Castillo de Castrojeriz

On by Pedro Mª Vargas

 

Nombre: Castillo de Castrojeriz
Localidad: Castrojeriz
Comarca: Odra-Pisuerga
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Castillo
Estado: Ruina consolidada
Visita: Libre
Localización: N42 17.493 W4 08.172

El Camino de Santiago configuró la población con el aspecto que conserva: una kilométrica calle, la de los Peregrinos, que rodea el monte del castillo, y a cuyos lados se disponen casas de adobe con techos de teja. Castrojeriz fue, sin duda, una de las villas jacobeas más importantes de la Edad Media.

Castrojeriz está considerado como uno de los hitos de mayor interés histórico en el camino de Santiago y su castillo es el resultado de una historia dilatada y compleja. Fue ocupada por celtas, romanos (se dice que Castrum Sigerice fue fundada por Julio César), visigodos, árabes y por último cristianos, y en su castillo se desarrollaron importantes batallas entre cristianos y moros.

En el año 882 un capitán de foramontanos, Nuño Núñez, repobló la antigua población destruida por los árabes. En el año 974 obtuvo el primero de los fueros castellanos por el Conde García Fernández y en 1131 Alfonso VII la anexionó definitivamente a la corona de Castilla.

   

El casco antiguo de Castrojeriz, situado en la parte media-baja de la falda de la montaña, configura uno de los trazados urbanos más largos por los que discurre del Camino de Santiago con casi un kilómetro de longitud. En tiempos en él se situaban monumentales iglesias, tres conventos, hospitales (llegó a tener hasta siete), hospederías, mesones e importantes comercios en los que se expendían abundantes viandas traídas de ultramar.

El castillo de Castrojeriz es el elemento más antiguo de la villa del mismo nombre. Su construcción más primitiva es romana y posteriormente fue ampliada con nuevas construcciones y murallas visigodas y medievales. Como tal, el castillo fue construido por los árabes en el siglo IX y reformado por los cristianos en el siglo XV. El terremoto de Lisboa del año 1755 hizo gandes destrozos en él. 1

   

El castillo jugó un importante papel en la Edad Media durante las luchas civiles entre Alfonso el Batallador y doña Urraca. Posteriormente estuvo en manos de los Lara y los Castro, que convirtieron la fortaleza en el enclave básico de su influencia y control político. Hay que recordar que en él estuvo encarcelada Leonor de Castilla, reina de Aragón, que sería asesinada por su sobrino Pedro I de Castilla en 1358. Finalmente acabaría en las manos de los condes de Castrojeriz. Con los Reyes Católicos conoce su etapa de mayor esplendor. En el siglo XVI se inicia un periodo de progresiva decadencia y finalmente es abandonado tras los daños producidos por el terremoto de Lisboa en 1755.

Se construyó durante los siglos IX y X, a partir de la antigua torre romana, y durante la Edad Media se convirtió en un destacado centro de poder, jugando un importante papel en los numerosos conflictos de la época. En lo alto del cerro, a 900 m. de altitud, se levanta el castillo de Castrojeriz. Su forma es muy irregular, debido tanto a las sucesivas ampliaciones sufridas como a su adaptación a la condición escarpada del terreno. Un gran foso aísla el castillo de la meseta. Paralelamente corría una barbacana de la que apenas quedan restos, que al norte terminaba en un cubo aún bien conservado.

   

Se construyó durante los siglos IX y X, a partir de la antigua torre romana, y durante la Edad Media se convirtió en un destacado centro de poder, jugando un importante papel en los numerosos conflictos de la época. En lo alto del cerro, a 900 m. de altitud, se levanta el castillo de Castrojeriz. Su forma es muy irregular, debido tanto a las sucesivas ampliaciones sufridas como a su adaptación a la condición escarpada del terreno. Un gran foso aísla el castillo de la meseta. Paralelamente corría una barbacana de la que apenas quedan restos, que al norte terminaba en un cubo aún bien conservado.

La fecha de construcción de la fortaleza, excepto el torreón de época anterior, posiblemente de base romana, cimentada sobre hormigón romano de mortero, guijarros y sillería, situándose la entrada en el extremo del patio de armas, protegida por dos torreones. Parece que fue realizada en los siglos XIV y XV. Aunque se sabe que en el 882 Munio Núñez restauró la fortaleza, los restos que aún se conservan datan de los siglos anteriormente mencionados.

