Castillo de Frías

Nombre: Castillo de Frías, Castillo de los Duques de Frías, Castillo de los Velasco

Localidad: Frías

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Castillo

Estado: Bueno

Visita: Horarios

Localización: N42 45.740 W3 17.710

El castillo de Frías se ubica sobre el peñasco de La Muela, en torno al cual se desarrolla el entramado urbano de la ciudad de Frías. Desde su privilegiada situación controla el valle de Tobalina y el paso del río Ebro mediante el puente, también fortificado, que se sitúa a sus pies. Esta es una de las rutas principales que han unido, historialmente, la meseta castellana con la cornisa cantábrica.

Está considerado como uno de los castillos roqueros más espectaculares de Castilla. El conjunto actual esta conformado una mezcla de construcciones de los siglos XII, XIII, XV y XVI. Construido en mampostería bien conservado y con el interior exento de las construcciones auxiliares se dedica a usos turístico y para la realización de eventos lúdicos y deportivos.

El castillo junto a la iglesia de San Vicente coronan el entramado urbano que circunda el cerro de La Muela y es son vértices referenciales de la silueta de la ciudad. Está protegido por el Decreto 22 de abril de 1949 y por la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.La primera mención de la fortaleza de Frías data del año 867. Su origen está el papel de una fortaleza defensiva en un punto de alto valor estratégico en la lucha contra los musulmanes.

En 1201 se complementa con la construcción de la muralla y pasa a manos de la corona tras se entregado por los Armengol. El rey Alfonso VIII lo reforma dotándolo de nuevas defensas ya que pasa ser una pieza importante en el control del territorio al sustituir en esas funciones al castillo de Petralata.En 1446 el castillo fue cedido a Pedro Fernández de Velasco, realizando éste una importante labor de restauración. En 1450 el pueblo de Frías, gobernado hasta ese momento bajo el poder real, no aceptó de buen grado el sometimiento al nuevo señor. Tras un largo asedio, los vecinos debieron desistir. Los Reyes Católicos crean el Ducado de Frías para los Velasco en 1492. En la segunda mitad del siglo XV se adapta al uso de la artillería, con la apertura de cañoneras y troneras.

Su función militar cesó tras la Guerra de Independencia. En 1920 pasa a manos municipales que intentó subastarlo. Se destinó a lugar de esparcimiento de la población, en su patio de armas se realizaban diferentes juegos populares y eventos deportivos. Una vez restaurado se es uno de los elementos estrella de la oferta turística y cultural de la ciudad.

  • 1201 : Alfonso VIII le cambia con Armengol.
  • 1205 : Aluar Nunez tenente Fridas et Castella Uetula de manu regis.Et los de Ferrera tenente Frias de manu Aluar Nunez.
  • 1420 : Los Zuñiga. Juan Alonso Bonifaz.
  • 1446 : Sancho de Rojas.
  • 1472 : Gonzalo Sánchez de Balado.
  • 1491 : Sancho Sánchez de Alvarado.
  • 1509 : Fernán Sánchez de Alvarado.
  • 1545 : Garci López de Alvarado. Alonso Martínez Bonifaz.
  • 1607 : Melchor Ruiz de Pereda.
  • 1613 –1616 : Juan Bonifaz. Agustín Ruiz de Villarán Gabriel Ruiz de Pereda. Beatriz de Miranda.
  • 1641 : Juan Bonifaz.
  • 1655 : Fernando de Salazar y Velasco.
  • 1669 : Diego Fernández de Manzanos.
  • 1722 : Juan Francisco de Huidobro.
  • 1752 : Nicolás Fernández de la Peña.

Enriscado en el cerro de La Muela, sobre el paso del Ebro y la vía procedente de Vadillo, dominado la única entrada a la ciudad el castillo de Frías mantiene una curiosa característica, el conjunto de la torre del homenaje está ubicado en una roca separada del resto de la construcción con defensas y aljibe propios. Está roca ha tenido varios desprendimientos, hay al menos tres documentados, que han alterado su estructura.A pie del conjunto del homenaje se ubica un recinto cuadrangular formado por altas murallas almenadas con un paseo de ronda y sendas torres redondas en los vértices exteriores. En el recinto estaba el patio de armas, bajo el cual hay un gran aljibe con un pozo central, y a los lados estaban los edificios destinados a residencia en el sur, se pueden observar aún los ventanales adornados por capiteles historiados, y para usos auxiliares (bodegas, almacenes, cuadras, etc…) al norte.

El acceso se realizaba mediante un puente levadizo que salvaba un foso excavado en la roca, tras él una antepuerta y en medio del muro la puerta protegida mediante los sistemas de defensa de torre puerta.Tras el foso salvado mediante un puente levadizo nos encontramos con una antepuerta, de clara función defensiva, dando un acceso desenfilado y cobijado bajo la torre-puerta en la que hay una buhedera, en la que aún hoy en día es posible contemplar restos de vanos en forma de cañoneras, troneras y saeteras en los merlones. La puerta se refuerza con un alamud (la barra de hierro, de base cuadrangular, que servía de pasador para asegurar la puerta) y un rastrillo de acero o madera.En la parte norte del patio de armas. bajo una pequeña torre, se abre una pequeña puerta de acceso al castillo. Esta puerta se podía utilizar como salida de emergencia.

El recinto interior adopta la forma de un cuadrado, que en su origen estaría parcialmente cubierto, en su lado sur se ubicaban las estancias de los residentes y al norte las de servicios. En el centro se conserva un aljibe al que se accede con un pozo central. El acceso es por la parte este y al oeste se alza, sobre un peñón, la torre del homenaje.

El muro del lado sur conserva tres ventanales ajimezados adornados con capiteles románicos historiados datados entre finales del siglo XII y comienzos del XIII. Estos capiteles están decorados con caballeros y figuras mitológicas. En detalle la decoración de los capiteles es:

  • Capitel 1, bajo un diseño geométrico se pueden observar cuatro aspias de complicado plumaje unidas por las alas y la cola sujetando en sus garras una serpiente.

  • Capitel 2, sobre un fondo de hojas se ven tres jinetes con escudos y espadas o lanzas. En una de las caras hay una centaura dando de mamar a su cría. El fuste de esta columna está ornamentado.
  • Capitel 3, hay cuatro grifos.

En la torre sur del muro de la fachada este, la que queda sobre el núcleo urbano, se ubicó sobre el siglo XVI o XVII un reloj con campana para el servicio de los ciudadanos. Actualmente el reloj que se nuestra en el interior de la torre corresponde al siglo XVII y el servicio, que se sigue prestando, se realiza con un reloj eléctrico. Esta torre de forma cilíndrica está situada en el extremo opuesto en relación a la torre del homenaje.La torre del homenaje se eleva de forma independiente del resto de la construcción. Es de planta poligonal y está construida en mampostería. La torre se une al resto del castillo por una angosta escalera. Se conservan capiteles en columnas ajimezadas. Dentro de la torre hay un par de estancias abovedadas, y sobre ellas una terraza almenada con torrecillas sobre modillones en los ángulos del este. La parte superior está datada en el siglo XV mientras que la inferior es de los restos más antiguos de la fortaleza.

La torre del homenaje ha tenido tres caídas documentadas a lo largo de la historia. La última de ellas, acaecida en 1830 y con 30 víctimas mortales, tuvo que ver con la voladura de una de las puertas de las murallas de la ciudad por parte del ejército de Napoleón durante la guerra de la independencia.El sistema defensivo que se acabo conformando se basaba en la separación de la fortaleza del núcleo urbano, único lugar por donde se le podía atacar con facilidad, y unos grande muros almenados con el paso de ronda o adarve. En el adarve corre por lo muros este, oeste y sur, se ubican las almenas en las que se han construido saeteras. En el siglo XV se realizo una modificación para la artillería construyendo cañoneras y troneras.

Muralla de Frías 5

El foso, la antepuerta, el adarve almenado y la torre del homenaje separada y autónoma del resto del castillo constituían un eficaz sistema defensivo que complementaba a la muralla que rodeaba el cerro de La Muela, protegiendo y determinando los límites de la ciudad de Frías. En esta muralla se abrían tres puertas, la de Medina, la del Postigo y la de la Cadena o de la Villa, esta última fue destruida por las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia.

Bibliografía

Artículo obtenido del artículo de Wikipedia Castillo de Fríasen su versión del 25 de agosto de 2016, por varios autores bajo la Licencia de Documentación Libre GNU.

Zalez. Recreaciones digitales del Castillo de Frías

Iglesia fortificada de Frías

Nombre: Iglesia fortificada de Frías, Iglesia de San Vicente

Localidad: Frías

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Iglesia

Estado: Ruina

Visita: Libre

Localización: N40 56.932 W3 05.378

La Iglesia fortificada de Frías o la iglesia de San Vicente, es de estilo románico tardío, formaba parte de las defensas de Frías, en uno de los extremos de la muela. Poseía una robusta torre-campanario coronada por un parapeto almenado, convirtiendo al templo en un bastión defensivo que protegería el extremo opuesto del recinto amurallado respecto al lugar ocupado por el castillo.

La época de construcción data de la baja edad media (es decir coetánea con el Castillo, en «sus inicios»), de estilo románico, pero con características muy peculiares en tanto y cuanto era una prolongación, uso, vigía y defensa «coordinada» con el Castillo. La torre era de base cuadrada con ligera forma piramidal, sobria, «mazacota» y altura considerable , y debido a su utilidad defensiva a parte de la religiosa, disponía de dos troneras en el panel superior (donde existía el famoso carrillón de 16 campanas); y una en la inferior de cada fachada, y a su vez rematada con almenas. Por encima de las almenas se encontraba cubierta de tejado (a modo de las típi cas casas-torres del norte de Burgos, Pais Vasco o Cantabria, por razones climáticas).(1)

Cortesía de www.zaleza.blogspot.com.es

En el año 1906 cayeron «dos Centellas» se hundió la torre, parte de la Iglesia y un rosetón gótico de la fachada. El pórtico románico visiblemente dañado por el derrumbe se vendió al Museo de Claustros de Nueva York, y con el dinero de la venta fue reconstruida la Iglesia por D. J. Calleja, Arquitecto Burgalés, con un estilo, vamos a decir «inconexo y anacrónico» con lo que en origen representaba dentro del Conjunto armónico de una ciudad, típicamente medieval. Perdura un arco plateresco lateral solitario que constituía lo que se podría denominar la entrada porticada y cubierta de la iglesia, y estaba formada por varios arcos del mismo estilo, y donde, en su día, se fallaban los juicios ordinarios, para defender los derechos de los autóctonos frente a los forasteros y para otro tipo de usos.(2)

Fuente
1 Francisco Heras / Isaac Rilova

 Cortesía de www.zaleza.blogspot.com.es

Puente fortificado de Frías

Nombre: Puente fortificado de Frías

Localidad: Frías

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla La Mancha

Tipología: Puente fortificado

Estado: Bueno

Visita: Libre

Localización: N42 46.177 W3 17.644

Uno de los más valiosos monumentos de la Ciudad de Frías es su puente sobre el Ebro. Puede decirse que su origen fue de construcción romana y reconstruido varias veces en la Edad Media. Pasa por él, la calzada romana, que era una vía de comunicación, muy importante para el comercio entre la Meseta y la costa Cantábrica. Venía por el Portillo de Busto, Tobera, Frías, pasa por el desfiladero de Herrán y llegaba hasta Orduña, desde donde pasaban los mercaderes a Bilbao.

Además esta vía enlazaba con la de La Rioja que venía desde Encío, Cubilla, Valderrama, Frías. El de Frías es uno de los mejores ejemplares de puentes fortificados de España. Su construcción será consecuencia de la repoblación realizada por Alfonso VIII, así como la fijación de un mercado y que se le otorgue un fuero que la nombre centro comarcal y capital del Valle de Tobalina.

Frías volvió a ser realenga en 1396 y, como en otros lugares –Balmaseda- es posible que por estos años se añadiese la torre para cobrar el pontazgo. Hay que tener en cuenta la gran carga económica que era tener un puente como el de Frías en la Edad Media. A sus frecuentes reparos debían contribuir los que más lo utilizaban: comerciantes de la Bureba y Rioja y rebaños trashumantes. Esto es el cobro del pontazgo.

Mide 143 m. de largo, 3´45 m. de ancho, desde el nivel del agua hasta el pretil más alto del puente hay unos 11´3 m. y otros tantos hasta la torre. Consta de 9 arcos. Los centrales apuntados y los demás ligeramente rebajados. En los más antiguos, se abren aliviaderos con sus molduras a la altura de los salmeres, que además de aligerar el peso del puente, le dan armonía y belleza.

En la Edad Media se le construyó una torre de planta pentagonal en su base central. Arranca del machón central y remata en almenas. Sobre las puertas dos salientes amatacanados defienden el paso. La planta baja está cubierta por bóveda ligeramente apuntada.

A ambos lados de las puertas puede verse una doble fila de agujeros, para introducir las trancas que cerraban los portones. Al saliente hay un nicho con la imagen de María y, en el lado opuesto de la torre tiene una puertecita que da paso a una escalera de caracol, que va a la sala de la torre que tiene varias saeteras.

Es sabido que este puente está construido sobre tajamares de la época romana, que debido al tiempo, riadas, etc. Se derrumbaría. Su construcción asimétrica e irregular procede de la necesidad de seguir los puntos de apoyo en la roca que asomaba por el río, es todo ello el resultado de uno de los mejores ejemplares de puentes fortificados de España.

Bibliografía

www.ciudaddefrias.es

Muralla de Frías

Nombre: Muralla de Frías

Localidad: Frías

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Muralla

Estado: Bueno

Visita: Libre

Localización: 

La muralla de Frías es ya citada en 1211, en un documento del Monasterio de Vadillo. Defendía toda la muela sobre la que se asienta la ciudad hasta la iglesia de San Vicente, cuya torre disponía de almenas de defensa. Desde aquí salía una muralla baja que, por delante de las casas construidas sobre roca, se unía a la Puerta de la Villa.

Castillo de Frías 2a

De esta contra muralla solamente quedan restos en alguna de dichas casas, por ejemplo en la Casa de Cultura, donde se puede ver una puerta de acceso al paseo de Ronda en perfecto estado. La muralla contaba con tres puertas que daban acceso a la ciudad.

La Puerta de la Villa estaba unida la Paseo de Ronda, y era la entrada principal del centro de la ciudad. Estaba abierta a un muro que con sus almenas corría hasta el gran foso que existe en la entrada al castillo. Dicho muro, con la puerta y las casas colgantes, se hundió al desprenderse la gran mole de roca sobre la que estaba construido.

La Puerta de Medina es la más cercana al castillo. Estaba muy bien engrijada, pues hay restos en su sucho, ya tapados por la tierra y los años. A esta puerta da entrada una rampa abierta en la roca en forma de caracol. Tiene un arco de medio punto y esta en buen estado de conservación.

La Puerta del Postigo, cercana a la iglesia de San Vicente, era una portezuela bajita y estrecha que servía para hacer salidas nocturnas. A esta puerta se bajaba por un atrincheramiento abovedado construido sobre ella, que con el tiempo ha desaparecido. Fue reconstruida en 1997 asemejando a la Puerta de Medina.

Bibliografía

www.ciudaddefrias.es