Castillo de las Tetas de Viana

 

Nombre: Castillo de las Tetas de Viana, Castillo de las Peñas Alcalatenas o de Alkalathem
Localidad: Viana de Mondéjar
Provincia: Guadalajara
Comunidad: Castilla La Mancha
Tipología: Atalaya, torre
Estado: Vestigios
Visita: Libre
Localización: N40 39.558 W2 34.170

Las Tetas de Viana son dos atalayas naturales que resualtaron atractivas para el asentamiento humano desde la prehistoria hasta la guerra civil, en la cual sirvió de onservatorio militar. Se localizan en medio de La Alcarria dominando el valle del Tajo (1145 m), poseyendo una enorme visivilidad y constituyendo un enclave con una defensa natural inagualable, dada la pared vertical de roca caliza que les culmina.

De su importancia histórica dan testimonio las numerosas citas históricas. Según Francisco Layna serrano, esixtirían restos de una fortificación islámica en lo alto de unos de los cerros en el siglo IX. Además, según el Liber Privilegiorum, Alfonso VIII hizo donación en 1182 al cavildo de la catedral de Cuenca del “castillo de las Peñas”. Lo mismo quedó reflejado en 1580, en la respuesta 31 al cuestionario de las Realaciones Topográficas los vecinos de Mondejar contestaron:

“Respuesta 31: á los treinta y uno declararon: que en el termino desta Villa ay dos peñas de natural, criadas sobre dos cerros altos, encima de los cuales paresce habia habido Edificios antiguos y… los quales se llaman al presente las peñas de Braña, y que estos declarantes han visto un privilegio, que tiene un Monasterio que se llama Nuestra señora de Obila, en el qual die que se llaman las dichas peñas, las peñas de alcaten, las cuales dichas peñas son de estraña altura, por las cuales se ve mucha cantidad de tierra.”

Posteriormente, en 1793, el Conde de Cornide recoge la siguiente noticia: “…Don Francisco Anyonio Fuero que estuvo de cura en Azañon ha subido a la una de estas peñas. Me aseguró que se descubrían vestigios de población o castillo morisco, y que tenía escalones para subir al plano, entallados en la peña….(…)… el cura de Azañon, cree en ellas estaba el mojón o termino que la división de Wamba señala al obispado de Ercávica con el nombre de Alconta….”

En 1851, según Basilio Castellanos de Losada se podían ver restos de estructuras interesantes en el cerro suroeste, aunque la interpretación de este autór no sea del todo válida: “… hasta la mitad en que se hallan escalones hechos a pico que se conoce seguían hasta abajo. Después de subir con la mayor exposición de rodar a un precipicio cuyo fondo se pierde de vista, se encuentra el atrevido en una espaciosa explanada, de grande extensión circular cubierta de altas yerbas y sus bordes de rica balsámica y bojes, y el centro se ve como un gran pozo según su forma, pero que nos parece por la fábrica de fortísima argamasa de sus muros un antiguo templo romano e plano del de Vesta, el que tal vez estuviese dedicado a Diana de quien se habrá corrompido en nombre de Viana que hoy lleva la villa y las Tetas.”

Otra interesante es la que menciona Juan Catalina García López al respecto de unos hallazgos:

“Me acuerdo de que entre las antiguallas que había en la Biblioteca Nacional antes de que formasen parte del Museo Arqueológico, había unos ladrillejos romboides de carácter romano, y con ellos un escrito diciendo que habían sido recogidos por D: Basilio Sebastián Castellanos en una de las Tetas de Viana. Al incorporarse los ladrillos al Museo se perdió la nota que explicaba su procedencia. Si ésta es cierta, como parece, pudiéramos creer que en dicho sitio hubo una construcción romana”

En 1962 hubo prospecciones en la zona, hallando “un fragmento de vaso campaniforme, cerámica árabe decorada con pinceladas y bandas rojizas, sigillata hispánica, romana ordinaria y celtibérica fina”

En Mayo de 1988, con motivo de la apertura del camino de acceso a las Tetas de Viana, se produjo un hallazgo casual que Valiente Malla y Martinez Sastre analizaron como restos dispersos de un enterramiento campaniforme, caídos de alguna de las cuevas que se han ido fragmentando con el tiempo en la pared rocosa de la cima. Tras el estudio del material cerámico pudieron restituir un motivo cerámico en forma de estrella de cinco puntas para un cuenco campaniforme. 1

A este promontorio rocoso, se accedía antiguamente por una escalera de madera y en la parte superior, se tallaron en la roca unas escaleras, de las que hoy todavía son visibles. Actualmente, el acceso se realiza por una escalera metálica, como se aprecia en la fotografía. 2

Las primeras noticias históricas de Viana de Mondejar datan del año 886, en relación a la rebelión protagonizada por Calib ben Hafsum. ëste, siguiendo la rebeldía emprendida por su padre, el muladí Omar ibn Hafsum contra los emires cordobeses; llegó hasta la comarca de la Alcarria, apoderándose del castillo de alarilla, y aumentando las defensas de Zorita.

Desde aquella fortaleza saqueó las tierras de Toledo, haciéndose fuerte mediante la toma de durante algún tiempo el amo de la región. En este periodo de enfrentamientos, se le atribuye a este personaje la fortificación de “Al-Qual´atian” (las Tetas de Viana), y efectivamente se conserva en una de ellas los restos de un aljibe tallado en la roca fechado en época islámica.

En el año 1177 Viana pasó a manos cristianas tras la reconquista de Cuenca por Alfonso VII, rey de Castilla. Mas tarde, en 1182, fue cedida al cabildo de la catedral de Cuenca, junto a los castillos de las “Peñas Alcarreñas” (Tetas de Viana) y Peralveche. Desde entonces Viana, al igual que otras poblaciones de la zona, quedaron bajo la jurisdicción del Común de Cuenca rigiéndose por su fuero. 1

En la fotografía, Viana de Mondejar, localidad donde aún queda la puerta de la muralla que rodeaba el castillo, del cual solo quedan unos pocos vestigios, fue construido en el siglo XV (finalizado en el año 1445) sobre otra construcción anterior, destruido a finales de ese mismo siglo.

Fuente

1 El patrimonio municipal: Viana de Mondejar. Antonio Batanero Nieto

2 Castillos Net

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com
  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.