Ciudadela de Albalat

 Ciudadela de Albalat 1

Nombre: Ciudadela de Albalat, Castillo de Albalat, Makjada al-Bala, Medina Albalat, Madinat Albalat
Localidad: Romangordo
Provincia: Cáceres
Comunidad: Extremadura
Tipología: Ciudadela amurallada
Estado: Yacimiento arqueológico
Visita: Libre
Localización: N39° 46.475′ W5° 43.202′

 

La ciudadela islámica de Al-Balat se encuentra en la orilla izquierda del Tajo, situada actualmente hacia la altura del kilómetro 203 de la antigua carretera nacional N-V. Las ruinas de una ciudad cuyo nombre viene mencionado en fuentes árabes como Medina Al-Balat o Al-Belat. Fue capital de una “cora” o provincia musulmana en los siglos X al XI, con unos dominios que se extendían desde los linderos del macizo de Gredos hasta Medellín.

Su posición estratégica, en uno de los escasos vados del río Tajo la convirtió además en un punto de confluencia especial que justificaría las disputas por su control a lo largo de la Edad Media entre cristianos y musulmanes; estos últimos fundadores de la misma, la amurallaron fuertemente y utilizaron como base para sus razzias en las tierras de la marca o extremadura que entonces fluctuaba entre el Duero y el Tajo.

Ciudadela de Albalat 2 Ciudadela de Albalat 3

Hacia el 1084 debió pasar a poder de los cristianos en un momento en que el rey Alfonso VI presionaba sobre Talavera y Toledo, pero treinta años más tarde caería de nuevo en poder de los Almorávides que la retienen hasta 1142, año en el que los abulenses la conquistan y destruyen aprovechando el sitio y asalto a Coria por Alfonso VII.

Según los Anales placentinos, en el 1140, unos “perverse Christiani Maun traditerunt Coriam et castrum Albalat”, pero en 1144 volvería a ondear en sus muros el estandarte de la Cruz.

Ciudadela de Albalat 4 Ciudadela de Albalat 5

En 1189 aparece repoblada y temporalmente concedida a una naciente Orden Militar de Trujillo, que la perdería en 1195, cuando los Almohades empujaron de nuevo hacia el norte a los cristianos, que volverían a recuperarla definitivamente con Femando III.

A partir de entonces ya no se cita la fortaleza sino el vado, hasta el reparto de la moneda forera, cuando se la incluye dentro del sexmo del Campo Arañuelo, (primera cita histórica de la comarca).

Como ciudad decaería paulatinamente su rango, pero como punto de paso sería testigo de hechos muy destacados de nuestra historia, llegando a fundarse con su nombre, el de Campana de Albalat, una de las formas de concejos vecinales, más originales de los tiempos de la repoblación, al ser independiente del poder señorial.

Ciudadela de Albalat 6 Ciudadela de Albalat 7

Su decadencia la transformó en un campo de ruinas en el que salvo unas posadas construidas para ofrecer alojamientos a los viajeros del camino Madrid-Lisboa, en su solar no prosperó ninguna clase de estructura, llegando hasta nuestros días intacta y convertida en una estimable joya para el estudio de la historia del mundo musulmán y la reconquista en general de Extremadura.

Los alojamientos mencionados formaron parte de una venta denominada Lugar Nuevo, mandada levantar por el obispo de Plasencia D. Rodrigo Dávila entre 1710y 1750.

Ciudadela de Albalat 8 Ciudadela de Albalat 9

La ciudad de “Albalat” posee una cerca construida a base de tapial (barro, cantos rodados, paja y cal) que ha llegado bastante mal conservada hasta nuestros días. Quedan sin embargo restos del vano de la portada flanqueado por dos cubos cuadrados salientes, los cimientos de dos torres cuadradas separadas treinta metros y en la cara Norte, mirando al río, otra torre, mejor conservada, debido a que en su edificación se han utilizado aparte del tapial mampuestos irregulares.

Durante la construcción de la autovía Madrid­Lisboa se instaló en este solar un taller de montaje de armazones. Las labores que se derivaron para la instalación dañaron gravemente el yacimiento, apreciándose en muchas de las zanjas abiertas, cimentaciones de los muros de las casas de la ciudad, la estructura de algunas calles y revelando a su vez la presencia de niveles de ocupación histórica más antigua, que se remontan, a juzgar por los escasos restos que poseemos, a un periodo que va de la Edad del Cobre al Bronce Final y seguramente a la etapa Orientalizante.

Ciudadela de Albalat 10Se encuentra en estado de ruina, casi desaparecida, conservándose restos de algunos muros y torres. Una de las partes más dañadas fue la muralla Este, limada por completo para la instalación de casmatas y aparcamientos. De estos hechos se efectuaron las oportunas denuncias sin que se interviniera por parte de la Dirección General del Patrimonio para evitarlos.

Fuente

www.iboresvilluercas.com