Muralla de Ávila

Nombre: Muralla de Ávila
Localidad: Ávila
Provincia: Avila
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Muralla
Estado: Bueno
Visita: Horarios
Localización: N40 39.248 W4 41.967

La muralla de Ávila se encuentra en el corazón de la ciudad antigua y dentro de ella y a su alrededor se extiende el magnífico y rico patrimonio que ofrece Ávila a sus visitantes.

La historia tradicional siempre ha dicho que la muralla de Ávila se comenzó a construir el tres de mayo de 1090 por orden de Raimundo de Borgoña y se finalizó 1099. Si bien, el historiador Rodríguez Almeida mantiene que la muralla actual es fruto de diferentes épocas y corrientes, anteriores a la época medieval, y que esto se puede ver más claramente en el lienzo este, desde las proximidades de la Basílica de San Vicente hasta la Plaza de Santa Teresa, donde se pueden apreciar diferentes formas de construcción y materiales. Mientras que otros historiadores anteriores han manifestado que esto es debido a la utilización de materiales próximos que provenían de dos necrópolis romanas que había en la zona.

Puerta del Puente 4

Si bien, no ha sido demostrado ni una cosa ni la otra ya que las distintas fuentes históricas dan diferentes fechas de inicio y de finalización, pero lo que si parece claro es que en nueve años no se pudo construir una fortificación de tal tamaño y envergadura, aún cuando reutilizasen partes ya levantadas y no se construyera todo el perímetro actual. Sobre lo que sí hay consenso es que en esas fechas se levantó una muralla para proteger el antiguo poblado, pero al parecer la muralla que se levantó no cubría todo el perímetro actual, llegaba hasta las proximidades del actual arco del Carmen y subía en línea hasta las proximidades del arco de la Santa y con posterioridad se amplió hasta llegar al actual trazado que claramente es de origen medieval.

La muralla estaba dividida en zonas, según estuviesen situados los palacios y era defendida y vigilada por los hombres del noble dueño del palacio en cuestión, cada uno de ellos tenía encomendada la protección de una puerta de acceso. Del mantenimiento se encargaban los moriscos, los cuales dejaron su firma en diferentes tramos de la muralla, al incluir el ladrillo dentro de la construcción.

A partir del siglo XVII, Ávila entró en decadencia al irse los nobles a la corte, hecho que afecto al estado de la muralla que poco a poco se fue deteriorando, hasta llegar al punto de estudiar su derribo. El derribo no se llevó a cabo por falta de presupuesto y gracias a esto, a finales del siglo XIX se iniciaron los trabajos de restauración de la muralla que la han llevado a tener el magnífico aspecto que tiene en la actualidad.

La muralla de Ávila protege una superficie trapezoidal con un diámetro de 2.516 metros, está compuesta por 88 torreones y 2.500 almenas; sus muros tienen una media de 3 metros de grosos y 12 de altura, llegando a los 20 metros en las torres que protegen la Puerta del Alcázar y la Puerta de San Vicente. En sus muros se abren 9 puertas y cuatro portillos, actualmente tapiados o cerrados. Estos datos se han dado por buenos hasta que Mariano Serna se preocupó de desmentirlos ya que según su investigación daba como resultado que en la muralla de Ávila hay 87 torreones y 2113 almenas en la actualidad y originariamente habría 2379, sin contar los muros interiores que protegían el Alcázar.

Muralla de Ávila 8a

La anchura de sus muros varía entre los 2.60 y los 2.80 metros y su altura estaría comprendida entre los 10.5 metros en su lado sur y los 14.5 metros de su lado este, dando como media 11,5 metros y en relación a las torres varían entre los 17 y los 14 metros, siendo su media de 15 metros, sin contar las torres ya mencionadas de las Puertas del Alcázar y San Vicente que tiene 20 metros.

Al parecer tuvo foso en su lado este. Durante las guerras carlistas se ampliaron su defensas de las que solo quedan en la actualidad unos cimientos excavados en el Jardín de Prisciliano, junto al Arco de San Vicente. Se baraja la posibilidad que las iglesias románicas de extramuros que hay frente a cada una de las puertas de la muralla formaran parte de la defensa de ésta.

La muralla está compuesta por mampostería de diferentes tamaños y colores, dependiente de la cantera utilizada, utilizándose también se utilizó el ladrillo, el mortero, la cal.

Entre sus muros se pueden ver restos del antiguo acueducto romano, cistas, cupas, estelas funerarias, túmulos, aras, verracos, piedras de molino, etc. la mayoría de origen romano y vettón.

Es propiedad del Estado Español, pero gestionada por el Excmo. Ayuntamiento de Ávila, algunos de sus tramos son privados y pertenecen a los dueños de los palacios y al obispado. Su uso es turístico, siendo el monumento abulense más visitado tanto por los propios abulenses como por los turistas. Actualmente son visitables varios tramos que, sumando sus perímetros, superan el kilómetro y en breve se iniciarán los estudios para restaurar y abrir al público un tramo más, que será adaptado para personas con discapacidad física.

En la actualidad hay tres tramos abiertos (los dos últimos tramos se encuentran unidos entre si): El del alcázar, junto a los restos de este monumentos en la Plaza Clavo Sotelo, el de la casa de las Carnicerías, junto a la catedral y el de Carmen, en la ronda Vieja, junto a la antigua cárcel y actual Archivo Provincial, en la Plaza Concepción Arenal.

Cada una de las puertas y portillos que tiene la muralla guardan leyendas e historias que vale la pena conocer. Las puertas que dan acceso al recinto amurallado son:

Alcázar de Ávila 3

Puerta del Alcázar: La puerta del Alcázar se encuentra en la plaza de Santa Teresa al lado opuesto a la iglesia de San Pedro, de estilo románico es el elemento arquitectónico más singular de la muralla. Seguir leyendo

Puerta de la Catedral: Llamada también Puerta del Peso de la Harina (allí se guardó durante siglos el Pote de Ávila, un recipiente que regulaba el peso del grano que se introducía en la ciudad), la única adintelada de todo el recinto. Seguir leyendo

Puerta de San Vicente: La Puerta de San Vicente se podría conocer como la segunda puerta de acceso a la entrada o salida de la muralla de la ciudad de Ávila, la segunda en relevancia (de entre las 9 que forman el conjunto) después de la Puerta del Alcázar o del Mercado Grande, la cual es la más conocida e importante. Seguir leyendo

Puerta del Mariscal: La Puerta del Mariscal se trata de la primera puerta de acceso al recinto amurallado del casco histórico de la ciudad de Ávila, ya que se ubicaba en el acceso principal norte, posiblemente sea la única puerta que no ha sido modificada. Seguir leyendo

Puerta del Carmen: Esta Puerta, identificable por la espadaña de ladrillo, recibe su nombre porque allí se adosaba un convento carmelita, después Cárcel Provincial, sobre cuyos restos se ha levantado el actual Archivo Histórico Provincial. Seguir leyendo

Puerta del Puente: Fue abierta en el lienzo occidental de la muralla en los orígenes de la muralla, aunque reformada en los siglos XV y XVII. Seguir leyendo

Puerta de la Malaventura: Esta puerta de entrada y salida de la muralla, en la que se encontraba situado el barrio judio de Ávila junto con la calle de los telares, esconde dos historias. Una de estas historias se remota al año 1492, época en la que gobernaban los Reyes Católicos, Isabel y Fernando. Seguir leyendo

Puerta de La Santa: Da acceso a la casa natal de Santa Teresa, data del siglo XVI y tiene la misma estructura que el Arco del Carmen. Seguir leyendo

Puerta del Rastro: Es la puerta más moderna, es decir la última en añadirse a la Muralla de la ciudad de Ávila, databa del siglo XII. Seguir leyendo

Fuente

www.castillosnet.org

Mas información: wwww.muralladeavila.com

(Visited 916 times, 916 visits today)

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com

  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.