Torre de Valdenoceda de Valdivielso

 

Nombre: Torre de Valdenoceda de Valdivielso, Castillo de los Lara Villamor, Torre de los Velasco, Torre de los Salinas
Localidad: Valdenoceda de Valdivielso
Comarca: Las Merindades
Provincia: Burgos
Comunidad: Castilla y León
Tipología: Torre
Estado: Ruina
Visita: Exterior
Localización: N42 50.940 W3 36.171

La Torre de Valdenoceda, es de estructura simple, y planta rectangular, tiene una altura de unos 20 mts., y muros de 1,80 mts. de grosor, aspilleras, almenas y escudos de la familia Velasco. Tras las transformaciones realizada entre 1962 y 1969 por D. Enrique Villamor Duque de Salinas, la torre tiene 5 plantas. La primera se accedía por una escalera exterior de piedra. La entrada principal se realiza a través de una puerta procedente del Monasterio de San Francisco de Medina de Pomar sobre la que se coloca un escudo del S.XVII con las Armas del Primer Señor de la Torre (Lara Villamor-Salinas Viñuela). Igualmente se añadieron ventanas procedentes del mismo monasterio.

BOCyL (Boletin Oficial de Castilla y Leon Nº91 de martes de 15 de mayo de 2012, página 32622) dice que: sobre la Torre construida en los Siglos XII y XIII por el Señor de la Casa de Salinas de la Casa de Lara (a la vuelta de la IV Cruzada) fue edificada otra Torre por Don Sancho Sanchez de Velasco entre 1250 y 1285. La Torre fue abandonada en el siglo XVI produciéndose su ruina hasta que en 1962 fue recuperada por el descendiente del primer Señor de la Torre Don Enrique de Villamor Peña Salinas Duque de Salinas de Rosio que llevo a cabo la restitución y remodelación integral del conjunto.1

La esbelta torre se alza en las afueras del pueblo, en el centro de una finca y sobre un cuadrado de 12,30 por 11 metros de lado con unos muros de 1,87 metros de gro­sor. Su parecido con cada uno de los torreones del alcá­zar medinés y con la torre de Valpuesta es evidente.

“Consta de tres pisos bien indicados aún por las ma­deras que quedan. Al primero se sube por una escalera exterior de piedra.

Allí se abría la puerta ojival. En este piso se cuentan tres aspilleras, el siguiente tiene algunas pequeñas venta­nas, y el último muestra el ajimez mencionado y una ele­gantísima ventana trilobulada, que da al Oriente”. A juzgar por esta sencilla descripción ha sido excesiva­mente (y quizá equivocadamente) restaurada estos últi­mos años. Actualmente consta en realidad de planta baja, tres pisos y terraza. Se ha abierto una puerta al su­roeste, a ras de suelo, sobre la que se ha colocado un es­cudo de los Villamor.

En los lienzos del Sur hay tres aji­meces en cada lado, a la misma altura y casi en idéntica disposición. También los hay en los otros lados, además de algunas saeteras. Ha sido colocado posteriormente al­guno de ellos. Las esquinas son de sillería y el resto de excelente si­llarejo que desciende algo de calidad a medida que se eleva la torre.

A juzgar por los escudos (cuatro con los veros de los Velasco y uno con una cruz potenzada), el estilo y el hecho de que en la compra se hable de una casa y en cambio en el mayorazgo se nombre expresamente la torre, hace pensar que fue levantada en los años de tránsito del si­glo XIV al XV. “Después que yo casé con la dicha Doña María mi muger ove labrado y labré y fize labores y edifi­cios de diversas maneras en Casas fuertes y llanas” decía Juan Fernández de Velasco en su testamento-. Una de ellas sería, muy probablemente, ésta.

Los historiadores del valle de Valdivielso escribían, en 1930, “cerca de este torreón se ven los cimientos de otro que también era cuadrado”. Hoy no queda nada. Quizá perteneció a una familia apellidada Salinas, como se dice en B-26 de la Col. Salazar.

Bibliografía

1 www.castillosdeespaña.es

2 Arquitectura Fortificada de la provincia de Burgos. Inocencio Cadiñanos Bardeci

 

Pedro Mª Vargas

www.castillosdelolvido.com