Muralla de Torrelaguna

Nombre: Muralla de Torrelaguna
Localidad: Torrelaguna
Comunidad: Madrid
Tipología: Muralla
Estado: Ruina
Visita: Exterior
Localización: Muralla  N40 49.787 W3 32.366, Torre de La Montera  N40 49.731 W3 32.230, Puerta de Burgos  N40 49.670 W3 32.152, Arco de Santa Fe  N40 49.686 W3 32.386, Arco de San Bartolome  N40 49.646 W3 32.339

Situada en un valle, según tradición oral, en la plaza de la iglesia es donde estaba la laguna y la torre, tema representando en su escudo municipal. De esto nada queda aunque sí sus murallas. Formaba parte de las defensas musulmanas de la línea del Jarama, punto estratégico entre el llano y la pre-sierra, y además lugar de cruce hacía Uceda, o Talamanca desde la plaza fuerte de Buitrago de Lozoya.

Alfonso VI la donó a la Iglesia de Toledo, y posteriormente Juan I la segregó y le concedió el título de villa real en 1930. Tenía entonces gran importancia. En 1436 nace aquí Francisco Jiménez Cisneros, que sería después Regente de Castilla, fundador de la Universidad de Alcalá de Henares y promotor de la toma de Orán en Argelia.

Felipe II en 1574 la incorporó a la Corona, separándola de la Iglesia a la que volverá en el reinado siguiente. Una tradición muy arraigada nos cuenta que Santa María de la Cabeza, esposa de San Isidro Labrador, muerta en 1180 era natural de Caraquiz, uno de los barrios de Torrelaguna. No se han conservado los pliegos relativos a esta villa en las relaciones de Felipe II. Don Pascual Madoz no recoge nada de obra militar en Torrelaguna.

IglesiaEl trazado de la muralla es sensiblemente rectangular, defendida al este por un arroyo que separaba el arrabal de la villa y donde estuvo la judería. En el centro de la población amurallada está la iglesia parroquial de Santa María Magdalena y su plaza. Aun, se conserva la Puerta de Burgos y el rehecho Arco de Santa Fe. Tuvo además otras dos puertas, de modo que casi estaban orientadas a los cuatro puntos cardinales.

Esta muralla se empieza a percibir más debajo de la calle Cardenal Cisneros, siguiendo la antigua ronda, hasta llegar al arrollo Matachivos, donde torciendo a la izquierda encontramos la Puerta de Burgos, que se abre entre dos torreones de planta cuadrada, todos en piedra caliza.

El de la izquierda según entramos se conserva mejor, y el de la derecha está prácticamente incrustado en una fea casa moderna, y se ve que fue más alto y grueso. El arco de la puerta es de medio punto y con una hornacina encima con una cruz.

Continuando por esta misma calle, aparecen nuevos restos con bastantes metros de longitud, hasta una torre desmochada mudéjar, de 7 metros de altura aproximadamente y planta cuadrada. Siguiendo encontramos un buen lienzo de muralla, con el único resto de almenaje, formado por tres almenas tronco-piramidales en sillarejo muy primitivo.

Por la calle de San Sebastián, siguiendo hacía el cementerio, aparecen nuevos lienzos, más una torre maciza, toda de sillarejo a la que se le han quitado las piedras bien labradas, conservada sólo en una altura de siete metros y con planta cuadrada. A su lado y próxima estaba una de las puertas de ingreso a la población.

Por último el Arco de Santa Fe, sencillo arco de medio punto recubierto de cal, da paso a la calle de su nombre en la Plaza de Montalbán. Continuando la calle llegamos al punto inicial de nuestro recorrido.

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com
  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.