Castillo de Arnedo

Nombre: Castillo de Arnedo

Localidad: Arnedo

Comunidad: La Rioja

Tipología: Castillo

Estado: Ruina consolidada

Visita: Horarios

Localización: N42° 13.726′ W2° 05.780′

El castillo se localiza en la zona nororiental de Arnedo sobre una serie de rocas que forman un cerro que en la actualidad es conocido como “Cerro del Castillo”. Su ubicación estratégica le permite dominar todo el valle del Cidacos y le facilita la comunicación con los otros seis castillos de la cuenca (Enciso, Arnedillo, Préjano, Herce, Quel y Autol).

Se le considera de origen musulmán, por su tipología de castillo roquero (situado en un lugar elevado y adaptado al terrero);  por su técnica constructiva y  porque es citado por las crónicas árabes como defensa contra los cristianos.

Durante la ocupación árabe Arnedo era cabeza de una de las 26 provincias de la España del S VIII. Será la familia de los  Banu Casi  (descendientes del conde visigodo Casius,  convertido al islam tras la llegada de los musulmanes) quienes dominarán en estas tierras durante tres siglos (del 723 al 923).  El miembro más destacado de esta estirpe fue Muza Ibn Muza (el legendario moro Muza) señor de Arnedo y que llegó a  autoproclamarse tercer rey de España, junto a Abderramán II y el rey de Asturias.

La planta del castillo es irregular en forma de triángulo, adaptado al terreno, está ubicado sobre una roca arenisca rojiza poco consistente y en su interior tiene dos zonas a diferentes alturas.

Los muros son de materiales diversos: mampostería, mortero de arena, sillares en las zonas bajas y morrillo. Las defensas de estos lienzos se refuerzan con una torre poligonal al N-W, un cubo redondo al N. Y otro al E. El ingreso se sitúa al SE creando un pasillo acodado, mediante un muro de mampostería a la izquierda y la propia roca natural a la derecha. A través de él se llega a un primer patio donde quedan restos de un aljibe rectangular. Hacia el centro del flanco y adosada a su muro se situaba la torre del homenaje de la que se conservan parte de sus muros, con presencia de una hilada de mechinales. Mediante un boquete abierto en el muro occidental, se accede al patio superior o amplia explanada en la que pueden observarse restos de un adarve.

La familia de los Fernández de  Velasco, señores de Arnedo desde el S. XIV hasta el XIX, mantuvieron la custodia del castillo y velaron por su conservación, mientras el pueblo estaba obligado al pago de diversos tributos de los que fueron liberados por el propio Sancho en 1512, a cambio de una cantidad de 200.000 maravedíes. Hacia 1575 era alcaide de la fortaleza Rui Díaz de Fuenmayor.

Los sucesivos señores de Arnedo fueron ocupando el castillo hasta que en el S. XV decidieron trasladar su residencia a la casa-palacio que habían construido en el centro de la ciudad. El castillo comenzó a desmoronarse y parece que únicamente en el S. XIX, ante la ofensiva carlista, se reconstruyó  una parte del castillo.

En 1870 se desmorona el muro sur y ahí comenzó definitivamente su ruina y el expolio de sus materiales. En la actualidad ha sido objeto de una importante obra de consolidación y recuperación que ha culminado en septiembre de 2018.

Bibliografía

www.arnedo.com