¿A Menorca con coche?

Efectivamente, todos sabemos que no podemos viajar a Menorca en coche, pero hay alternativas. Menorca es uno de los destinos más visitados año tras año en vacaciones por turistas de todos los lugares, tanto nacionales como internacionales. Esto se debe a varios factores, porque es cierto que tiene playas, sí, pero hay otros sitios con playa que no tienen tanto encanto. Lo que atrae a tantos turistas a Menorca son tanto sus playas y sus calas, como sus paisajes, como las oportunidades de aprovechar la naturaleza con actividades guiadas, etc. Sin duda, se trata de un destino muy completo para pasar unas vacaciones dinámicas y agradables en compañía de las personas que más queremos.

¿Cuál es el problema? El problema es el que nos recuerda el título, que no podemos llevarnos nuestro coche como lo hacemos en la península, y eso lleva a muchísimos turistas a buscar donde alquilar coche en Menorca, vamos a ver por qué.

COMODIDAD

Cuando hacemos un viaje de vacaciones, lo último que queremos es estar preocupados con nada. El desplazamiento es una de las preocupaciones más importantes porque tanto para hacer la compra como para llegar a los sitios y actividades que queremos, es necesario desplazarse y muchas veces no estamos en una ubicación perfecta que nos permita ir andando o en bici a todos esos sitios. Ante esto, el alquiler de coches aporta una comodidad extra, permitiendo por ejemplo ir a la compra en nuestro supermercado de confianza y cargar el coche sin problema, o ir a la playa más alejada que hayamos encontrado en el mapa, con nuestras sombrillas y la nevera, sin tener que estar buscando eternas combinaciones entre autobuses y líneas que no conocemos y que ni siquiera nos dejan en el sitio exacto que teníamos planeado.

FLEXIBILIDAD

Otra de las aportaciones del alquiler de coche es la flexibilidad, y hablamos sobre todo de la flexibilidad de nuestros horarios y actividades. Cuando no disponemos de un vehículo propio, y queremos hacer actividades en un lugar, muchas veces estamos sujetos a transportes públicos para ir a hacer la actividad, pero que tienen unos horarios que para nada se ajustan a nuestras necesidades. Seguro que a todos nos ha pasado alguna vez eso de tener que esperar un autocar o un autobús durante casi una hora, y que encima tengamos que esperar a la llegada porque era la única línea que nos permitía estar a la hora a la que habíamos quedado. Esto se evita con un coche alquilado porque simplemente tenemos que ajustarnos a nosotros mismos, sin depender de nada ni de nadie que tenga un plan preestablecido y no sea compatible con nuestras preferencias.

APROVECHAMIENTO

Esta es quizá la característica más importante, el aprovechamiento de nuestro tiempo y de nuestro dinero. Con respecto al dinero, el aprovechamiento radica en que en realidad, si vamos a estar moviéndonos constantemente porque nos guste el dinamismo en las vacaciones, resulta mucho más barato alquilar un coche, que estar cogiendo constantemente transportes públicos.

Y con respecto al tiempo, lo que nos permite un alquiler de coche es, en lugares tan compactos como Menorca, visitar un número de sitios que casi podemos decir que hemos visto por completo la isla. Podemos ir a las calas que más nos hayan gustado, hacer las actividades más variopintas que se practican en mitad de la naturaleza, o parar a almorzar o cenar en los restaurantes que más nos llamaron la atención, estén donde estén.

Sin duda alguna, Menorca es uno de los mejores y más famosos destinos para visitar en España, y con un coche de alquiler podemos llegar a donde queramos y comprobar el por qué de la fama de esta interesante isla.