Letra B


GLOSARIO


Bajorrelieve 

Relieve que sobresale del fondo menos de la mitad del bulto.

Balaustre (balaustrada) 

Cada una de las columnas pequeñas que con los barandales forman las barandillas o antepechos de balcones, azoteas, corredores y escaleras. Guarda cuerpo que se coloca a lo largo de una galería, balcón, tribuna, terraza, escalera, etc., por razones de seguridad y estética. Está formada por la sucesión de pequeños pilares unidos por un pasa manos.

Balcón Dionisiano

Ladronera en la que la altura del parapeto de frente y flancos no alcanza a cubrir a una persona, y habitualmente emplazada más baja que el adarve. Esencialmente es un endemismo portugués.

Se considera que hace su aparición en Portugal a finales del siglo XIII, en las fortificaciones labradas por Dionisio I (1261 – 1279 – 1325), particularmente asociado a las torres del homenaje, como parte de la evolución entre la defensa pasiva y la activa eclosionada en los dominios Capetos y Angevinos cien años antes. Ampliamente difundido en el siglo XIV lusitano, continua a lo largo del XV hasta alcanzar el mundo manuelino, aunque su natural evolución será hacía la ladronera y el matacán convencionales.

El habitual grado de destrucción en las ladroneras de las que con frecuencia sólo se conservan el doble o triple bocel escalonado de sus canecillos, hace que resulte problemático rastrear balcones dionisianos en el resto del territorio peninsular, salvo en casas-fuertes urbanas próximas a la raya portuguesa, en general, tardías y restauradas, y alguna modesta fortificación eclesiástica de la misma zona. Balcones amatacanados, sin las características de los dionisianos, si son frecuentes entre las ladroneras voladas a nivel de adarves o terrados, sin que su coincidencia funcional signifique hiperdifusionismo alguno.

Baldaquino 

Dosel que cubre una tumba o altar. El tipo más común descansa sobre cuatro columnas.

Balista

Máquina antigua de guerra para arrojar piedras.

Ballesta

Máquina de guerra con que se lanzaban flechas pesadas mediante un resorte. Cierta arma con el mismo fundamento que el arco, pero más complicada.

Baluarte

Voz de origen incierto e indicios polisémicos, en uso desde el último tercio del siglo XV para denominar pequeñas fortificaciones artilladas de características indefinidas, aunque en ocasiones aluden a reductos pentagonales en proa, a cielo abierto, y dotados de cañoneras. Este baluarte a la antigua poco tiene que ver, forma y funcionalmente, con el clásico polígono irregular que sobresale en el encuentro de dos cortinas convergentes y se compone de dos caras que forman ángulo saliente, dos flancos que las unen al muro y una gola de entrada, esencial de la fortificación abaluartada que eclosiona en la segunda mitad del siglo XVI.

Ballestera

Sinónimo de Saetera

Banco

Es la parte inferior del retablo el que se apoya el mismo. Si el banco lo forman dos pisos el inferior se llama soto banco.

Banqueta

Obra a modo de banco corrido desde el cual pueden disparar dos filas de soldados protegidos por un parapeto o muro.

Baptisterio 

Edificio exento, generalmente de planta central, destinado al bautismo y generalmente próximo al templo.

Baquetón

Moldura redonda vertical, normalmente dispuesta en hilera con otras. Semeja columnillas semicirculares.

Barbacana

Edificación avanzada y aislada de defensa y vigilancia de un ingreso, paso, puente, puerta, cabeza de puente o cualquier otro punto débil de una fortificación. También se denominan así unas aberturas similares a las aspilleras, con las que no se deben confundir, que tienen por objeto dar salida a las aguas pluviales en un muro de contención de tierras.

Confundida desde muy antiguo con los conceptos de falsa braga o antemural, saetera, cadahalso, matacán, tronera y revellín, a modo de vademécum babélico de la fortificación medieval, es polisemia que tiene su origen en la virtual inexistencia de estas defensas exentas en la arquitectura militar medieval de los reinos peninsulares, aunque no así en el resto de Europa occidental desde principios del siglo XIII a comienzos del XVI.

Normalmente asociada a un foso seco o inundado, la barbacana actúa a modo de torre-puerta albarrana, de travesía inexcusable para acceder a la fortificación principal. Puede haber más de una consecutiva o varias simultáneas.

Son siempre más bajas que los adarves de la fortaleza a la que precede, para que según el principio de la defensa escalonada, en profundidad, su caída no comprometa gravemente la del conjunto, que así domina a la barbacana.

