Torre de Cantimplor

Nombre: Torre de Cantimplor
Localidad: Espinosa de Los Monteros
Comarca: Las Merindades
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Torre
Estado: Bueno
Visita: Exterior
Localización: N43 04.676 W3 32.813

Esta torre perteneció a los abades de Vivanco. La familia Angulo Vivanco Ortiz poseía en Espinosa de los Monteros las torres de Valanto y Cantinflor. Juan Ortiz, señor de la torre de Cantinflor, se consideró por su apellido descendiente, nada menos, que de un capitán de este apellido de tiempos de Fernán González. Fundó mayorazgo para su hija María, casada con Hernán Sánchez de Angulo, señor de la Torre de Oteo.

Como el hijo mayor sucedió en el mayorazgo de este último apellido, quedó para el segundo, llamado Juan, la torre de Cantinflor. En el siglo XVI un descendiente sucedería en el vínculo pero no en la torre, pues ésta, a cambio de ciertas heredades, pasó a los abades de Vivanco y señores de Oteo, de quienes fue en adelante.

Como el hijo mayor sucedió en el mayorazgo de este último apellido, quedó para el segundo, llamado Juan, la torre de Cantinflor. En el siglo XVI un descendiente sucedería en el vínculo pero no en la torre, pues ésta, a cambio de ciertas heredades, pasó a los abades de Vivanco y señores de Oteo, de quienes fue en adelante. A mediados del siglo XVII un informe decía que la torre de Cantinflor era solariega de Ortiz y Vivanco, cuyos apellidos andaban juntos desde hacía más de doscientos años.

La torre es de planta rectangular, de 18 metros de longitud por 10 de ancho y 1,20 de grosor. Está desmochada, y se dice que poseía una planta más alta y almenas. El acceso, al sur, se realiza por un arco ojival volteado por grandes dovelas excelentemente trabajadas. A pesar de las reformas aún quedan varias saeteras y algunos escudos. En lo alto hay dos pequeños ajimeces con dos escudos de los Alvarado Bracamonte, del Ribero, colocados posiblemente en el siglo XVI.

Interiormente tienen una saetera entre los asientos tallados a los lados. En el lienzo menor del sureste hay un buen ventanal con dos prolongadas saeteras a su lado que vuelven a repetirse en el opuesto, encuadrando ahora un ajimez igual a los descritos antes.

Prescindiendo de las muchas ventanas abiertas modernamente en la pared del noroeste, los demás vanos son iguales a los de la fachada principal, aunque con diferente distribución. Tanto en los huecos como en las esquinas destaca el empleo de excelente sillería, siendo el resto de los muros de mampostería. Se encuentra en buen estado, aunque transformada. En la actualidad pertenece a la Familia Martínez – Sainz de la Maza.

Fuente: Castillosnet


Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com
  • Suscríbete a Castillos del Olvido

    Introduce tu correo electrónico para suscribirte y recibir notificaciones de nuevas entradas.