Batería Alta de San Martín

Nombre: Batería Alta de San Martín

Localidad: Santoña

Comunidad: Cantabria

Tipología: Batería

Estado: Abandono

Visita: Privado

Localización: N43° 26.382′ W3° 26.735′

El fuerte se sitúa en la falda del monte Buciero, sobre el Fuerte San Martín, al que complementa. La Batería ocupa una superficie de 4.240 m2, y está constituido por un parapeto de este a oeste y tres edificios auxiliares.

El parapeto es a barbeta corrida, tiene una longitud de 120m. y forma de zig-zag o “W”, con el lado este más desarrollado. Está orientado al sur y la parte este defiende la embocadura del canal que accede a la bahía, y la parte oeste la parte más estrecha del paso, entre el monte y la punta del arenal de La Salvé. El revestimiento de la escarpa está realizado en mampostería desconcertada y tiene una altura variable, desde 2m. en algunos puntos hasta 70 cm. en otros, adaptándose al terreno. El parapeto tiene 6m. de anchura y es de tierra, formado por una franja horizontal de 1,90m. y un talud a 20o que salva un desnivel de 1,50m. El revestimiento interior del parapeto de la artillería a barbeta es un muro de mampostería desconcertada de 60 cm. de altura. Tenía capacidad para 19 piezas de artillería, de las cuales sólo se conservan 16 mesas de sillería, algunas de las cuales en su emplazamiento y otras repartidas por el terreno circundante.El conjunto lo completaban tres edificaciones de una planta, de oeste a este: un almacén de pólvora de 50 m2 embutido en la roca del monte, un pequeño tinglado del que perviven los muros norte y oeste, y un alojamento de 60 m2 con un pequeño almacén de pertrechos de 34 m2 adosado. En el proyecto original se preveía otra batería superior que finalmente no fue construida por estimarse suficiente, incluso sólo con 11 emplazamientos de artillería en vez de 19, para la defensa y refuerzo del fuerte de San Martín.

Fue construido por los franceses en la Guerra de la Independencia, probablemente al tiempo que se realizaban las obras de consolidación del Fuerte de San Martín en 1810, con la finalidad de reforzar con disparos desde mayor altura los efectos del Fuerte. Se amplió con toda probabilidad en 1823, pero al ser obras provisionales se desmoronaban con rapidez, así en 1834 se procedió a su rehabilitación y construcción del edificio del Cuerpo de Guardia. En 1855 se presenta un proyecto para ampliar su extensión y se diseñan dos líneas de baterías superpuestas con capacidad para 44 cañones. En 1859 se compran terrenos y se desmonta usando barrenos para ampliar la batería. El número de piezas de artillería ubicadas con la ampliación (19) resultó superior a las consideradas suficientes para asegurar su defensa (11) por lo que se renunció a la construcción de la batería superior. Al igual que el fuerte al que servía de apoyo, al final de su construcción resultó obsoleto, por lo que ya en 1888 sólo tenía dos cañones rayados de bronce y un mortero cónico inútil. En 1900 ya estaba completamente desartillado.

En 1973 el Ministerio de Defensa vendió la Batería al Ayuntamiento de Santoña, en 1994 se realizaron obras de “mantenimiento” por la Escuela Taller de Restauración de Patrimonio. Actualmente se ha procedido a su restauración integral, manteniendo el tinglado caído, añadiendo un muro para cerrar el recinto, y reconstruyendo el revestimiento exterior de la escarpa en su saliente sur-oeste.

Fuente

patrimonio.coacan.es