 

Entre los siglos XI – XII se refuerza con otra torre. Estas torres se conciben como bastiones defensivos, con muros gruesos, ventanas muy estrechas y puertas elevadas, facilitando su defensa desde las almenas. Durante los siglos XII y XIV se construye la Torre del Homenaje y las defensas avanzadas: foso, liza, y antemural. También se refuerzan los muros del patio y se macizan los torreones que protegen la puerta.

A finales del siglo XV la obra mas destacada es el gran cubo circular macizo que sirve como plataforma artillera. Como curiosidad se han encontrado proyectiles de piedra de unos 40 cm. de diámetro y fichas de hueso para jugar. También ha sido excavado el patio de armas donde se han encontrado placas de hierro con remaches de bronce, posiblemente de las puertas.

   

El patio de armas, la obra más irregular del castillo, se encuentra a un nivel algo inferior al resto de la fortaleza, ya que los muros se asientan directamente sobre la roca. El ingreso se halla en el lienzo sur y está semiarruinado. Su extremo norte ha desaparecido.

Una calle con losas recorre el patio de sur a norte, con dependencias como hornos y fogones en uno de los lados, mientras que al otro las dependencias son más altas, como de dos pisos, quizá habitaciones para la servidumbre y los soldados.

 El cuerpo más importante de la fortaleza se halla un tanto desplazado al oeste y se compone de tres partes. La del sur se halla muy destruida. La del centro, con dos saeteras mirando a la barbacana, comunica con el patio de armas por una pequeña puerta ojival, junto a la cual arranca una estrecha escalera en forma de husillo iluminada por abundantes saeteras. Las cubiertas se hallan completamente arruinadas, aunque aún se pueden observar los arranques de las bóvedas. Esta parte central debió ser la torre del homenaje. La parte del oeste consistió en un torreón al que se accedía desde el cuerpo anterior. En la esquina posee un gran cubo como complemento defensivo. El lienzo que cierra estos tres cuerpos tiene un grosor de casi tres metros para reducir su debilidad.

Los materiales son de diversa calidad, formas y dimensiones, yendo desde potentes sillares hasta menuda mampostería mezclada con cal y barro.

Los arqueólogos han podido comprobar que algunos muros han sido construidos con prisa, como si las amenazas musulmanas se cernieran sobre la población. Posteriormente no serían solo musulmanes los enemigos de Castilla, sino los reinos de Aragón y Navarra. Durante la ultima etapa – a partir del siglo XVI- el suelo es de losas y mantiene una suave pendiente hacia la puerta para drenar el agua de la lluvia.

Las distintas dependencias se organizan junto a las paredes de la cerca; almacenes, herrería, hornos y tahona se disponen en la soleada pared oriental, frente a ellos el aljibe y las cuadras sobre las que había un piso de pabellones o viviendas aprovechando el calor que desprendían los animales.

Junto a una escalera se encontró un aljibe de época posterior (siglos XVII-XVIII). En el año 1755, el terremoto de Lisboa causó grandes destrozos en el castillo y las murallas de la villa. Hoy día se encuentra en estado de ruina, aunque restaurado y consolidado en parte.

Es la torre principal y en ella se realizaba la ceremonia del homenaje; símbolo del poder del señor del castillo sobre sus vasallos y caballeros. Construida entre los siglos XIII-XIV y tenia cuatro plantas: la inferior esta excavada en el terreno rocoso y sirvió, según dicen los documentos, como almacén de vino y armamento. Desde este sótano y  a través de un pasadizo que comienza donde ahora esta la reja, se llega a un aljibe subterráneo imprescindible en caso de incendio.

Por la escalera de piedra construida en el interior del muro se sube al resto de los pisos. El mas interesante era el segundo, con amplias ventanas y cubierto por una bóveda de crucería de dos cuerpo. Todo ello indica que se trataba de la sala noble donde tenían lugar los actos oficiales.

Por el siguiente tramo de escalera se llegaba a la primitiva terraza almenada, transformada en el siglo XVI en una nueva sala cubierta con bóveda de cañón. El cuerpo de Torres es la estructura monumental mas importante de este castillo y su evolución refleja las transformaciones a lo largo de su prolongada historia.

Actualmente se ha restaurado y esta abierta al publico.

