Torre de Mendoza

On by Pedro Mª Vargas



  • Nombre: Torre de Mendoza, Torre del Infantado

  • Localidad: Mendoza

  • Provincia: Álava

  • Comunidad: País Vasco

  • Tipología: Torre

  • Estado: Bueno

  • Visitable: Exterior



La ubicación de esta torre de Mendoza es muy estratégica pues es un punto de enlace entre los caminos de Castilla y la zona del Ebro. Dista pocos kilómetros de la capital, Vitoria. Las torres de los alrededores completaban el conjunto defensivo. Entre las poblaciones vecinas, debemos señalar: Nancares de la Oca y Foronda.

Los orígenes de la torre se remontan al siglo XIII. Sin embargo, su historia está unida a los Mendoza que son del siglo XII. Estos ejercieron de mayordomos reales con Urraca de Castilla. Posteriormente, adquirieron los títulos de cofrades de Álava y almirantes del mar. Poseyeron diversos territorios en Andalucía y fueron calificados como segundos reyes.

Lo más curioso de este edificio es la historia de sus propietarios: los Mendoza. Estos fueron partidarios de Castilla y lucharon sucesivamente frente a los Guevara, quienes apoyaban la zona Navarra. Su historia viene marcada por capítulos de suma importancia como su participación en las Navas de Tolosa y su influencia en América donde fundaron varias ciudades.

La torre sobresale del entramado arquitectónico. El muro rodea la edificación con cuatro cubos en sus vértices. Los vanos y las saeteras se abren a través del muro de la torre y de la estructura que la rodea. La torre remata en una techumbre a dos aguas propia de estas edificaciones.

La torre del homenaje de este castillo sobresale de todo el conjunto de forma destacada. Consta de cinco pisos: la planta baja, el primer piso ¿cuyo suelo es de madera¿ y los tres restantes ¿en los cuales se abren vanos y saeteras de tipo defensivo¿. El último piso se remata con una cubierta o techumbre a cuatro aguas, propia de esta zona septentrional de la península.

La historia del monumento viene estrechamente unida a diversas familias que fueron dejando su impronta en él. Entre los linajes destacan: Silva, Sandoval y Téllez de Girón. Todos ellos aportaron sus escudos al edificio. Así, hoy en día, el castillo alberga una sala donde se exponen los escudos de las familias más importantes de la zona alavesa.

El material utilizado es la piedra que está trabajada con gran laboriosidad en sillarejo. Este material da al edificio un matiz defensivo; además, gracias a su dureza, lo ha mantenido en buen estado a pesar del paso de los años y de los continuos avatares climáticos a los que tiene que estar expuesto.

El estado de todo el conjunto es bastante bueno. Fue restaurado para servir de sala de muestras de la heráldica de esta provincia alavesa. La mayoría de sus plantas se encuentran en buen estado y se percibe perfectamente su estructura y su decoración. El tejado se ha dotado de un sistema muy utilizado en esta zona norte. En 1963, la torre fue restaurada dotándola de todo el esplendor que tuvo en etapas pasadas.

El propietario lo cedió a la diputación de Álava para su uso como museo pero, al cerrarse éste por no cumplir la normativa de acceso, ha vuelto a sus dueños y actualmente (2013) permanece cerrado, no puede visitarse.

Fuente: CastillosNet

Galeria 1

N42° 51.593′ W2° 46.441′

A %d blogueros les gusta esto: