Castillo de Cuenca

Nombre: Castillo de Cuenca
Localidad: Cuenca
Provincia: Cuenca
Comunidad: Castilla La Mancha
Tipología: Castillo
Estado: Vestigios
Visita: Libre
Localización: N40° 04.900′ W2° 07.613”

El alcazar musulman y posteriormente el castillo cristiano, estuvo situado en el barrio del castillo, en el acceso del arco de Bezudo, en la zona más alta de Cuenca, entre los ríos Júcar y Húecar, siendo durante siglos un importante enclave defensivo para la ciudad.

En el siglo IX los árabes construyeron una fortaleza y un conjunto amurallado, formando parte del dominio de los Beni Zennun, rebeldes que dominaron Uclés, Huete y Huélamo haciendo frente a Abderramán III, con quien al final tuvieron que pactar.

En el año 1177 la ciudad fue conquistada por Alfonso VIII tras meses de asedio con dos frentes de ataque.  Las tropas del Rey Alfonso VIII, situadas en el suroeste, y las tropas de Alfonso II de Aragón en el noreste. Se instalaron varios campamentos fortificados o albarranas. Convirtiendose la ciudad de Cuenca en un bastión fundamental para el avance de las tropas cristianas hacia el levante.

En 1325 el Rey Alfonso XI se lo entregó a Don Juan, hijo de Don Juan Manuel.

Los Reyes Católicos ordenaron la demolición del castillo, para acabar con los lugares defensivos de los señores feudales terminando con las deslealtades, siendo su demolición un símbolo de la caída del poder de los Hurtado de Mendoza.

En el siglo XVII, en el recinto del castillo se levantó la sede del Tribunal de la Inquisición, siendo utilizado como prision provincial hasta hace unos años. Este a su vez destruido de forma parcial en 1812, durante la Guerra de la Independencia Española y que desde finales del siglo XX y hasta la actualidad es sede del Archivo Histórico Provincial. Una serie de excavaciones y obras de limpieza han servido para la consolidación y puesta en valor de la fortaleza, de los restos de la muralla y de la gran torre que constituye el único resto visible del castillo y donde se puede subir gracias a unas escaleras metálicas.

El castillo está situado sobre una plataforma rocosa, construido mediante la técnica de soga y tizón, junto a un foso excavado enla roca, y un puente levadizo, que lo aislaba de la parte superior de la ciudadela.
Del castillo, datado en el siglo XIII, solo nos han llegado un torreón rectangular, de varias plantas, como lo delatan los mechinales que hoy vemos de sus forjados. También encontramos algunos fragmentos de muralla califal de diversas épocas de edificación. La estructura que hoy vemos, no corresponde al original fortaleza, sino a una parte de la misma que ha quedado integrada en las construcciones posteriores.