Castillos y Palacios que no te puedes perder en Seúl

Seúl, en Corea de Sur, existen una infinidad de lugares que podrían dejarnos maravillados, parques, centros comerciales, restaurantes, e incluso lugares que son capaces de transportarnos en el tiempo, como castillos o palacios, ya que a pesar de su fachada mayormente moderna, se encuentran lugares muy mágicos que estampan la cultura asiática en todo su esplendor, ¿Quieres conocerlos?

Dentro de la inmensidad de Seul se pueden disfrutar de estas edificaciones que pueden dejarnos sin aliento, impresionantes estructuras que, de visitar Seul, no puedes dejar de visitar.

Gyeongbokgung

Gyeongbokgung: primordial palacio de los Joseon

Hermoso palacio edificado en la zona norte de Seúl, por ello en un momento se le llegó a conocer como “Palacio del norte” quien fue su creador, el señor Lee Seong-Gye se constituyó como el primer monarca de la dinastía Joseon. En el interior de este lugar se topará con un gran número de pabellones los cuales cumplen con diversas funciones. Al estar allá lo que más se hará es caminar, así que es tu lugar ideal si te gustan las amplias caminatas entre senderos y patios.

De este lugar destaca que hay tres senderos, el central más elevado que los otros dos. Por él solamente podía caminar el monarca mientras que la corte lo hacía por los laterales. Poseía el privilegio de ser el escenario de las ceremonias oficiales. Lo que hoy se puede visitar es una reconstrucción de 1867, debido a que el original sufrió un incendio.

Changdeokgung: Un jardín en los secretos

De este palacio se menciona que es una de las mejores representaciones de la cultura corana, realzan incluso su inmensa belleza tanto arquitectónica como natural, ya que éstas compaginan a la perfección, en lo que respecta al entorno y esencia del palacio. Es tanto su impacto que forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde el año 1997. Conociendo un poco del castillo se data su construcción para los primeros años del siglo XV, lo que respecta al recinto del palacio es lo que más impresiona de ese lugar, así como su salón de audiencias.

Es un enredo de edificios y patios en el que la esposa del monarca y su corte podían vivir sin necesidad de salir para nada. Poseían alcobas, salones, merenderos y cocinas.

Changgyeonggung: Palacio con cara al este

Esta edificación, por su parte, data de finales del siglo XV. El Palacio Changgyeonggung o alegría floreciente poseyó un zoológico, un jardín botánico y un museo. El palacio fue restaurado en 1984, excluyendo las estructuras cargadas durante la ocupación japonesa. Lo que más resalta de este lugar es que tiene la particularidad de estar orientada al este, todos los demás palacios en Seúl tienen vista al sur ya que no se permitía tener la apertura de las puertas en la misma dirección que a las tumbas.

Gyeonghuigung: Palacio en los olvidos

Popular por su ubicación como el “Palacio del oeste”, Gyeonghuigung fue erigido en el siglo XVII, en el año 1623. Es un palacio secundario, lo que significa que el rey solamente acudía a él en momentos de emergencia. Aunque no estuvo residido de forma prolongada por el pasaron al menos 10 monarcas distintos de la dinastía Joseon. El palacio poseía edificios para las audiencias y con espacios dedicados al la relajación del monarca y la corte. Todos sumaban unos 100 edificios de distintos tamaños. Sin embargo durante la ocupación japonesa muchos de ellos fueron arruinados.