Castillo de Lara de los Infantes

On by Pedro Mª Vargas
Nombre: Castillo de Lara de los Infantes
Localidad: Lara de los Infante
Comarca: Sierra de la Demanda
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Castillo
Estado: Vestigios
Visita: Libre
Situación: N42 07.429 W3 27.403

Siguiendo la carretera de Burgos a Salas, en el trayecto de Mazariegos a Hortigüela, se hacen fácilmente visibles a la izquierda a través de los cortados ribazcos que ciñen el camino, los erguidos y míseros restos de la antigua fortaleza de Lara, coronando un dilatado y desnudo páramo que resguarda a sus pies el humilde caserío de Santa María de las Villas, de cierta notoriedad en el momento actual por la rica ornamentación de su arcaica ermita.

La localidad de Lara de los Infantes, se inserta dentro de la histórica zona conocida como “Tierras de Lara”. Los importantes restos de épocas pasadas encontrados en sus alrededores hacen pensar en este lugar como un destacado punto neurálgico en el territorio.

En lo alto de la Sierra de Peñalara hay un castro de la Edad de Hierro, defendido con doble muralla, y en el mismo espigón rocoso se han encontrado vestigios de otra población. Asimismo, son numerosos los restos romanos hallados y existe una calzada que transcurre próxima a este municipio.

Se cree que Lara de los Infantes fue fundada en el año 902. Su fortaleza ya existía en tiempos de Fernán González, convirtiéndose en un hito fundamental para la historia del territorio castellano. Dicho personaje fue nombrado conde de Castilla en el año 932, y, a partir de ese momento, logró articular institucional y políticamente un vasto territorio que incluyó las provincias de Burgos, Vizcaya, y parte de Álava, Guipúzcoa, Cantabria, La Rioja, Palencia y Soria.

También cabe señalar su arrojo guerrero contra los musulmanes, en especial, contra Abderramán III. Este castillo estuvo en manos de la prestigiosa casa de los Lara. Las constantes disputas entre la realeza y los nobles durante el siglo XIII provocaron que esta construcción estuviera en algunos momentos en manos de la corona y en otros en manos de esta familia. En el siglo XV, los Cartagena pasaron a detentar la alcaidía de Lara, pero con la llegada de los Reyes Católicos, este cargo recayó en los corregidores de Burgos, cuyo concejo ostentaba el señorío sobre la villa de Lara desde 1255.

A principios del siglo XVI, las noticias que se tienen acerca del castillo indican que éste ya se encontraba en ruinas. La fortaleza, en estado de evidente ruina, se alza en un extremo del denominado Picón de Lara, elemento distintivo sobre la comarca de Tierras de Lara.

En dicho emplazamiento todavía quedan restos de la cerca asentada directamente sobre la roca; tras ella, se puede apreciar el foso. El único paramento conservado pertenece, probablemente, al del oeste de la torre del homenaje, construida con granito y cal forrados con excelente sillarejo. Al norte se aprecian restos de una construcción abovedada de apariencia muy posterior, realizada en piedra y ladrillo.

El castillo de Lara de los Infantes experimentó diversas reparaciones a lo largo de los siglos. Gracias a las diferentes noticias sobre estas intervenciones, es posible conocer algunos datos sobre su aspecto en el pasado.

La fortaleza estaba compuesta por seis torres, más la del homenaje, que contaba con cuatro pisos. Asimismo, existía un puente desde las murallas exteriores a la puerta de la torre. A finales del siglo XVI, y gracias a un informe elaborado por el maestro Pedro de Castañeda, se sabe que el lugar estaba en un estado ruinoso, que requería de una inmediata reparación. 1

Sobre una encumbrada roca, con emplazamiento a más de mil metros de altura, se hallan situados los erguidos despojos de su primitivo castro romano, que ha intervenido muy eficazmente, y durante varias centurias, en la historia más íntima de Castilla.

En sus belicosas jornadas, ya al principio de la Reconquista nacional, en tiempos de Alfonso I, y de su hermano. D. Fruela, fue demolido, y tuvo que ser restaurado en diversas ocasiones, incluso al ser ocupado por las aguerridas huestes del Conde Fermín González. La importancia que ha tenido este antiguo baluarte en la historia burgalesa, ha influido para que sea uno de los cinco castillos que ornamentan el escudo de armas de la ciudad. 2

Estos Campos de Epopeya, que al amparo de la Peña de Lara desenvolvieron su vida histórica, pasaron del dominio musulmán al cristiano en la segunda mitad del siglo IX, en los días de Alfonso III (866-910): teatro ostentoso de las hazañas del buen Conde Fernán González, el nombre y soberanía de la comarca, con dignidad condal quedó vinculado en la gigantesca personalidad del campeón castellano. Amenazado en todo momento por las correrías musulmanas, el Condado de Lara, no vio su seguridad garantida hasta la muerte del terrible Almanzor en el año 1002.

A estos años tan alejados de nosotros, corresponde sin duda el ciclo heroico de la fortaleza, mas las fuentes históricas contemporáneas poco explícitas, guardan la más profunda reserva acerca del papel desempeñado en la vida militar y social del naciente estado. Con el alejamiento de las fronteras hacia el Sur, coincide el nacimiento del reino castellano y el cambio de fisonomía bélica del castillo de Lara. Desde Fernando I (1037-1065) la tierra de Lara es una de tantas demarcaciones de la joven monarquía, regida por nobles de alta significación, frecuentemente hostiles, sino a la personalidad a la política centralizadora y absolutista de los monarcas, en todo momento opuesta a los intereses de clase de la nobleza.

Unida a los destinos de la ambición nobiliaria señala un segundo período en su existencia que no finaliza hasta que los reyes la ponen en; manos del Concejo de Burgos. En el siglo XI después de Guttiarre Galerice, vemos al magnífico señor Gonzalo Muñoz, dominar en los últimos arios de la centuria en Lara, Carazo, Huerta de Rey y Osma; hermana del Conde fue al decir del P. Sota aquella Ximena Muñoz que fue amiga de Alfonso VI y que hubiera llegado a ser su esposa si el Pontífice, atendiendo a los grados de parentesco no lo hubiera impedido.

Fuentes

www.tierradelara.es

Torres Castillos Burgaleses. Gonzalo Miguel Ojeda

El Castillo de Lara Teofilo Lopez Mata

A %d blogueros les gusta esto: