Castillo de Escalona

On by Pedro Mª Vargas

Nombre: Castillo de Escalona
Localidad: Escalona
Provincia: Toledo
Comunidad: Castilla La Mancha
Tipología: Castillo
Estado: Ruina
Visita: Libre
Localización: N40 09.974 W4 24.095

Se alza sobre un cerro a los pies del río Alberche que le sirve de protección natural y desde donde domina el terreno circundante. Es uno de los mejores y de mayor valor histórico de los conservados en la provincia de Toledo y su localidad es una villa de origen romano emplazada en una situación estratégica que debió ser fortificada en época muy antigua para controlar el paso del Alberche.

El Castillo de Escalona es uno de los mejores y de mayor valor histórico de los conservados en la provincia de Toledo. Escalona es una villa de origen romano emplazada en una situación estratégica que debió ser fortificada en época muy antigua para controlar el paso del Alberche.

Fue reconquistada a los árabes en el año 1130, y es desde entonces cuando se empieza a tener noticias claras de su historia, pues de su etapa musulmana apenas nos han llegado datos. Las torres albarranas fueron construidas por Don Juan Manuel.

En al año 1424, Don Álvaro de Luna, Condestable de Castilla, habilitó el edificio para usarlo como residencia particular. Posteriormente, pasó a manos de Don Juan Pacheco, caballero de la orden de Santiago, que lo mantuvo hasta siglo XVII.

Es importante señalar que el puente que pasaba sobre el río Alberche fue construido con los materiales del castillo, pues cuando las tropas francesas iniciaron el ataque a esta zona toledana arrebataron a la fortaleza sus cubiertas primitivas para emplearlas en la construcción del puente que cruza el río Alberche, creando así una comunicación esencial entre las dos orillas.

Fue declarado Monumento Nacional en 1922, pero ya había sido privado de todos sus elementos artísticos aprovechables o, simplemente, arruinados al carecer de techo, especialmente sus yeserías mudéjares que asombraban por su riqueza a los visitantes.

En el año 1853 el duque de Frías comenzó a desescombrarlo y techado, pero sus sucesores no siguieron su ejemplo y los restos del edificio fueron vendidos.

Hace pocos años fue adquirido por un entusiasta de los castillos españoles que lo está consolidado y restaurado con ayudas estatales, cosa que bien merece el que fue el más bello castillo de la provincia de Toledo.

Fuente:

CastillosNet

A %d blogueros les gusta esto: