Iglesia fortificada de Celada del Camino

On by Pedro Mª Vargas Arévalo


  • Nombre: Iglesia fortificada de Celada del Camino, Iglesia del de San Miguel Arcángel
  • Localidad: Celada del Camino
  • Comarca: Alfoz de Burgos
  • Provincia: Burgos
  • Comunidad: Castilla y León
  • Localización: N42 15.833 W3 56.005
  • Tipología: Iglesia fortificada
  • Estado: Bueno
  • Visita: Exterior


A fines del s. XI el monje Grimaldo mencionaba la “villa que vocatur Celata… in territorio muniensis castri est sita”. El pueblo, sin embargo, aparece por primera vez un siglo antes. Se encuentra en la carretera que de Burgos lleva a Palencia y Valladolid. Siempre destacó por ser un lugar muy transitado, como lo demuestra la segunda parte de su nombre. Primero fue la calzada romana, que recorría las orillas del Arlanzón, y después, durante la Edad Me­dia, el camino real. La importancia del lugar queda de­mostrado por el hecho de haber sido criado en Celada, por los García Sarmiento, señores del lugar, nada menos que Alfonso X el Sabio.

Entre los mayorazgos fundados por Fernando de Cas­tro y su mujer se encontró el de Celada para su hijo Je­rónimo. Un descendiente de éste, el marqués de Villa­campo, compró a S. M. la jurisdicción, alcabalas y ter­cias. Con éstos y otros bienes, sobre todo en la provincia de Burgos, formó mayorazgo para su nieto a fines del si­glo XVII. Al casar su descendiente María Luisa con Fe­lipe A. de Salamanca el título y mayorazgo pasó a este conocido apellido burgalés. Los Salamanca eran dueños de la torre de Sarracín.

El nombre de Celada, según Huidobro, parece indi­car un punto fuerte o de vigía. Ningún resto o topónimo lo recuerda y resulta difícil admitirlo si tenemos en cuenta que cerca se alzó el castillo de Muñó. Como punto estratégico volvió a cobrar importancia durante la primera guerra carlista, en la que se construyeron algu­nos fortines, uno de los cuales perduraba aún en 1925.

Consta que los Ayala tuvieron una casa fuerte en Ce­lada convertida hoy día en vivienda campesina. En 1674 se describía así: “Hallamos ser una casa grande de piedra con una torre con sus almenas la qual está a parte y sepa­rada de los demás del lugar y con una cerca grande tam­bién de piedra con sus almenas toda ella y enzima de la puerta y en dicha torre y zerca escudos de armas, en ellos se ve a mano derecha dos lobos y a la izquierda zinco roeles y orlado el dicho escudo con ocho aspas y toda la dicha casa en el modo de la fábrica, sitio y posi­zión della denota mucha antigüedad y nobleza..” Y casi un siglo después el corresponsal de Tomás López es­cribía: “Ai en dicho Pueblo dos casas de Palacios mui an­tiguas, la una con murallas alrededor de ella como si fue­ran murallas de ciudad y a las esquinas de ella un escudo de armas de los Salamanca y Aialas familias mui Ylustres y Antiguas en la ciudad de Burgos…” Pertenecía a los marqueses de Villacampo, quienes la tenían alquilada. Como dice Varona entró esta casa en el apellido Sala­manca a través de matrimonios con señoras apellidadas Correa Velasco y Ayala.

La iglesia de Celada resulta curiosa y típica por tener uno de los ángulos del ábside fuertemente murado. Los lienzos de dos de sus lados poseen robusta base saliente y están coronados de altas almenas, acabadas en punta piramidal. Todo es de excelente sillería. La iglesia fue renovada y ampliada en el s. XVI y quizá a esta época pertenezca dicha cerca que hoy día hace de cementerio.

La iglesia es una construcción románico-ojival de estilo cisterciense, renovada y ampliada en el siglo XVI. De la primera época quedan en pie el ábside, una espadaña de una tronera que se alza sobre el arco triunfal y la puerta principal, mas la parte baja de los muros y una capilla lateral. De la última son la torre en su parte alta, el rosetón que da al mediodía, gótico, y las bóvedas, hechas en 1539, según dice una inscripción puesta enfrente de la puerta de entrada.

La iglesia tiene cabecera románica, pero su interior muestra detalles protogóticos en el apuntamiento de la cubierta y en los soportes pareados de los lados. Según una inscripción, el resto de la nave tiene bóvedas realizadas en 1539. A los pies de la misma, se sitúa un coro alto decorado con bolas, realizado hacia el año 1535. El púlpito presenta tracería tardogótica semejante a las del gran vano circular que ilumina el interior del templo.

El retablo mayor, que se adapta al testero semicircular románico, es una obra romanista realizada por Felipe de la Gargolla a mediados del siglo XVII. En el banco aparecen los relieves de la Adoración de los Pastores y de los Reyes Magos, de Juan de Pobes. En el lado izquierdo hay una capilla, erigida por el Adelantado de Castilla Juan González de Celada, cuyo sepulcro se encuentra en la misma.

Posee un retablo romanista de finales del siglo XVI o comienzos del XVII, en cuyo centro se sitúa una imagen gótica de la Virgen de la Parra. En la capilla lateral de la derecha se conserva un retablo romanista del siglo XVII que contiene un extraordinario Crucificado gótico del siglo XIV.

Fuente: Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos (Inocencio Cadiñanos Bardeci)

Galeria 1

 

A %d blogueros les gusta esto: