Castillo de Torrejón de Velasco

Nombre: Castillo de Torrejón de Velasco, Castillo de Puñonrostro
Localidad: Torrejón de Velasco
Comunidad: Madrid
Tipología: Castillo
Estado: Ruina
Visita: Exterior
Localización: N40 11.274 W3 46.793
 

El castillo es de forma rectangular en el que se diferencian claramente los cuerpos, la torre del Homenaje, de tipo Torrejón y el recinto anejo con torreones, cilíndricos, Todo el edificado, Seguramente en el siglo XV (es uno de los mas atrayentes).

La torre del Homenaje es característica de los castillos llamadas castellanas. Tiene forma cuadrada con restos de haber tenido cuatro plantas mas la terraza, hoy inexistente, se encuentra adosada en la cara norte del segundo recinto y en sus esquinas exteriores se levantan dos finos torreones cilíndricos que alcanzan su máxima altura, muy similar a los que tiene el ábside fortificado de la iglesia de Colmenar de Oreja.

El acceso a la fortaleza se hacia antiguamente por una puerta situada en la planta baja de esta torre y era necesario torcer en recodo para acceder al interior de la fortaleza, la cantidad de escombros acumulados en la planta baja no dejan ver si en su parte inferior hubo algún tipo de sótano o aljibe, siendo probable ya que en otras edificaciones de este tipo existen unos restos.

La puerta es de arco apuntado, claramente gótica y labrada en sillería, no como el resto de la fortaleza y esta construido en gruesa y basta mampostería, se aprecia claramente las quincialeras donde iban alojadas las hojas de la puerta.

En la segunda planta, se aprecian restos de una escalera u estocados lisos, en ellas se abren tres ventanas, dos exteriores y una hacia el patio, bajo la que se encuentra una tronera circular con cruz encima.

El acceso a esta torre bien pudo hacerse por esta planta, ya que existe una puerta, tapiada, a la altura de la segunda planta del resto de la fortaleza, quedando aislada totalmente de la planta bajo la torre que, como ya hemos dicho, serbia de ingreso.

La tercera planta muestra, igualmente, restos de estucado liso, y tres grandes ventanas de la misma forma, una hacia el patio y dos exteriores, todas son exactamente rectangulares y enmarcadas con piedras mejor labradas que el resto de la fortaleza, hecha de gruesa mampostería, sobre la ventana que queda sobre los torreones exteriores, se aprecia la forma de un escudo, no así su contenido.

También en esta planta y en una de sus esquinas se ven los restos de una escalera de caracol que debía esconder desde aquí hasta la torrecilla.

En la cuarta y ultima planta, aparte de dos ventanas en entre planta, se abren ventanas en las cuatro caras de la torre, debió ser planta principal, ya que, además de ser la que mas luz tiene, se encuentra en ella los restos de una chimenea; desde aquí subiría a la terraza totalmente desaparecida, desde donde se dominaría tanto territorio de Madrid como la de la cercana provincia de Toledo, con la que casi hace frontera.

El recinto al que se adosa esta torre es casi rectangular. Tiene aproximadamente unos 50 metros en su parte mas larga, siendo mucho menores los muros donde se alzan la torre del Homenaje y contigua: en sus esquinas se alzaban cuatro torres cilíndricas de las que 1934 se conservan todas menos la situadas a la izquierda de la torre del Homenaje. La otra torre de la que configuraba esta parte del castillo, se cayo por estas fechas, en marzo de 1956, ya era un recuerdo la tercera torre, ultima de las destruidas, hará veinte años que se habrá caído, ya que en nuestras visitas a este castillo le hemos visto desmoronarse poco a poco, quizás sea uno de los castillos donde la ruina sea mas progresiva, pues en visitas espaciadas se nota su deterioro.

Entre estas torres esquineros se alzan otros torreones, dos cilíndricos, en sus lienzos largos y uno el mas pequeño, teniendo la particularidad de poseer un piso menos que las esquineras, que tienen cuatro y están separadas mediante bóvedas de ladrillo, en las otras son de simples vigas: hoy están habilitadas como palomar, también queda poco del lienzo de muralla que unía la primera de las torres desaparecida con el segundo torreón, por los restos existentes, la verdad que hoy en día no difiere nada de opuesto en la otra cara, situado simétricamente y sextamente igual a el.

La disposición de este recinto seria alrededor de un patio interior donde queda todavía el pozo y un abrevadero para el agua, debiendo de haber tenido sus crujías dos plantas por los arranques de las vigas que se observan.

Todo el recinto se encuentra desmochado, solo una cara de la torre del Homenaje se aprecian restos de dos almenas, el resto de los torreones se hayan techados con un vulgar tejado, menos el que se cree fue iglesia.

Solo cabe destacar la existencia de un portillo en la parte sur, ya que esta mas deteriorado a este portillo o puerta, donde hoy se abre un gran portón para dar paso a maquinaria agrícola, entre las torres del Homenaje y la torre caída de esa esquina. Hay que destacar que es también ojival como la puerta original y que se encuentra medio tapado. Don Federico Bordejé dice que tenia recinto exterior, no se ha apreciado nada de el, debió desaparecer hace mucho tiempo.

Cantó Tellez nos dice que Sancho IV de Castilla dono a Sebastián Domingo el pueblo y este fundo en el castillo y las murallas que rodean el pueblo. Esto hace suponer que este castillo se trataría del verdadero Torrejón que dio nombre al pueblo, entonces se llamaba Torrejón de Sebastián Domingo y sobre el, seguramente, se levanto el actual, ya que su construcción data, según se afirma, del siglo XV.

Perteneció a los Condes de Puñoenrostro y que al parecer, pasaron tan ilustres como Carlos V, Francisco I de Francia. Sirvió de prisión a Antonio Pérez en 1587, allí también llego a la muerte Don Martin de Acuña, que fue decapitado: tiempo después, sufrió prisión el Duque de Uceda, mandado encerrar por Felipe III; en los tiempos de la Guerra de la Independencia, fue habitado por los franceses, pero devastado. Después fue vendido a un particular que lo habilito para guardar ganado y material de labranza. Hoy esta en el mas lamentable estado de abandono y ni para esos menesteres se puede utilizar, pues es una pura ruina.

Julián Paz dice de el que fue Alcaide Alfon de Illescas, con diez mil maravedís de salario el 24 de marzo de 1455. Madóz  nos dice, refiriéndose al pueblo de Torrejón, que tiene un castillo del señor Conde Puñoenrostro, compuesto de dos habitaciones, alta y baja, que en la actualidad sirven para cámaras de particulares y las murallas están destruidas en su mayor parte.

Fuente

Guía de los Castillos de Madrid. Jorge Jiménez Esteban, Antonio Rollón Blas

.


Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com