Castillo de Ciria

Nombre: Castillo de Ciria
Localidad: Ciria
Provincia: Soria
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Castillo
Estado: Ruina
Visita: Libre
Localización: N41° 37.271′ W1° 58.118′

El Castillo roquero de Ciria, situado a 1080 m, sobre la localidad del mismo nombre, esta datado del siglo X, construido sobre un castillo anterior. Adaptado a la cima en la que se asienta, junto a un barranco de unos 50 metros, utilizado como defensa natural, cuya finalidad era la de vigilar la ruta que circulaba desde Bilbilis a Numancia.

El castillo de Ciria estuvo unido a los conflictos fronterizos entre los reinos de Castilla y Aragón, siendo paso de Enrique de Trastámara para acceder a Castilla, en contra su hermano Pedro I el Cruel. En 1395 es entregada a don Juan Hurtado de Mendoza por el rey Enrique el doliente, junto con Ágreda, Vozmediano y Borobia, pese a la resistencia de Agreda. En 1430 el rey aragonés conquista los castillos de Ciria y Borobia, pasando de nuevo a Castilla tras la firma en Nápoles, en 1437, de las paces entre Aragón, Castilla y Navarra.

En 1443 doña Aldara, sobrina del condestable don Álvaro de Luna, lleva Ciria como dote a su boda con Don Carlos de Arellano, hijo del señor de los Cameros. Ya en 1771 se crea el título de Marqués de Ciria, entregado a Don José Pedro de Luna, llegando la sucesión hasta el Vizconde de Eza, Don Luis Marichalar y sus descendientes, el actual conde de Ripalda.

El castillo se encuentra en un estado lamentable, de planta rectangular, y fábrica de mampostería, no dispone de torre del homenaje, ni torres de flanqueo. La cerca esta jalonada por unas treinta almenas, algunas con forma de punta de diamante, y algunas saeteras.

Se accede a través del vano del que fue la puerta, muy deteriorada y con un grave riesgo de derrumbe. El interior del castillo, se encuentra colapsado en un terreno irregular, practicamente irreconocible, en el que se vemos uno de los dos aljibes que tenía.