Torre de Huérmeces

Nombre: Torre de Huérmeces, Torre de los Padilla
Localidad: Huérmeces
Comarca: Odra-Pisuerga
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Torre
Estado: Ruina
Visita: Libre
Localización: N42 31.349 W3 46.460
 

En las afueras del pueblo se levanta la torre de los Padilla, de la que permanecen dos lienzos enteros y una parte y el arranque de las otras dos. Aparece por primera vez en la manda de Isabel Pacheco a su hijo. Jerónimo en 1528. En el inventario formado a la muerte de éste se cita como “una torre con sus heras que alienda delante con heras del Concejo por todas partes”. En 1774 escribía el alcalde del lugar: “…en el término y pradera que llaman la torre, hay un fuerte cuya posesión es del duque de Abrante, su uso y estado no es más que la apariencia por de fuera, por dentro está toda desbaratada, aunque de tiempos antiguos muestra haber sido otra cosa… del foso, contrafoso y puente levadizo no hay más que los vestigios de lo que ha sido…”.

Consta de un rectángulo de 13 por 10,25 metros de lado por 1,90 de grosor. Al Oeste tuvo un cuerpo adosado del que únicamente quedan los cimientos entre la maleza. Al exterior sólo varias saeteras y un vano adintelado permanecen íntegros. Según los vecinos la torre tuvo almenas apoyadas en doble modillón. Interiormente poseyó sótano y aún se aprecia parte de la planta baja. En el primer piso pueden verse aspilleras de muy variado tipo, perfectamente trabajadas. En el segundo los vanos son más escasos. A partir de aquí los paramentos se estrechan notablemente. Sobre el rehundimiento formado así como sobre canes todavía visibles, se apoyaron las vigas del tercer piso. En éste aparece una ventana de arco de medio punto. Encima venía la última planta de la que queda un buen trozo. En todos los lados se ven mechinales en los que se incrustaron las vigas.

 La torre es de mampostería con buen sillar en las es­quinas, que se prolonga ligeramente por los lienzos y en­cuadra los vanos. El interior de los muros está relleno de cal y canto. Fue destruida hace unos treinta años para aprovechar sus materiales en la construcción. La tipología de los vanos (alguno con arco de medio punto), la extraordinaria perfección en el tallado de los sillares, con variado molduraje, que los encuadran inte­riormente, así como el año en que se cita por vez prime­ra, parecen demostrar que la torre se levantó a comien­zos del s. XVI.

Fuente

Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos. Inocencio Cadiñanos Bardeci

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com