Iglesia fortificada de Grijalba

 

Nombre: Iglesia fortificada de Grijalba, Iglesia de Nuestra Señora de los Reyes
Localidad: Grijalba
Comarca: Odra-Pisuerga
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología:  Iglesia fortificada
Estado: Bueno
Visita: Exterior
Localización: N42 25.966 W4 07.130

La iglesia, famosa desde sus inicios, dio nombre al pueblo: “iglesia alba”. La torre, a los pies, es extraña y tiene clara forma de castillete de no grandes dimensiones y poco profunda. Posee un gran arco apuntado en el in­greso al que abraza doble imposta. Encima viene un vano de arco de medio punto y varios bajo la cubierta del tejado, entre los que quedan una especie de almenas.

El ángulo del suroeste es achaflanado por corresponder al husillo al que iluminan algunas saeteras. En el cuerpo central del templo vuelven a repetirse los citados vanos y almenas, éstas menos numerosas al Norte seguramente para evitar el frío. La iglesia en su conjunto resulta extraña y hasta única en la provincia. La semejanza de materiales (sillarejo) de técnica hace pensar en un edifi­cio construido todo al mismo tiempo, levantado con cierta finalidad defensiva en el s. XIV.

Es una de las iglesias góticas rurales más importantes de la península, iglesia de traza gótica con planta de cruz latina de tres naves y crucero. A los pies de la nave central se encuentran la esbelta torre-campanario, con almenas sobre las que descansa el tejado.

La particularidad de esta torre es que bajo ella no se abre ninguna puerta de acceso al interior de la iglesia, y eso a pesar de existir un altísimo arco apuntado al estilo de lo estudiado en el resto de las iglesias de este tipo.

Este hecho, y la fácil apreciación de distintas fases de construcción en esta parte de la iglesia, nos hace ser precavidos a la hora de sacar conclusiones a estas alturas de la investigación.

Además de la mencionada torre hay que destacar la existencia de un sistema de defensa adicional no mencionado hasta ahora pero existente en otras iglesias castellanas: una galería o camino de ronda almenado situado sobre las naves que se muestra al exterior por la fachada de la iglesia.

Este espacio en las fachadas laterales de las naves, y permiten controlar el amplio espacio previo a la iglesia, ya que se convierte en un lugar ideal para defenderse frente al avance del enemigo mediante la utilización de proyectiles de largo alcance.

Fuente

Valentín Arrieta Berdasco. “Avance de estudios sobre la arquitectura de las iglesias fortificadas de Castilla y León”

 

  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.