Barbeta

Parapeto corrido, sin merlones ni aspilleras, para facilitar el giro de las piezas de artillería, en deriva indefinida, particularmente con la adopción tardía de los afustes de colisa para las torres de almenara artilladas. Suele ser abocelado.

Barcaje

Cantidad que se paga por pasar en la barca de un lado a otro de un río.

Barragana

Compañera. Concubina. Mujer legítima, pero de distinta condición social que su marido, y privada por ello de ciertos derechos civiles correspondientes normalmente a la mujer legítima.

Barrera

Muralla que rodea al castillo a modo de primera defensa, de menor altura. Puede contener torres, cubos y lienzos. No confundir con camisa.

Sinónimo antiguo de Falsabraga

Barrefoso

Sinónimo de Caponera.

Barroco 

Estilo artístico basado principalmente en el exceso de énfasis y abundancia de decoración, en contraposición al clasicismo renacentista. Se sitúa entre 1600 y 1750 y su nombre proviene de la palabra barrueco que significa “perla irregular”, ya que este estilo marcaba exageradamente las formas irregulares y onduladas.

Báscula 

Se le denomina así a la máquina capaz de levantar el puente levadizo

Basílica 

Edificio de interior organizado en naves separadas por columnas o pilares, correspondiendo mayor altura y luminosidad a la central, para  invocar el paso desde un mundo de tinieblas o pecado hacia la nueva  vida. Esta proyección de visa al encuentro de Cristo Sol de Justicia, orienta las naves al Este, de donde procede el astro que todo lo ilumina.

Basilisco 

Animal fabuloso y maléfico con cuerpo de gallo y cola de serpiente que mata con la mirada.

Bastida

Máquina de guerra antigua consistente en una especie de castillo hecho de maderos, con una protección para los que iban en él, con el cual se acercaban los combatientes a las murallas, batían el interior y las asaltaban.

Consiste en un castillo o torre de madera, relativamente móvil, más alta que la muralla asediada, a cuyo adarve podía hostigar y llegado el caso, intentar acceder por medio de un puente retráctil o pasarela.

Bastión

Baluarte

Batería 

Obra de fortificación destinada a contener algún número de piezas de artillería reunidas y a cubierto.

Beréber, berebere

Se aplica a los individuos del pueblo más antiguo y numeroso del África septentrional, y a sus cosas. En masculino plural, ese pueblo.

Bestiario 

Colección de fábulas ilustradas con figuras de animales reales o fantásticos.

Bibliopetraria 

Ver  balista.

Bicoca 

Voz genérica para designar una fortificación pequeña y de poca defensa.

Bifa

Ver trabuco

Blasón

Escudo de armas y también la figura que adornaba los escudos para distinguir una familia noble. En el campo de batalla, distinguir al amigo del enemigo podía significar la vida o la muerte. Cubierto con la armadura la elección resultaba difícil, de ahí el decorar el escudo y la capa unos signos especiales que lo diferenciase. Habían nacido los blasones.

La ausencia de maderas suficientemente duras y resistentes al fuego, obligó desde épocas tempranas a reforzar las puertas y ventanas especialmente comprometidas con una recubrición protectora. Normalmente este forro estaba compuesto por lamas o flejes horizontales de hierro, cobre, azófar o bronce, que superponían sus bordes remachados a los peinazos de las hojas del portón. El remachado y fijación se hacía con clavos de cabeza plana o gallonada y mayor longitud que el grosor de la puerta, para poder torcer en ángulo recto la punta que sobresale por la cara interna y así reforzar su encastre en el peinazo. Esta disposición, simple y efectiva, apenas experimento cambio alguno entre, al menos, el siglo IX y el XVI.

En ocasiones el chapado metálico se hacía con piezas sueltas, alfardones y estrellas de bronce, destacando así como un diseño decorativo y simbólico. También era frecuente otro tipo de forro protector, el realizado a base de gruesas pieles de buey recubriendo la cara externa, resultando las puertas y ventanas encoradas de la documentación del siglo XVI. Al igual que con las lamas metálicas, las pieles se fijaban a los peinazos con estoperoles.

Blindaje

Forro exterior de piezas metálicas o cuero para proteger de los impactos y del fuego a las puertas y ventanas de madera.

La ausencia de maderas suficientemente duras y resistentes al fuego, obligó desde época temprana a reforzar las puertas y ventanas especialmente comprometidas con una recubrición  protectora. Normalmente este forro estaba compuesto por lamas o flejes horizontales de hierro, cobre, azófar o bronce, que superponían sus bordes remachados a los peinazos de las hojas del portón. El remachado y fijación se hacía con clavos de cabeza plana o gallonada y mayor longitud que el grosor de la puerta, para poder torcer en ángulo recto la punta que sobresale por la cara interna y así reforzar su encastre en el peinazo.

En ocasiones el chapado metálico se hacía con piezas sueltas, alfardones y estrellas de bronce, si bien en su diseño y ejecución destaca el carácter decorativo y simbólico sobre el meramente defensivo.

También eran frecuente otro tipo de forro protector, el realizado a base de gruesas pieles de buey recubriendo la cara externa, resultando las puertas y ventanas encoradas. Al igual que con las lamas metálicas, las pieles se fijaban a los peinazos con estoperoles.

Bocana

Entrada en un estrecho o una bahía.

Bocel

Moldura de forma cilíndrica. Moldura lisa de sección semicilíndrica.

Bolaño

Bola o piedra que se lanzaba con las lombardas y otras armas semejantes.

Bombarda o Lombarda 

Máquina antigua de guerra con un cañón de gran calibre. Una de las más antiguas piezas de artillería con pólvora, utilizada en los siglos XIV y XV. Era muy pesada, de grueso calibre y muy lenta en la preparación del tiro. Disparaba proyectiles de piedra o bolaños.

Borje 

Voz genérica para designar a una torre pequeña integrada en una fortificación.

Borje contrafuerte

Torre cilíndrica o prismática de reducido grosor que, generalmente, se encuentra adosada a las esquinas o al lienzo de la muralla principal. Nace en la base del muro al que defiende y asciende hasta el parapeto al que sobrepasa en ocasiones.

Bóveda

Obra de fábrica que cubre un recinto. Se distinguen varios tipos de bóveda, en razón de su forma: bóveda de cañón, de superficie cilíndrica (secciones de arco de medio punto); bóveda de crucería, el resultado de cruzar entre sí dos bóvedas de cañón o apuntado (secciones de arco apuntado u ojival.

Bóveda baída 

Bóveda esférica cortada por cuatro planos verticales y perpendiculares entre sí.

Bóveda de arista 

Se crea por el cruce perpendicular de dos bóvedas de cañón.

Bóveda de crucería 

La formada al cruzarse dos arcos apuntados y nervados.

Bóveda de horno

La formada por un cuarto de esfera, usualmente usada en los ábsides.

Bóveda esquifada 

También llamada de aljibe, la formada por la intersección de cuatro paños triangulares esféricos con aristas entrantes.

Bóveda gallonada 

De gallones o gajos, la que recuerda o imita el aspecto de los gajos de una naranja.

Bóveda tabicada

La que se hace de ladrillos puestos de plano sobre la cimbra, unos a continuación de otros.

Brícola o brogola

Cierta máquina usada antiguamente para batir las murallas. Se trata de una máquina pedrera medieval, giratoria a fin de poder cambiar la dirección del tiro. La muralla de Barcelona fue defendida con esta máquina.

Brocal 

Antepecho de la boca de un pozo, generalmente de forma circular.

Buharda

Ladronera

Buhera o buhedera

Consiste en un orificio en el intradós de los pasajes de acceso para defensa, contra el forzamiento de los mismos, por hostigamiento cenital.

Es un recurso defensivo conocido al menos desde época altomedieval, y al que se le ha supuesto origen armenio en su modalidad exterior a la puerta de acceso, precediéndola y defendiéndola, en situación similar a un buzón matafuego, función que asimismo, llegado el caso, cumpliría.

Su cometido poliorcético está pues más cercano al de una ladronera volada en la vertical de un acceso que al de los orificios cenitales en el trayecto del pasaje, modalidad de buhonera algo posterior y que había de utilizarse hasta al menos bien entrado el siglo XIV.

La buhonera exterior a la puerta de posible origen armenio parece, en cualquier caso, anterior al modelo en el intradós del pasaje y a los demás dispositivos para el control vertical como cadalsos, ladroneras, matacanes o buzones matafuego y tanto en la fortificación hispano-musulmana como hispano-cristiana suele aparecer en ejemplos generalmente anteriores al siglo XV. Uno de los más tempranos es el que se percibe en la puerta califal de la fortaleza soriana de Gormaz, de cuidada estereotomía, y cuya disposición preludia el espacio a cielo abierto a modo de zaguán en alberca que vemos en puertas como la de la Justicia en la Alambra granadina, de mediados del siglo XIV, posibilidad de control similar al generado por un adarve volado, como en las Puertas de San Vicente y del Alcázar en la cerca urbana de Avila.

La invariante armenia de la buhedera exterior la encontramos generaciones después en numerosas fortalezas de la Cilicia  turca.

