor conservado de los existentes en la provincia. La puerta se halla situada junto a la torre derecha y protegida a su vez por la Torre del Homenaje. Esta construida de sillarejo del mismo material del terreno, es decir, yeso.

Si se llega la patio, donde sus propietarios construyeron dos dependencias modernas para poder habitarlo, ya que su estado es francamente ruinoso y donde lo más destacado es un pozo excavado en la roca, que puede considerarse una obra gigante por estar labrado en la roca, aumentando su interés, por tener una rampa labrada que desciende en torno al pozo en forma de caracol, a la que se cree que sería una salida a la base del peñasco. En las paredes de la derecha, existen varios socavones a modo de hornacinas o alacenas, que debieron de servir para guardar determinados utensilios. Se puede bajar hasta trece tramos de esta rampa, estando el resto cegado. Podría tener varias funciones; toma de agua, bodega y salida.

La Torre del Homenaje es de planta cuadrada con sus esquinas redondeadas. Se pueden apreciar dos pisos. A la altura del primero se ven dos arranques de una bóveda de piedra. Desde esta torre, un pasadizo conduce al interior de la torre derecha, desde la que se domina el foso. En el muro noreste quedan dos saeteras y restos de un torreón. Al estar desmochado, no presenta ningún tipo de almenaje.

Desde el castillo se divisa un amplio territorio del valle del Tajuña, así como otros emplazamientos de otros castillos, como Valderradela y Heza. Perteneció Casasola al sexmo de Valdemoro, que era parte de la comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, hasta el siglo XV, en que Don Juan de Contreras llamado el viejo adquiere estas propiedades y edifica el castillo, hijodalgo segoviano, con el intento de crear un dominio señorial, dándose cuenta del gran valor estratégico y no conformándose solo con el cobro pacifico de su nueva posesión, ya que tuvo varios pleitos con el Concejo de Chinchón sobre derechos de aprovechamiento de leña y pastos. Después paso a propiedad de los Arias Dávila, Condes de Puñoenrostro en 1583, concediéndoles en 1684 el titulo de Marqueses de Casasola.

No figura Casasola en las Relaciones Topográficas de Felipe II realizadas en el siglo XVI. En el Famoso Diccionario de Madoz, VII-336, lo sitúa dentro de Chinchón otro castillo o fortaleza titulado Casasola que da título al marquesado del mismo nombre. Federico Carlos Sainz de Robles, nos proporciona el dato en su libro Crónica y Guía de la Provincia de Madrid referente a que sirvió de alojamiento secreto a los políticos y militares de Madrid que trataron de la proclamación de Alfonso XII de Borbón.

Este castillo roquero, obra datada en el siglo XV, como hemos visto, es un claro ejemplo de propiedad feudal que se levanta como símbolo de posesión de señorío y unas tierras a las que defiende y no contra el tradicional enemigo musulmán del sur. De ahí la cuestión de pleito con los habitantes de Chinchón, que tenían también su castillo.

Casasola no ha participado en ningún hecho bélico importante, por ser un castillo tardío, castillo-residencia, aunque bien fortificada, pero no castillo real donde puede alojarse parte de un ejército, como lo fuera el de Fuentidueña de Tajo. Hoy, en propiedad particular.

Bibliografía: Guía de los castillos de Madrid. Jorge Jiménez Esteban, Antonio Rollón Blas. Pag, 115


Cortesía de Un dron en la mochila

 

A %d blogueros les gusta esto: