Castillo de Hormaza

Nombre:  Castillo de Hormaza
Localidad: Hormaza
Comarca: Alfoz de Burgos
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Castillo Palacio
Estado: Ruina
Visita: Exterior
Localización: N42 19.298 W3 55.114

Los primeros señores de Hormaza fueron los Carrillo. Al morir el sexto señor sin descendencia los bienes pasaron a Juana, casada con Gonzalo Muñoz (o Núñez) de Castañeda, con lo que se pierde aquella varonía. A finales del s. XVII se daba el mayorazgo a María Luisa Crespí de Valdaura (o Delgadillo Avellaneda), uniéndose así al condado de Sumacárcel que entroncaría con los condes de Orgaz, cuyos descendientes mantienen la propiedad.

“El palacio” de los Castañeda se encuentra a la entrada del pueblo. Consta de un cuadrado al que rodea una fuerte barbacana ya desaparecida al Norte y algo del Este. Debió de tener un cubo muy grueso en cada esquina fabricado de mampostería, casi sillarejo, con relleno de cal y canto. Son bajos con un reborde en la parte superior para que rebota­sen los proyectiles.

Castillo de Hormaza 3

Poseen troneras y saeteras invertidas adaptadas al uso de armas de fuego. El lienzo del Oeste tiene alguna torrecilla apoyada en modillones. En el lado opuesto el espacio entre la barbacana y la torre está divi­dido en compartimentos que se comunican por medio de puertas de arco rebajado o de medio punto. En el extremo derecho del Sur se encuentra la entrada flanqueada por dos torres. Tuvo puente levadizo. Se aprecia perfectamente el foso que rodeó al edificio.

Castillo de Hormaza 4

El cuerpo central tiene su ingreso ligeramente despla­zado hacia la izquierda. Los cuatro paramentos poseen balcones amatacanados en el centro, todos iguales (el del Norte ya desaparecido). Los vanos son escasos, abiertos bajo arcos rebajados o de medio punto, alguno con ador­nos de bolas en su frente. Uno de ellos conserva la reja. En el extremo de los ángulos superiores del Oeste pue­den verse los escudos de los Castañeda. Remata el edifi­cio en una breve cornisa, sobre la que permanecen vigi­lantes débiles almenas. Son en realidad monolitos orna­mentales acabados en punta de diamante, recuerdo en “negativo” del espacio que hubieran dejado los auténti­cos merlones defensivos.

Castillo de Hormaza 6

Haciendo honor al nombre del pueblo predominan las paredes de tapial, en las que se aprecian perfectamente los agujeros de la horma. Van forradas exterior­mente de piedra. Esta ocupa más de un metro de grosor, después viene una capa de piedra informe mezclada con cal y finalmente un metro de mampuesto.

El tapial tuvo en algunos lados entramados de madera, en otros fue sustituido por adobe. En las esquinas, para mayor soli­dez, predomina la piedra con buenos sillares al exterior.

Constó de planta baja y tres pisos. Alcanza unos 15 metros de altura. Por su extraordinaria extensión el pala­cio resulta muy apaisado, poco esbelto.

Castillo de Hormaza 8

Hoy día permanece íntegro únicamente el lienzo del Oeste. El del Norte ya ha desaparecido. Los del Este y Sur han sufrido graves deterioros, pues se han descon­chado en buena parte. El palacio parece que no tiene otro sino mas que “ir tirando” lo mejor que se pueda, re­signándose a desaparecer dentro de no muchos años.

De los elementos de la fortaleza actual hay que dedu­cir que fue levantada, o al menos transformada, en los años del tránsito del s. XV al XVI. Sin embargo, al fun­darse el mayorazgo ya estaba construida. Como allí se asegura, Alfonso la heredó de su abuelo Juan Carrillo, dando a entender veladamente como que fue él quien la levantó. Si fuera así los restos más antiguos pertenecen a principios del s. XV. No se ve por ningún lado el escudo de los Carrillo y sí el de los Castañeda.

En 1517 Alonso Muñoz de Castañeda recordaba en su testamento que “yo he labrado con doña Catalina de Zúñiga mucho en la Casa de Hormaza”. Efectivamente -según Sente­nach-, sobre la puerta de la barbacana lucía el escudo de los Castañeda, encuadrado por el de los Zúñiga y En­ríquez, apellidos de Catalina. De esta época parece el palacio y, por supuesto, toda la barbacana.

Consta que a principios del s. XVI fueron alcaides Pe­dro Castellanos y Diego de Hermosilla.

Bibliografía:

Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos. Inocencio Cadiñanos Bardeci

Recreacción de Castillo Palacio realizada por Vicente Santamaría Saldaña

.

 

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com
  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.