Castillo de Laguna de Negrillos

Nombre: Castillo de Laguna de Negrillos
Localidad: Laguna de Negrillos
Provincia: León
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Castillo
Estado: Ruina
Visita: Exterior
Localización: N42° 14.327′ W5° 39.590′

El castillo de Laguna de Negrillos se encuentra en la población del mismo nombre, en la comarca del Páramo. En el año de 1205 Alfonso IX de León otorgó un fuero a Laguna de Negrillos y su alfoz de 13 aldeas en el que se mencionaba un castillo. Por ello, dicho castillo puede fecharse en el siglo XIII, aunque los restos actuales pertenecen a la reconstrucción realizada en el siglo XV por Diego Fernández de Quiñónes y María de Toledo, padres de don Suero de Quiñónes, que la utilizaban como residencia temporal.

El castillo se emplaza en el centro del lado oriental, contra la cárcava del arroyo; con 32 metros de lado cubre una superficie de poco más de 1.000 metros cuadrados. En la época inicial de la puebla la ‘torre Mayor’ del castillo debía levantarse en el ángulo suroeste, el actual cubo del valle. El castillo era un recinto cuadrangular levantado con tapias de hormigón de cal y canto junto con la cerca de la villa. Presentaba una tendencia cuadrangular, aunque ligeramente trapezoidal. Sus lados, con ángulos desiguales, se acercan todos a los 32 metros, no obstante el ángulo sureste redondeado descompensa ligeramente la fortaleza en conjunto.

   

La primitiva fábrica plenomedieval era de hormigón de cal y cantos rodados, muy grueso y compacto, levantado con ‘tapias’ de 1,25 y 1,40 metros de altura (se conservan hasta 11 tapias en el lienzo oriental) y ligeramente ataludado (2,5 metros de anchura en la base; 2 metros en la primera planta). El empleo de esta técnica tan peculiar en el reino leonés en la plena Edad Media deja algunas huellas de las ‘puertas’ y tablazón del encofrado al exterior, hoy aún visibles, que permiten identificar bien este tipo de fábrica. Un detalle interesante lo constituye la presencia de tramos curvos (ángulo sureste) logrado por cortas inflexiones de las ‘puertas’; en realidad es un ángulo multipoligonal con apariencia global curva, más resistente.

   

El acceso se situaba en el lienzo occidental, mirando hacia la villa, donde aún hoy se aprecia una amplia  puerta con arco gótico reconstruido en el año 2009. Originalmente debió carecer de torres de flanqueo; quizás sólo presentaba una en la esquina suroeste, donde se engrosa el lienzo y se aprecian arranques de muros hacia el interior donde pudo encontrarse una estancia más sólida, quizá la ‘torre Mayor’ del castillo plenomedieval. En el resto del patio los escombros del derrumbe impiden apreciar más construcciones.

Fuente

http://listarojapatrimonio.org

 

  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.