Más frecuentes y dispersas son las buhederas interiores, a modo de orificios cenitales en el pasaje de acceso, tras la primera puerta exterior. Pueden ser múltiples, o único en pasajes de poca anchura y longitud. También pueden existir en el intradós del puente de acceso a las torres albarranas, como en la fortaleza de Montalbán, o en cualquier otro pasaje, disponga o no de puertas, y así aparece por triplicado en el pasadizo que, uniendo distintos sectores de la liza, atraviesa el núcleo bajo de la torre del homenaje en Guadamur.

Burch

Pasa al castellano como Burg o Buj. Se aplica a una torre árabe de grandes dimensiones y habitable, de planta cuadrada y fuerte, a diferencia de la atalaya que es circular y pequeña.

Buzón 

Tipo de tronera, casi siempre destinado a piezas de artillería (aunque los había más pequeños, para arcabuces), lo podremos ver en fortificaciones de transición. Su morfología es totalmente diferente a la de las troneras, siendo de forma rectangular y, al contrario que troneras y aspilleras, el abocinamiento es siempre hacia afuera, en vez de hacia el interior. En caso de tener el abocinamiento y el derrame hacia el interior, se dispone de menos ángulo de visión y no permite batir zonas que estén por debajo del nivel de la boca de fuego. En los croquis que aparecen a continuación se verá más claro. Los buzones disponían también de un amplio abocinamiento a fin de darles el mayor ángulo de tiro horizontal posible. La mayoría de buzones que veremos estarán ubicados dentro de los fosos, a fin de batirlos en caso de ser invadidos por el enemigo, y en posiciones casi a ras del suelo. Hablamos de una artillería incipiente, con un alcance eficaz de apenas unos 150-200 metros, por lo que su uso estaba destinado a diezmar a las tropas que se aproximaban a la fortificación. De ahí que, las que estaban emplazadas a poca altura sobre el suelo, su misión consistía en barrer con metralla a los atacantes. La construcción de estos buzones, conllevaba una dificultad mucho mayor que la de una simple tronera. Por su tamaño, tenían forzosamente que ser construidos al mismo tiempo que el baluarte, dando lugar así a la cámara artillera del interior. En fortificaciones en las que no era posible llevar a cabo esta adaptación, no quedaba otra que edificar ante los viejos muros medievales obras exteriores que pudieran albergar piezas de artillería.

Buzones para armas ligeras 

Los veremos casi exclusivamente en  fuertes pirobalísticas.

Buzón matafuegos 

Conducto mural que desemboca en la vertical de un vano de acceso, para verter agua con la que combatir los intentos de quemar las puertas, u otras substancias agresivas para hostigar a los que intenten forzarlas.

Incendiar las puertas es el procedimiento más antiguo y simple, aunque eficaz, para forzar un acceso. Normalmente se acumulaba ante ellas fajina seca y aceitada para favorecer la combustión, que podía provocarse desde lejos con proyectiles incendiarios. Tradicionalmente las puertas se defendían de esa agresión forrándolas exteriormente con un blindaje protector a base de lamas o flejes metálicos remachados sobre la cara externa del portón, o encorándolas con gruesas pieles e buey claveteadas sobre los peinazos de la estructura del portaje. En cualquier caso si la situación lo requería  se empapaba insistentemente con agua la madera para aumentar su resistencia al fuego, o pedía tapiarse provisionalmente el acceso por dentro, mientras durase la emergencia y siempre que no fuera imprescindible su uso. Raramente se utilizó la rejería incombustible, como la cancela contrafuego denominada yett, presente en los siglos XIV a XVII en el norte británico.

Cualquiera que fuese las precauciones adoptadas para paliar los efectos del fuego en las puertas de acceso, lo más prudente era intentar evitar que éste se produjera, por lo que se procuraba verter agua por las buhederas exteriores o por las ladroneras, perfeccionándose en ocasiones el sistema  de extinción con un dispositivo especifico, el buzón matafuego, conducto en el grueso  del muro externo que presenta su salida directamente sobre la puerta, normalmente en forma de ranura horizontal para provocar la salida del agua a modo de cortina, cubriendo la mayor parte posible del vano.

En la Castilla del último tercio del siglo XV aparecen sendos dispositivos muy similares en la puerta del segundo recinto de la fortaleza segoviana de Coca y en la principal de la toledana de Casarrubios del Monte, ambas con la intervención del maestro de obras Ali Caro, mudéjar procedente de Ávila, y algo posteriormente en las fortificaciones de Trujillo (Cáceres).


(Visited 83 times, 83 visits today)

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com

  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.