Muralla de Aguilar de Campoo

Nombre: Muralla de Aguilar de Campoo

Localidad: Aguilar de Campoo

Provincia: Palencia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Muralla

Estado: Ruina consolidada

Visita: Exterior

Localización:

En el siglo XIV la villa de Aguilar de Campoo estaba rodeada por una muralla de la que aún se pueden ver abundantes restos de lienzos y cubos. Posiblemente se empezo a construir en el siglo XIII tras la concesión en 1255 del Fuero Real por Alfonso X «El Sabio», aunque en un documento de 1191, por el que el Monasterio de Sta. María la Real compra dos solares en Aguilar, se menciona que estaban cerca de la puerta de las Cabezudas, lo que hace pensar en su existencia ya en esa época.

Resultó muy dañada y derribada en parte al tomar la puebla Pedro I «El Cruel» en 1353. Es muy probable que fueran reconstruidas posteriormente, construyendo las puertas con un estilo propio del siglo XIV.

Ya en 1826 se encontraba «muy deteriorada» según Sebastián Miñano y Bedoya.

El trazado de la cerca discurría por el Paseo de la Barbacana, seguía por el interior de la Avenida Ronda, Avenida de la Constitución y subiría por el margen izquierdo del Pisuerga hasta enlazar de nuevo con el Paseo de la Barbacana.

Este paseo conserva en buena parte de su trazado restos de la muralla, incluyendo tres torreones, que ha sido rebajada en altura y se encuentra mal estado de conservación.

Los restos consolidados de otro lienzo se localizan en la Avenida Ronda, con 15 metros de longitud y 1,70 de anchura, muy rebajado en altura, que permite ver la composición de los muros, formados por dos paramentos laterales de piedras unidas con argamasa, estando el interior relleno con piedras pequeñas unidas con mortero de cal. Presenta una mayor altura al interior de la localidad.

En la Avenida de la Constitución aún se conserva una torre defensiva, de planta semicircular, que ha sido utilizada como vivienda, teniendo tres plantas en su interior y en la que se han abierto tres ventanas en la cara norte y otras dos en la sur. En su origen tenía menor altura, como se puede deducir por el distinto material utilizado en la construcción de la última planta.

También se conserva parte de la muralla junto a la Puerta de la Tobalina, al final de la Avenida de la Constitución, en la que se ha abierto una puerta y dos ventanas de una vivienda adosada a la misma. Continúa la muralla junto al río entremezclándose con las casas que tiene adosadas.

En alguna de las zonas donde ha desaparecido, los arqueólogos han podido descubrir restos de la misma, que contaba con una anchura de 1,55 metros y cuyos cimientos se engrosan.

Uno de los grandes interrogantes que queda pendiente de aclarar respecto a la muralla es si se unía con el castillo, no habiendo aparecido hasta el momento ninguna prueba que lo ratifique. (1)

Muralla

Datada en el siglo XII. Fue derribada en gran parte por Don Pedro I el Cruel. La base de la muralla discurría a lo largo del río, y el vértice de unión era uno de los torreones situados en las inmediaciones del Castillo. Tuvo siete puertas de las que actualmente se conservan 6.

Puerta de Reinosa

Declarada Monumento Histórico-Artístico el 26 de Mayo de 1925. En 1941 Don Francisco Cantera, catedrático de hebreo en la Universidad Central, hoy Universidad Complutense, y animado por Don Miguel de Unamuno, estudia esta lápida, al ser única por estar escrita en hebreo, en aljamiado y en castellano y por su posición. Por ello sabemos que fue mandada construir por Don Isaac Zamelek, de origen judío, el 1 de Junio de la era de 1419, año 1381. Sobre ella el escudo de Aguilar (el águila explayado con corona de tres puntas).

Puerta del Paseo Real

Datada en el siglo XIV, comienzo del Paseo del Monasterio y de la Barbacana. En la parte superior se remata por un torreón de una restauración posterior. Junto a la puerta, que luce escudo de Aguilar, “el águila explayada”, se encuentran las paredes mejor conservadas de la muralla.

 

Puerta de la Tobalina

Próxima al Puente de las Tenerías, se encuentra en la zona del antiguo Barrio judío. Frente a ella, se ubica el Museo de Escultura de Ursi, artista perteneciente al grupo Muriel.

