Castillo de Pioz

On by Pedro Mª Vargas



  • Nombre: Castillo de Pioz
  • Localidad: Pioz
  • Provincia: Guadalajara
  • Comunidad: Castilla La Mancha
  • Tipología: Castillo Palacio
  • Estado: Ruina
  • Visita: Exterior


En medio de una extensa planicie que forma la primera alcarria entre el Henares y el Tajuña, se encuentra la fortaleza de tipo militar medieval, pero con objetivo netamente residencial datada a finales del siglo XV. Antiguo castillo abatido, pero con los muros en pie y bien conservados, domina a todo el pueblo y los muestra orgulloso sin un atisbo de arte ni de poesía. La historia de Pioz es muy escasa en acontecimientos, esta pequeña aldea perteneció desde finales del siglo XI, fecha en que posiblemente fue fundada tras las iniciativas castellanas de repoblación, al Común de Villa y Tierra de Guadalajara.

Castillo de llanura dominante de amplios horizontes desde los adarves de su defensa exterior, y visto a su vez desde lejanas posiciones en la plana meseta de la Alcarria baja. En leve altura sobre el pueblo, del que apenas destaca sobre sus tejados, se encuentra rodeado de un hondo foso que permitía la entrada habitual, con dos machones cilíndricos fuera de su perímetro que servían para que apoyara el puente de madera, levadizo, que se dejaba caer desde el correspondiente hueco abierto en la defensa exterior de la fortaleza.

En la parte septentrional una estrecha puerta permitía la entrada o salida, del castillo. El muro externo de la fortaleza, era muy grueso, construido en declive poco pronunciado.

Culmina en muralla poco elevada, con almenas y adarve o paso de ronda, al que se accedía por escaleras desde la liza. Torreones esquineros cilíndricos con orificios en forma de troneras con vanos circulares rematados en cruz donde se albergaban piezas de artillería.

El castillo presenta planta cuadrada, con muros altos y lisos en los que se abre algunos ventanales amplios; alargadas saeteras cubren el paso de ronda, y especialmente la entrada principal.

Fuertes torreones de planta cilíndrica se alzan en las esquinas, rematados en una leve moldura sobre la que posiblemente se alzaban esbeltas almenas, hoy totalmente derruidas.

La torre del homenaje, de irregular planta cuadrada por un lado y circular por otro, se levanta en la esquina noroeste; su acceso se hacía a través de un puente levadizo de brazo con contrapeso y eje central, un complicado sistema que hacía muy segura la torre, a la que debía ascenderse a través de una escalera de caracol interior.

Desde la entrada, era obligación discurrir en zig-zag por el puente levadizo para poder acceder a la puerta principal del recinto interior; ello obligaba a los visitantes a recorrer un amplio tramo de la liza o espacio de circulación interior, permitiendo su reconocimiento y la defensa desde dentro.

La función del castillo, aunque muy volcada hacia la defensa frente a un posible ataque guerrero, guarda una intención residencial motivada por el arquitecto que diseñara la fortificación.

Los romanos moriscos mencionan el castillo de Pioz como fortaleza del reyezuelo moro de Guadalajara, Glab- Sharah, cuya bellísima hija, Galiana, cuenta la tradición que permitió con su mano la victoria de Carlomagno sobre su rival Bradamonte.

Galeria 1

N40 27.815 W3 10.364

A %d blogueros les gusta esto: