Castillo del Rey

Nombre: Castillo de la Rey
Localidad: Villarroya de la Sierra
Provincia: Zaragoza
Comunidad: Aragón
Tipología: Castillo
Estado: Restaurado
Visita: Exterior
Localización: N41° 27.825′ W1° 46.989′

El Castillo de la Rey se alza sobre una pequeña elevación de terreno de la población, junto al Castillo de la Reina, en el interior de la localidad aragonesa de Villarroya de la Sierra. Tras la reconquista cristiana de la zona por el rey Alfonso I de Aragón, el Batallador, en el primer cuarto de siglo del siglo XII, tras la caída de la cercana Calatayud, se levantó el castillo del Rey, en el lugar donde se emplazaba una fortificación musulmana, con el finalidad de reforzar la seguridad de la zona.

En el siglo 1367, en la guerra de los dos Pedros, Pedro I el Cruel de Castilla y Pedro IV el Ceremonioso de Aragón, el rey aragonés ordenó reforzar las defensas de Villarroya, lo que no evitó que cayera en manos castellanas en 1362. Posteriormente la villa fue devuelta a Aragón, y en el siglo XV fue conquistada de nuevo por los castellanos, recuperandose definitivamente por los aragoneses en 1454, tras negociaciones entre ambas partes.

El castillo fue construido sobre una elevación de terreno en la parte más alta de la localidad, construido formado por un pequeño recinto rodeado por una cerca, de la que nos han llegado algunos restos.

Sitúada en un cerro ovalado al Este de la población; un recinto superior se ubica en la cima, y otro externo recorre las laderas a un nivel inferior rodeando al primero. El superior tiene forma de óvalo, con dimensiones máximas de 51 x 24 m aproximadamente. Una foto antigua muestra que estaba formado por una serie de lienzos de tapia articulados entre sí y que carecía de elementos de flanqueo; tendría una altura de al menos 8,9 m. Sólo permanecen tres lienzos unidos en la zona oriental, con la puerta de entrada de sillería en arco apuntado, que suman una longitud de unos 15,18 m, más su prolongación muy perdida hacia el S en unos 12 m; la altura máxima conservada es de unos 4,25 m, y el grosor de 1,50. La técnica constructiva es tapia de tierra calicostrada sobre base de mampostería.1

La torre original dataría de los siglos XIII o XIV y los restos de los recintos corresponderían siglos XIV-XV. El aparejo es la mampostería reforzada con sillares en sus esquinas, de planta rectangular. La planta baja mide 11,38 x 8,95 m, espesor de 1,45 y 16,88 metros de altura. Disponía de 5 plantas, conservando los arranques a ambos lados de un gran arco de ladrillo, coronando la torre en un parapeto almenado, que originariamente sus merlones serían ligeramente abombados o piramidales.

El castillo ha sido muy transformado lo largo de los siglos, siendo restaurado recientemente.

Fuente

1 www.castillosenaragon.es