Castillo de Ocio o de Lanos

Nombre: Castillo de Ocio, Castillo de Lanos
Localidad: Ocio
Provincia: Álava
Comunidad: Pais Vasco
Tipología: Castillo
Estado: Ruina
Visita: Libre
Localización: N42 39.272 W2 49.292

En Ocio, coronando el enhiesto perfil del risco llamado Lanos, se levantan los restos de la antigua fortaleza de la que se conservan parcialmente el torreón, construido de arenisca con argamasa, y la barbacana que la cercaba, principal defensa de esta zona en época medieval. Desde esta posición se dominaba una de las rutas más transitadas durante ese período. La aparición de nuevas construcciones defensivas en su entorno, como la torre-palacio de los Sarmiento de Berganzo, controlarán los caminos y el comercio de la zona. Esta nueva forma de edificación no muestra su aspecto netamente militar sino que se impone un estilo más residencial, con una ventana geminada, una ventana de tracería gótica con parteluz, dos registros de arcos trilobulados y remates calados y dos saeteras. Por lo tanto los señores también buscaban una mejor calidad de vida y bienestar en el desarrollo de su vida cotidiana.

El castillo de Ocio controlaba tanto el propio valle del Inglares y su salida hacia el valle del Ebro, como el acceso hacia la villa de Salinillas de Buradón, donde existía también otro castillo denominado Buradón. Se encontraba en la mitad de una línea visual con las estratégicas fortificaciones de Toloño y Portilla. La edificación del castillo de Ocio supuso un refuerzo de la línea defensiva de la margen izquierda del Ebro con los de Portilla, Buradón, y Toloño.

Se trata de una reocupación tardo-romana de un antiguo hábitat defensivo de la Edad del Hierro, con continuidad en época medieval y con un carácter plenamente estratégico, sobre todo en los momentos en que el enclave formaba parte de la línea fronteriza entre Navarra y el condado de Álava o Castilla. Las referencias históricas son muy escasas y una de las más antiguas es de finales del siglo XIII, cuando aparece citado en la Crónica de Sancho IV de Castilla como una de las fortalezas sublevadas contra este monarca.

Castillo de Ocio 6

La villa y castillo de Ocio junto con Labastida fueron dados en señorío en 1370 por Enrique II de Castilla a Diego Gómez de Sarmiento, segundo señor de Ocio y señor de Berganzo. Dicho castillo fue construido por su hijo Diego Pérez de Sarmiento, tercer señor de Ocio, a principios del siglo XV, al igual que la fortaleza de la villa de Miranda de Ebro. En testamento otorgado en 1384 por su padre lo cita, por lo que se deduce que con anterioridad a la construcción realizada por su hijo ya existía un castillo.

El conjunto defensivo se compone de seis elementos principales: una torre, un edificio de una sola planta anexo a esta torre por el oeste y cuatro líneas de muralla concéntricas que no llegan a cerrarse. Los cuatro últimos elementos defensivos se articulan rodeando la torre, principalmente por el sureste, ya que hacia el noroeste la defensa está constituida por un barranco natural prácticamente insalvable. La edificación se desarrolló en seis fases. De la primera fase es la torre cuadrangular exenta que se eleva en el alto del cerro datada entre el siglo XI y la primera mitad del XII. En una segunda fase se construye el edificio rectangular adosado a la torre y una muralla que protegía la construcción por el norte, adaptándose al estrato rocoso.

La ampliación del recinto superior se lleva a cabo en la siguiente fase y es cuando el cadalso, construido en la primera, se sustituye por un matacán sobre la puerta, abriéndose una ventana saetera que tapa la anterior ventana. La cuarta fase consiste en trabajos de mampostería caliza sin sillarejos. El recinto inferior se edifica en la siguiente fase para ampliarse en la última. La puerta de la entrada principal consistente en un arco apuntado se erige también en la sexta y última fase, así como el anexo a dicha puerta para levantar edificios pero no de carácter defensivo, sino como vivienda o almacén.

Este poblado fortificado es abandonado para finales del siglo XV. Arqueólogos e historiadores medievalistas apuntan que las causas y motivos que llevaron a este abandono “realizado de manera pacífica, a juzgar por el registro arqueológico, pueden entenderse de la mano de varios hechos acontecidos en el último tercio del siglo XV: la fundación del mayorazgo de los Sarmiento en 1463, la integración de Ocio en la Hermandad de Álava por mandato de los Reyes Católicos en 1476 y la obtención del título de villa en algún momento de este periodo”.

A finales de los años noventa del pasado siglo el Equipo de Documentación Arquitectónica de la UPV/EHU, dirigido por el Catedrático de Arqueología Agustín Azkarate Garai-Olaun, llevó a cabo dos campañas de restauración y una puesta en valor de todo el conjunto defensivo para la conservación del castillo.

La primera campaña se realizó a lo largo del 2000 y la segunda desde principios de 2001 hasta mediados del año siguiente, para después comenzar la excavación arqueológica del interior de la torre y edificio anexo (posiblemente una capilla).

El proyecto de restauración fue realizado por el arquitecto David Velasco Prieto bajo la supervisión del Servicio de Patrimonio Histórico-Arquitectónico de la Diputación Foral de Álava.

Fuente

www.ayuntamientodezambrana.com

 

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com
  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.