Castillo de Arnedillo

Nombre: Castillo de Arnedillo, Castillo Lombera o Cámara de los Obispos de Calahorra

Localidad: Arnedillo

Comunidad: La Rioja

Tipología: Castillo

Estado: Ruina

Visita: Exterior

Localización:

Situado en la margen derecha del río Cidacos a la entrada del pueblo de Arnedillo, junto al puente a través del que discurría el antiguo camino que llevaba desde Yanguas hacia Arnedo y Calahorra. Serviría para proteger el camino de acceso a los antiguos Monasterios Altomedievales de San Tirso y Peñalba, siendo la misma ruta que conduce al Castillo Alto.

Hacia la Edad Media existía un complejo sistema de fortificaciones, constando principalmente de tres castillos uno en la margen izquierda y dos en la derecha del río Cidacos y algunos lienzos de muralla. Actualmente sólo ha quedado el Castillo Bajo, a la orilla derecha del rio, y las ruinas de la torre principal del Castillo Alto.

Según las técnicas en su construcción y los materiales que fueron empleados parece que se trata de una construcción realizada hacia el siglo X, y que se ampliaría en el XIII, con el recinto del cementerio. Su origen parece ser musulmán.

Se levanta sobre el acentuado declive de la roca, de los que solo quedan restos de una torre de planta cuadrada, construídos en mampostería y sillarejo, de planta irregular. Tiene tres pisos, de los que solo quedan dos filas de mechinales.

Utiliza encofrado de tierra y piedra con entramado de madera, una forma de construcción habitual en la fortalezas musulmanas y en las cristianas más primitivas. Cuenta con saeteras en dos de sus muros, sobre la puerta de ingreso en el muro oeste, defendída por medio de un cadalso lígneo al que se accedía por la gran ventana del piso superior.

Queda parte del del arranque de un muro que parte del lado occidental en dirección el sur y de un lienzo de muralla que lo une al escarpe rocoso. También se observan en la base de las paredes del cementerio situado bajo ella hay vestigios de muros antiguos por lo que es de suponer que el cementerio ocupa el lugar de la antigua fortaleza, eso explicaría la orientación de la puerta de acceso de la torre.

Las primeras noticias históricas sobre el castillo de Arnedillo son de 1170, cuando Alfonso VIII daba a la catedral de Calahorra y a su obispo, Rodrigo, la villa de Arnedillo con el castillo que dominaba la Lomiella, que pasaría a manos del obispo Juan Pérez en 1224. En 1252 los vecinos de la villa se levantaron contra su señor atacando su palacio y castillo y negándose a reconocer su señorío, y aunque el conflicto se resolvió tuvieron que rendir juramento de vasallaje. En el siglo XIII se conoce a Gil Domínguez como alcalde de la fortaleza por manos del obispo y en el siglo XV a Fortún Ochoa. A mediados del siglo XIX se llamaba Castillo Lombera y el cementerio del pueblo ocupaba ya el antiguo recinto de la fortaleza, porque las necesidades defensivas habían desaparecido.