Castillo de Villafeliche

On by Pedro Mª Vargas



  • Nombre: Castillo de Villafeliche, Castillo de Villafeliz
  • Localidad:  Villafeliche
  • Comarca:  Comunidad de Calatayud
  • Provincia:  Zaragoza
  • Comunidad: Aragón
  • Tipología:  Castillo Medieval Militar
  • Estado: Ruina consolidada
  • Visita: Libre


El castillo ya existía en época de la dominación musulmana, y fue reconquistado por Alfonso I el Batallador en 1121, durante su campaña en la cuenca del Jalón.

En 1131 se señaló como límite de la Comunidad de Calatayud, y en 1133, Alfonso VIII de Castilla, durante su breve dominio en Aragón occidental, donó el castillo al obispo de Sigüenza, pero desde 1142 perteneció a la Comunidad de Daroca.

Pedro II se lo dio en 1205 a su madre doña Sancha, recuperándolo posteriormente y entregándoselo en 1211 a los monjes del Monasterio de Piedra. Jaime I recuperó para la Corona de Aragón el estratégico castillo de Villafeliche en 1219, aunque lo donó en 1253 al obispado de Tarazona y cuatro años más tarde a Sancho Fernández de Azagra.

Desde 1366 perteneció a los López de Luna, por matrimonio de una Azagra con Fernán López de Luna, señor de Ricla.

Se sitúa sobre la falda de un promontorio cercano a la localidad, sólo accesible por uno de los lados, en el que se encuentra la puerta de ingreso; en el lado opuesto hay un estrecho foso que lo separa de la ladera montañosa; los otros dos flancos está defendidos por altos paredones rocosos, aunque por su posición era fácilmente abatible desde la montaña contigua.

Consta de un recinto amurallado cuya planta forma un trapecio rectangular con el lado mayor ligeramente curvado. Se aparejo es de piedras y tapial. En una de las esquinas que da al monte se levanta la torre del Homenaje, de planta cuadrada de unos siete metros de lado; ha perdido el remate y parte de sus muros, pero debió ser muy robusta.

Conserva algunos elementos interiores: la puerta de ingreso en arco de medio punto, situada a media altura y una ventana con guarnición de ladrillo en una cara. En las otras dos esquinas conserva sendos torreones también cuadrados. Uno de ellos, más moderno y mejor conservado, es alto y estrecho; su función consistía en proteger las gradas de subida al castillo y la puerta de ingreso; hoy está enlucido y su utiliza como palomar. Del otro, que debió ser más robusto a juzgar por la ruinas visibles, únicamente queda la base.

El recinto conserva un parapeto aspillerado que posiblemente fuera construido durante la época de las guerra carlistas, ya que parece realizado para armas de fuego. En la parte baja de la roca en la que se asienta, se pueden observar y son accesibles cuevas y grutas de gran profundidad, que seguramente serían utilizadas como almacén.

En el castillo se han realizado obras de acondicionamiento, como en la rampa de subida, etc. y también se ha consolidado el torreón que remata en la espadaña. Al lado del castillo, se encuentra el calvario, único del Reino de Aragón en el que antiguamente las familias del lugar podían enterrar a sus difuntos.

Fuente: www.turismodezaragoza.es

Galeria 1

 

N41 11.741 W1 30.552

A %d blogueros les gusta esto: