Torre de Santa María

 

Nombre: Torre de Santa María, Iglesia de Santa María la Real
Localidad: Aranda de Duero
Comarca: Ribera del Duero
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Torre
Estado: Bueno
Visita: Exterior
Localización: N41° 40.291′ W3° 41.357′

La villa de Aranda de Duero se encuentra situada en un altozano, al sur de la provincia de Burgos, atravesada por el río Duero, en el que desembocan sus afluentes Arandilla, Bañuelos y el Arroyo de la Nava. Siendo una vía importante entre Soria, Segovia, Palencia, Valladolid, Madrid y la capital de la provincia, en la edad media estuvo protegida por una cerca, que no ha llegado hasta nuestros días, sin que se tenga constancia de castillo alguno. 1

En cuanto a la ubicación de la torre, muchas son las hipótesis de la villa siendo la de que Aranda se fundaría como un núcleo de forma alargada teniendo por límite septentrional el foso del Bañuelos y por el sur la zanja natural que hoy sería la Calle Pedraja. En esa forma almendrada las parroquias de San Juan y Santa María ocuparían los extremos, dejando en el interior unas callejas paralelas, a modo de peine, saliendo de la calle que unía ambos templos. Santa María y San Juan serían las parroquias más antiguas de Aranda por ubicarse en el núcleo primigenio de la población. 3

La Torre de Santa Maria, perteneciente a la iglesia de estilo románico anterior a la gótico, formaba parte del sistema defensivo de Aranda de Duero, que la construyó en el siglo XII como posible defensa de la villa ante las intrigas de los nobles o reyes. Aún a día de hoy son visibles los modillones salientes en el último de sus tres cuerpos, que sostenían el antepecho de la almena, uno de los puntos fuertes de la población amurallada. Más tarde fue cubierta con chapitel.

Es una torre maciza hasta una altura de los 15,6 m, debido a que en el siglo XIII, que es la parte que vemos actualmente desde el exterior, se forrasen estructuras anteriores amortizadas de carácter defensivo. Es decir, puede que dentro de estas torres se encuentren otras, las partes macizas, correspondientes a edicios de otro carácter, construidos en los primeros momentos de establecimiento de la población como refuerzo defensivo de los dos extremos de su casco urbano, transformandose de torre a parroquia, ya en el XIII. 2

Exteriormente presenta un fuste liso sin aperturas a excepción de un ventanal abierto recientemente en la parte baja, a Poniente, para dar luz a la capilla interior. Los primeros huecos se abren en el primer cuerpo de campanas, señalando la presencia del campanario una moldura vierteaguas que contornea todo el perímetro. Se abren en este nivel dos ventanas ojivales por frente, con molduras de doble arquivolta a bisel sin capitel, excepto en el frente Norte, donde solo se dispone una ventana pero de mayor tamaño que las otras. La apertura de este ventanal de gran sección sobre la cara más accesible de la torre, igual que en San Juan, es una reproducción del primer piso de las Huelgas de Burgos y, como allí, debió de servir para facilitar la inserción de las campanas y, sobre todo, para la construcción Por encima de cada pareja de arcos se observa otro, empotrado en el muro, que interrumpe la siguiente moldura, también de vierteaguas. La misión de estos arcos era descargar el peso de un segundo cuerpo de campanas añadido sobre el anterior y cuyo peso se juzgó excesivo, construyendo por precaución los arcos de descarga que evitaran un apoyo de las masas directamente sobre los vanos. Este segundo nivel se abre con ventanas también gemelas pero con algunas diferencias respecto del piso inferior. La primera es que la piedra es de sillares más menudos y con peor labra que los inferiores, apareciendo abundantes roturas de hilada. La segunda sería que los arcos se trazan de medio punto, aunque con la misma molduración que los inferiores. Esta circunstancia ya permite fechar esta ampliación a partir de la mitad del XV. Por último, es importante destacar que hay un frente con un solo vano de gran tamaño, pero en esta ocasión en el costado Sur, el opuesto al piso inferior.

Sobre este segundo cuerpo emergen una serie de ménsulas a modo de matacán, cuyo murete de almenas ha sido desmontado. Su referencia inmediata es la torre de San Pedro en Gumiel de Mercado, de la mitad del XV, que conserva la merlatura y cuya imagen no debió de ser muy diferente a esta torre arandina. También aquí el antecedente inmediato es el matacán que corona la torre de las Huelgas, aunque en este monasterio se elude el simbolismo militar suplantando las almenas por una balaustrada calada, similar a la que recorre las cornisas de la catedral burgalesa, aunque puede ser una sustitución del matacán almenado.

Corona la torre un agudo chapitel de pizarra similar al que tuvo San Juan, ya que fue levantado por el mismo maestro unos años antes. Quizá se deba esta cubrición a los grandes daños que sufrieron los edificios arandinos con el airón que sopló un 30 de septiembre de 1672 y que describía así Silverio Velasco: “fue tan recio el aire que llevó gran parte de la teja de las casas, especialmente en Sa Ma, por estar más alta. No se podía andar por las calles porque llovía tejas…”. El chapitel se instala poco después y se renueva, como en San Juan, casi un siglo más tarde, en 1776 y por los mismos maestros que en la otra parroquia. 2

Fuente

1 Pedro Mª Vargas

2 Artículo obtenido del artículo de Wikipedia Iglesia de Santa María (Aranda de Duero) en su versión del 16 agosto 2017, por varios autores bajo la Licencia de Documentación Libre GNU.

3 Aranda en las alturas: Las Torres de Aranda de Duero entre el Medioevo y la Edad Moderna. José Ignacio Sánchez Rivera