Ermita fortificada de la Virgen del Castillo. Bijuesca

Nombre: Ermita fortificada de la Virgen del Castillo
Localidad: Bijuesca
Provincia: Zaragoza
Comunidad: Aragón
Tipología: Iglesia fortificada
Estado: Bueno
Visita: Exterior
Localización: N41° 32.482′ W1° 55.247′

Bijuesca fue una plaza estratégicamente muy importante, por su situación fronteriza con la provincia de Soria por la comarca de Calatayud, situación por la que tuvo que ser fortificada en numerosas ocasiones. A su lado se encontraba la iglesia como parte de la defensa.

Se tienen noticias de grandes obras realizadas por Pedro IV en 1357, cuando mandó despoblar el lugar y fortificar la iglesia y la parte que da hacia el río. A pesar de estas obras de fortificación, fue uno de los primeros castillos conquistados por Pedro I el Cruel en 1358, dejándolo bajo la alcaidía de su fiel capitán Gómez de Carrillo, a quien mandó ejecutar poco más tarde bajo sospecha de traición.

La ermita de la Virgen del Castillo se encuentra a media altura de la muela que domina la población de Bijuesca, junto al segundo recinto, fortificada en el año XIV (1.357) con una torre-campanario rematada por una cornisa de matacanes para defensa de la entrada.(1)

Tiene una nave de cuatro tramos, cubiertos por bóveda de medio cañón con lunetos, separados por arcos de medio punto apeados sobre pilastras. Remata la nave con un crucero-presbiterio de planta cuadrada cubierto con cúpula con linterna, apeada sobre pechinas. Todo este conjunto está formado por muros de cal y mampostería, con contrafuertes en la nave  y volumen levísimamente acusado en planta en la cabecera. La torre se sitúa a los pies, demuestra por su composición y altura, ser anterior a la nave. Consta de un solo cuerpo de mampostería con sillería en las esquinas con un vano apuntado en cada lado y sobre él dos de medio punto, rematado el conjunto por un pretil almenado volado sobre canes abocelados. En el interior de este almenado se dispone un chapitel piramidal muy agudo construido con mampostería. En la zona este y ocupando la mitad inferior del muro de la cabecera observamos la estructura de un antiguo ábside cubierto a doble vertiente en el que observamos un vano de aspillera encuadrado en sillería.(2)

De forma casual, en las obras de consolidación de la puerta de entrada a la ermita han sacado a la luz restos de cerámica del siglo XV y balas de catapulta, correspondientes a la Guerra de los Pedros, que enfrentó a varios reinos y que hizo que, durante un tiempo, tanto Bijuesca como otros municipios de la zona quedaran bajo dominio castellano. La puerta de la ermita formó parte de la muralla del castillo, que se abrió hace siglos para dar acceso a la ermita que se construyó allí.(3)

Fuente

1 www.castillosnet.org

2 www.turismodezaragoza.es

3 www.abc.es