Con la inauguración del pasado miércoles 3 de julio de 2013, concluyen las tareas de restauración, consolidación y puesta en valor del castillo de Castrojeriz que se iniciaron en 2009 cuando ARATIKOS ARQUEOLOGOS, S.L realizó una serie de sondéos arqueológicos con el fin de conocer el potencial arqueológico de esta fortificación militar. 2

Fuente

1 www.castillosnet.org

2 Paneles informativos

Castrojeriz suma el Castillo a su proyecto de dinamización turística

I.P. / Castrojeriz – jueves, 04 de julio de 2013

Después de 14 meses de obras de investigación arqueológica y trabajos de rehabilitación, la Fundación de Patrimonio Histórico entrega la fortaleza al Ayuntamiento, que será el encargado de gestionar las visitas

Levantado en un destacado cerro de 917 metros de altitud desde el que se domina un amplio tramo del valle del río Odra, el Castillo de Castrojeriz se suma desde hoy al vasto elenco patrimonial de la villa, una de las importantes del Camino de Santiago.
Las obras de rehabilitación acometidas durante los últimos 14 meses y que ayer fueron entregadas por la Fundación de Patrimonio Histórico al Ayuntamiento castreño permitirá abrir la fortaleza medieval al público e integrarla en la oferta turística municipal. A la espera de concretar cómo planificará la Corporación la gestión de este nuevo enclave turístico, la alcaldesa de la villa explicaba ayer que, de momento, la idea es organizar unas jornadas de puertas abiertas y a continuación fijar un horario de visitas que bien puede ser solo de mañana, de 12 a 14, por ejemplo, o también aprovechar otras dos horas por la tarde, de 18 a 20 horas. Beatriz Francés añade que la idea es entablar contactos con la UBU de forma inmediata para que sea un becario el encargado de atender las visitas estos meses de verano. De cara al invierno, se proporcionará un teléfono para concertar las visitas; en ningún caso se dejará abierto todo el día, para preservarlo de posibles actos vandálicos.
Francés reitera que, una vez que esté en marcha el Centro de las Peregrinaciones en la iglesia de Santo Domingo, proyecto incluido en las Cuatro Villas de Amaya, se pretende contratar un guía turístico para atender toda la oferta que ofrece la villa, con la puesta en valor de todo su patrimonio artístico, etnográfico y militar.
La rehabilitación del Castillo para su puesta en valor como atractivo turístico y dinamizador económico se ha completado con la señalización direccional y didáctica a través de paneles colocados en sus distintas dependencias. Autoridades, vecinos y representantes de las administraciones que han cofinanciado el proyecto fueron los primeros en visitar las obras en un día absolutamente veraniego. El patio de armas fue el escenario para las intervenciones de los asistentes y la firma de la entrega por parte de José María Leal, presidente de la Fundación de Patrimonio, a la alcaldesa.
Leal recordó la labor de la Fundación, que tiene como objetivo la rehabilitación y conservación del patrimonio para su puesta en valor y que supone, además, una fuente de creación de empleo, que en el caso de Castrojeriz, se ha reflejado en 14 contratos.
Por su parte, Pilar Martínez, directora general de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, también destacó las excavaciones arqueológica realizadas en paralelo a la rehabilitación y la colaboración de las administraciones y entidades que han hecho posible este proyecto. Recordó que la inversión ha ascendido a 813.700 euros, cofinanciados por la propia Fundación de Patrimonio Histórico, del Ministerio de Fomento, con cargo al 1% Cultural, la Fundación Gutiérrez Manrique y el Ayuntamiento. Martínez adelantó que en la próxima convocatoria de Fomento, la aportación cultural pasará del 1 al 1,5%.
Por su parte, el arquitecto Antonio de la Fuente, explicó la intervención realizada, salpicada de datos sobre la historia de esta fortaleza, desde su construcción en el siglo IX, sus sucesivas ampliaciones y cambios, hasta su abandono tras los importantes daños producidos en la edificación por el terremoto de Lisboa en 1755.

INTERVENCIÓN

En cuanto a la intervención realizada, el principal objetivo era consolidar los elementos más significativos de la fortaleza, es decir, las tres torres que integran su cuerpo principal; además, se ha definido el perímetro y volumen de las defensas exteriores y se ha desescombrado el patio de armas y otros espacios, que se han acondicionado para que se puedan transitar en varios recorridos. La consolidación de las ruinas se ha logrado con el recrecido de los muros y protegiéndolos en su coronación. Además, se ha estabilizado la ladera de la esquina norte y la torre y se ha cerrado el patio de armas en su lado norte para lograr un mayor control del acceso y una mejor comprensión del Castillo.
Paralelamente, se ha excavado  una superficie de 600 metros cuadrados en el patio, la torre sur y la torre central y el Ayuntamiento ha acondicionado los accesos.

Fuente

http://www.diariodeburgos.es

A %d blogueros les gusta esto: