Muralla de Covarrubias

Nombre: Muralla de Covarrubias

Localidad: Covarrubias

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Muralla

Estado: Bueno

Visita: Libre

Localización: N42 03.490 W3 31.191

El único tramo que se conserva está restaurado y se encuentra en buen estado. Covarrubias tuvo murallas que la cercaron por completo. Desde la Colegiata, siguiendo la suave curva del Paseo-so­lana Princesa Cristina de Noruega, iban hasta el puente so­bre el Arlanza. Desde aquí torcía hacia el Norte, paralela a la carretera, y formando un amplio arco seguían por detrás de la iglesia de Santo Tomás hasta el Archivo del Adelan­tamiento y desde éste enlazaban de nuevo con la Colegiata.

Es preciso destacar por su importancia la torre sobre el puente y la puerta que se abre bajo el edificio del citado Adelantamiento. La primera, motivo del escudo de Cova­rrubias, fue destruida en 1888. Se conserva un dibujo de Isidro Gil en el que aparece sobre arco de medio punto “con tiros y trabucos hacia la parte del dicho río… aunque por extremo desfigurada”, según Amador de los Ríos. En realidad la torre era cuadrifronte: tres arcos románicos y uno de herradura, provistos de rastrillos.

Era mucho más alta, pero un huracán echó la parte superior al suelo en 1671. Según Madoz medía unos 11 metros de lado. Durante siglos sirvió de cárcel. Da la sensación de que los materiales cons­tructivos fueron más bien pobres. Teniendo en cuenta el es­tilo de los arcos y el que la puerta de la villa mencionada en el fuero sea ésta, habría que fecharla en el s. XII y puede ser que incluso un siglo antes. En 1321 los vecinos de Co­varrubias se enfrentaban armados en el puente con los del concejo de Silos por razón de prendimiento de ganados.

 

 

Muralla de Tubilla del Agua

Nombre: Muralla de Tubilla del Agua

Localidad: Tubilla del Agua

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Muralla

Estado: Bueno

Visita: Libre

Localización: N42 42.552 W3 48.181

En el s. XV recibía el nombre de Tubilla del Lago, pero para no confundirle con otro de igual nombre del partido de Aranda se le cambió su denominación. Al menos desde el s. XVIII consta que se llamaba como ac­tualmente.

Muralla de Tubilla del Agua 1

Se ha asegurado que parte del pueblo estuvo murado, pero no es muy seguro. Conserva un arco en buen esta­do. Desde él arrancaba el camino que, remontando las orillas del Rudrón, llevaba a tierras del Tozo y de la Lora. A base de piedra porosa amarillenta se levantó un arco apuntado con trozos de paramento a los lados que rematan en terreno escarpado. En el lado interno se aprecian perfectamente los goznes de las puertas.

El hecho de que durante los últimos años del s. XV se cite a menudo a Francisco de la Torre “alcaide de Tovilla y merino de la Onor de Sedano” parece indicar que existió un castillo. Efectivamente, el conjunto construc­tivo que forma el arco muestra claramente que sobre él se levantó una torre. La finalidad de este punto fuerte sería no sólo disuasorio, sino que también serviría como control de mercancías.

Se dice que otra de las mencionadas pertenecía, en 1400, a Hernán Sáinz de Pesquera que, siglos más tarde, recaería en Francisco Antonio Castillo Pesquera.

Bibliografía

Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos. Inocencio Cadiñanos Bardeci

 

Muralla de Santa Mª del Campo

Nombre: Muralla de Santa Mª del Campo

Localidad: Santa Mª del Campo

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Muralla

Estado: Bueno

Visita: Exterior

Localización:

La muralla de Santa María del Campo rodeaba toda la villa y tenía forma rectangular. La cerca era débil, de mampostería y tapial, y tenía, más que funciones militares, otras administrativas como vigilar la entrada y salida de la villa para evitar maleantes. Destacan los arcos de la Fuente, de Constana y de la Vega.
Esta villa ya aparece nombrada como Campo en el siglo XI. Poco después, en 1125, ya se cita con su nombre actual. A principios del siglo XVI fue corte temporal de Doña Juana, que estuvo varias veces en la población, siendo la última cuando acompañaba la comitiva fúnebre de su esposo Felipe el Hermoso por tierras de Castilla. En esta ocasión se hospedó en la Casa del Cordón, que aún se conserva, aunque transformada.

Arco de la Vega

Los arcos de la villa podrían fecharse en el siglo XV y sus nombres provienen de apellidos de familias de la población.
La muralla de Santa María del Campo rodeaba toda la villa y tenía forma rectangular. La cerca era débil, de mampostería y tapial, y tenía, más que funciones militares, otras administrativas como vigilar la entrada y salida de la villa para evitar maleantes.
Su perímetro puede reconstruirse con facilidad por la posición de los tres arcos conservados y por el trazado de las actuales calles. Se accedía al casco urbano a través de tres arcos, el de la Fuente, el de la Costana y el de la Vega. Los tres tienen escudos en su fachada, pero sus armas y coronas han sido borradas a pico, aunque no se conoce cuándo ni quién lo hizo.

Muralla de Santa Mª del Campo (11)Arco de la Vega Muralla de Santa Mª del Campo (21)Arco de la Fuente

El  sirvió de cárcel y por él se salía hacia el noreste al camino de Burgos y a la cañada que por Mahamud discurría desde la Sierra de la Demanda, por donde pasaban los grandes rebaños de ovejas durante la trashumancia. Este arco posee interiormente una anchura de casi seis metros y sus muros rondan los dos metros de grosor. Conserva el torreón con sus almenas y por el lado que mira al pueblo tiene los arcos muy rebajados. Tiene arco de medio punto en su frontal y es de buena mampostería, tendiendo al sillarejo, lo que ha permitido que se conserve muy bien.

Muralla de Santa Mª del Campo (14) Muralla de Santa Mª del Campo (19)

Arco de la Fuente

El arco de la Costana se levanta al oeste de la villa. Al igual que el anterior, su anchura interior es de casi seis metros y sus muros poseen unos dos metros de grosor. Su frente tiene arco de medio punto, conserva las almenas y los arcos están rebajados en el lado orientado al pueblo. También su construcción es de mampostería, tendiendo al sillarejo.
El arco de la Vega o de Negrillos se encuentra en el suroeste del pueblo y era el más importante de los tres que tenía la muralla, ya que en él se ubicaba el archivo de las Behetrías de Castilla la Vieja. Su anchura interior es de unos diez metros y sus muros poseen dos metros de espesor. Conserva las almenas y su arco es de medio punto. Posee una poterna al norte, de cubierta mixtilínea, y mantiene un acceso desde el piso superior al camino de ronda de las murallas. Es de buena mampostería, tendiendo al sillarejo.
Los arcos de la Fuente, de la Costana y de la Vega se conservan restaurados y en buen estado, pero el resto del recinto murado ha desaparecido casi por completo. Hay unos lienzos de muralla transformados entre los arcos de la Costana y de la Vega.

Bibliografía

www.castillosnet.org

 

Muralla de Roa

 

Nombre: Muralla de Roa

Localidad: Roa

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Muralla

Estado: Ruina

Visita: Libre

Localización: N41 41.960 W3 55.614

 

La Puerta de San Juan es la única puerta de acceso a la villa de la que quedan restos y se encuentra en la entrada Norte. Originalmente hubo seis en la muralla que defendía a Roa, junto a un castillo del no queda ningún vestigio a pesar que tenía fosos, torres, barbacanas y un palacio interior.

A fines del s. XIII la reina Dª Violante, viuda de Alfonso X, daba una sentencia arbitraria “sobre contienda que era entre los de la Viella de Roa, e los de los Pueblos deste mismo logar en razón de la cerca de la Viella… por lo que tengo por bien, e mando primieramente en lo de la cerca, que labren a quadrillas los de la Viella, e los de los Pueblos, ansi como les fuere pagado lo que labraren, e si la pagación non es cierta, o non es bien declarado el como labren cada unos, que tomen quatro ommes bue­nos de la Viella, e quatro de los Pueblos que lo partan en guisa, que cada unos sean ciertos de lo que han de la­brar, e que fagan buena labor, e que haian andamio, e antepecho, e almenas; et el andamio sea atal que pueda hi bien andar omme bien armado, e armar vallesta en todo logar del cerco, e la cerca que sea de seis tapiales en alto, sin el antepecho, e sin las almenas; et el antepecho, e las almenas sean encalado, porque se non derroguen, e por si tal labor non ficieren, o lo menguaren, o non qui­sieren labrar, ansi como deben, mando a los Alcalldes, e a la Iusticia que hi fueren a la sazón, que tomen quanto los fallaren, fasta que lo fagan facer, e la peindra que los tomaren por esta razón, si la non quisieren, o non resce­bieren sobre ella fasta quince días, mando den adelante, que la vendan luego, e que nunca la tomaredes en la la­bor de la cerca, e demás que les fagan labrar, ansi como dicho es” (17 de marzo de 1295).

Por el mapa de Coello (1868) podemos ver que las murallas abarcaban un espacio parecido al plano actual, excepto al Oeste, lugar por donde se ha extendido el pueblo. Por estos años habían desaparecido ya por com­pleto los lienzos del Sur, quedaba muy poco de los del Este y sólo permanecían trozos al Norte y, sobre todo, al Oeste; algunos aún bien visibles, sirven de base a vivien­das actuales.

A principios del s. XVIII decía Gutiérrez San Miguel: “Está cercada de fuertes muros, torreones, barbacanas, entradas cubiertas, con un sobremuro muy grueso y de piedra labrada, con almenas, y á trechos cubos muy fuer­tes, fosos y contrafosos” y a fines del mismo siglo añadía Loperráez “se halla murada con tapias antiguas de cal y canto sosteniendo los ángulos que forman algunos cubos y torreones”. Casi un siglo después escribía Madoz: “Eran altas, de bastante espesor, coronadas por almenas. Por dentro de estas murallas había un terraplén soste­nido y defendido por otra muralla, más pequeña, pero de mayor espesor que la anterior… la parte exterior era ocupada por una contramuralla cuyos restos manifiestan haber sido muy fuerte.”

Los restos actuales están construidos de tierra apiso­nada con mezcla de algunos cantos, revestido todo por ambas caras de muy buena y fuerte cantería.Las murallas tuvieron seis puertas “muy fuertes y guarnecidas con grandes cubos, torres y troneras para su defensa” que a principios del s. XVIII aún se conservaban muy bien. La importancia estratégica de su control queda suficientemente demostrada por los hechos relata­dos en las crónicas reales, especialmente durante los si­glos XIV y XV. Según el plano de Coello estaba al Norte el arco de San Juan (del que queda un pequeño resto), al Este la puerta de San Esteban y la del Palacio. Al Oeste se abrían las puertas de la villa o de Guzmán (de la que también queda algún resto), la del Arrabal (antigua­mente de la Fuerza) y la de San Miguel (tapiada).

Bibliografía

Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos. Inocencio Cadiñanos Bardeci

Muralla de Presencio

Nombre: Muralla de Presencio

Localidad: Presencio

Provincia: Burgos

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Muralla

Estado: Ruina

Visita: Libre

Localización: N42 11.180 W3 54.037

Presencio estuvo amurallado, aunque los vecinos aseguran no haber oído tal cosa. Sí aseguran que tuvo tres puertas, una de las cuales sigue en pie. El plano actual reproduce exactamente el círculo que abarca­ron. A la ronda externa se le, llama aún “calle de las cercas”.

La “Puerta de las Murallas” se halla al Este del pueblo, a la salida de la carretera de Burgos. Consta de una puerta propiamente dicha y un elemento fuerte al Norte. Aunque éste se halla desfigurado todavía son bien visibles las almenas, el paseo de ronda y un gari­tón en la esquina, apoyado no en modillones, sino en canes. Debió de tener algún fin muy concreto. Al me­nos se sabe que sirvió de cárcel y que posteriormente pasó a manos eclesiásticas. La puerta tenía una planta superior, cuyo acceso se halla en el lado que mira al pueblo. Mientras que el arco exterior es de medio punto los otros dos son rebajados. En el interior puede verse un nicho para una imagen religiosa, cobijada por una venera.

Las partes descritas fueron levantadas en épocas distintas, no muy alejadas entre sí. En la fachada externa destacan las impostas marcadas con ligera moldura. Sobre otra, encima del arco, luce el escudo picado del primer duque de Lerma, detalle que, junto con la diferencia de materiales y estilo arquitectónico, señalan claramente una construcción de principios del si­glo XVII. El resto de la obra podría fecharse, aproxima­damente, un siglo antes.

Bibliografía

Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos. Inocencio Cadiñanos Bardeci