Puerto Fluvial Romano de Caesaragusta

Nombre: Puerto Fluvial Romano de Caesaragusta
Localidad: Zaragoza
Provincia: Zaragoza
Comunidad: Zaragoza
Tipología: Yacimiento arqueológico
Estado: Vestigios
Visita: Horarios
Localización: N41° 39.315′ W0° 52.491′

El Puerto Fluvial Romano de Zaragoza se construyó en el siglo I d.C. en la colonia de Caesaraugusta, completándose sus instalaciones a finales del siglo I d.C. o principios del siglo II con la construcción de un mercado (macellvm) al este del edificio de acceso. El puerto fue abandonado a mediados del siglo VI.

El río Ebro era navegable en la época romana desde Dertosa (Tortosa), donde existía un puerto mixto marítimo y fluvial, hasta Vareia (Logroño), y a lo largo de sus orillas se desarrollaba un intenso comercio que favoreció la aparición de puertos fluviales en varias ciudades, de los que el de Caesaraugusta era el principal enclave redistribuidor en el centro del valle tanto de mercancías procedentes del interior (trigo, madera, hierro, pieles, lino, etc.) como de la costa (vino, salazones, cerámicas, mármoles, joyas, etc.).

Las instalaciones portuarias se extendían por la orilla derecha del río, aprovechando el carácter tranquilo de las aguas en esta zona. Estas instalaciones contaban con un gran edificio que se abría al río por una bella fachada de arquerías. Desde esta arquería se accedía a un vestíbulo que a través de una escalinata comunicaba las instalaciones portuarias con el recinto del Foro Romano.

El abandono de estas instalaciones llega a mediados del siglo VI, cuando se ciegan las grandes arquerías que daban al río, probablemente para hacer frente al asedio franco del año 541. La actividad portuaria continuó durante los siglos siguientes.

En el Museo del Puerto Fluvial de Caesaraugusta se pueden contemplar algunos restos arqueológicos de estas instalaciones portuarias.

Fuente

www.turismodezaragoza.es