Castillo de Chinchilla de Monte-Aragón

 

Nombre: Castillo de Chinchilla de Monte-Aragón, Castillo de Xerif-El-Edrisi
Localidad: Chinchilla de Monte-Aragón
Provincia: Albacete
Comunidad: Castilla La Mancha
Tipología: Castillo
Estado: Bueno
Visita: Exterior
Localización: N38 55.138 W1 43.717

El castillo de Chinchilla de Monte-Aragón se alza sobre una montaña desde la que domina la localidad, de origen árabe, fué reconquistada por el infante don Alfonso con ayuda de los calatravos en 1241. Su auge económico llegó con Alfonso X el Sabio. Posteriormente se relacionó con el señorío de Don Juan Manuel, y en 1479 se incorporó a la Corona, siéndole concedido el título de Ciudad por el Rey Don Juan II de Castilla. En 1499, se inició un periodo de reforma con don Juan Pacheco. En el siglo XVII se transformó en cárcel, perdurando así hasta el siglo XX. Fue escenario de numerosas acciones en la Guerra de Sucesión y en la de la Independencia.

Entre los múltiples usos que ha tenido el castillo, uno de los más significativos por su duración en el tiempo es el de cárcel, ya que funcionó como penal del siglo XVII al siglo XX. Uno de sus prisioneros más famosos fue César Borgia, quien prácticamente lo inauguró.

Es un edificio de enormes dimensiones que se adapta a la morfología del terreno. Es de planta ovalada, tiene estructuras cúbicas en las esquinas y una impresionante puerta de acceso enmarcada por dos cubos circulares. El castillo se compone de dos recintos. Alrededor del edificio, se sitúa el foso excavado en la roca que se salva a través de un puente levadizo en épocas anteriores pero fijo en la actualidad.

Las torres y el foso son lo más característico de esta edificación pues carece de torre del homenaje. Las torres son de planta circular y se sitúan en las esquinas del recinto. No poseen almenas ni vanos. El foso se extiende a lo largo de la construcción y mide 6 metros de alto por unos 10 metros de ancho. El edificio está excavado en la roca.

Junto con las torres y el foso, también destaca la impresionante puerta de acceso, enmarcada por dos cubos circulares, que remata en dos arcos de medio punto con dovelas. En la parte superior aparecen dos bandas decorativas, una de ellas es el doble de gruesa que la otra. También destaca la heráldica, que se ubica en los cubos que custodian la entrada.

Esta impresionante obra arquitectónica está hecha en piedra. La mampostería y el sillar son las técnicas utilizadas a lo largo de todo el conjunto arquitectónico. La mampostería se usa para los muros y para aquellas zonas menos destacadas del edificio. El sillar se utiliza para las zonas más representativas e importantes del mismo.

Actualmente se encuentra restaurado y en buen estado de conservación. En el siglo XX se iniciaron las labores de restauración eliminando aquellas dependencias que le daban una clara connotación de prisión. Las últimas obras dotaron de una impresionante iluminación al edificio ya que se colocaron focos en el foso.

Es propiedad del Ayuntamiento de Chinchilla de Monteragón.

Fuente

www.castillosnet.org

Realizado por: Javier Rullan Ruano

 

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com