Puerta del Portazgo

Puerta barroca del siglo XVIII, tradicionalmente conocida como una de las puertas de la muralla. Luce escudo de Aguilar, un águila explayado con corona de 3 puntas, simbolizando que Aguilar fue declarada Villa Realenga en 1255 por Alfonso X el Sabio. Junto a ella el puente medieval del mismo nombre, con sus singulares asientos laterales. Cerca se encuentra el antiguo Hospital de Francisco de Soto del siglo XV. Hoy en uno de sus lados se encuentra el Centro Cultural José Mª Monzón, sede entre otros de la Escuela Municipal de Música.

Puerta de la Cascajera

Arco del siglo XVII frente a las terrazas que abren el paseo de la Cascajera, a orillas del río Pisuerga, uno de los rincones más bonitos de Aguilar.

Puerta de San Roque

Puerta de la muralla del siglo XIV, situada junto al Molino del Capitán Malla, como reza en su escudo, y frente a la capilla del Santo que la toma el nombre. Da acceso al Paseo de la Cascajera y al Parque de la Isla de San Roque. La devoción de este santo se extendió en el siglo XVI por la entrada en al Península del cólera morbo asiático.

Puerta del Beaterio

Hoy desaparecida. Estaba situada cerca de la carretera que va hacia Barruelo de Santullán. Su nombre le viene dado por el beaterio, antiguo Hospital de San Lázaro siendo hospital de leprosos y lugar de pasar la cuarentena aquellos que querían entrar en la Villa. Pasa a ser refugio de mujeres en el siglo XIX.(2)

 

Fuente

1 www.castillosdepalencia.es

2 http://aguilardecampoo.es

 

 

Torre de Villanueva de la Torre

Nombre: Torre de Villanueva de la Torre

Localidad: Villanueva de la Torre

Provincia: Palencia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Torre

Estado: Ruina

Visita: Libre

Localización: N42° 52.197′ W4° 21.382′

Junto al caserío de Villanueva de la Torre, al que da nombre, se levanta esta magnífica torre. Construída con piedra de sillería, es de planta cuadrada y cuerpo ligeramente troncopiramidal, alcanzando 15 metros de altura a pesar de encontrarse desmochada.

En la base los muros tienen una longitud de 9,80 metros de lado por 1,40 metros de anchura, decreciendo esta hasta los 1,20 metros de ancho en pisos superiores. En su interior tenía cuatro niveles, con forjados de madera, de los que únicamente se conservan los característicos mechinales. La comunicación entre pisos se realizaba por escaleras de madera como era característico en las torres primitivas. Las caras Oeste y Sur de la torre muestran que en algún momento las almenas originales fueron tapadas para dar más altura a sus muros.

El acceso a la torre se realiza por medio de una puerta existente en la cara Oeste que actualmente se encuentra ligeramente elevada, y que realmente corresponde al segundo piso. Probablemente estaba protegida por un cadalso de madera del que se ven los mechinales y el hueco que le daba acceso a la altura del tercer piso.

También en el segundo piso, en la fachada Sur, existe una segunda puerta de acceso, más estrecha, situada a una altura por encima de la entrada anterior y colocada cerca de la esquina que da a la cara Oeste. Este piso cuenta con tres aspilleras, en el centro de la fachada Norte, Este y Sur.

En el cuarto piso, en el centro de la fachada Este, se abre una ventana con los típicos poyos en su interior. El primer piso cuenta con una aspillera en la fachada Este, que no es visible desde el interior de la torre al encontrarse este piso prácticamente tapado por los derrumbes de los pisos superiores.

   

En el exterior de la torre, y especialmente desde la altura que proporciona la iglesia parroquial, se ve perfectamente marcado en el terreno el foso que rodea la torre, existiendo restos de un muro en la parte Este que podría corresponder a una barrera.

La torre, que debió edificarse a finales del siglo XIII o primeros del XIV, guarda muchas similitudes con la existente en la vecina localidad de Rebolledo de la Torre (Burgos), fortificación que también cuenta con barrera y fosos de tierra y ambas están construidas cerca de bellas iglesias románicas.

En el Libro Becerro de las Behetrías aparece mencionada con el nombre de «Villa Nueva de Yllan», como lugar solariego de los González de Guadiana. Pagan 45 maravedís en concepto de martiniega, de los que el señor de Aguilar, Don Tello, se llevaba 27, quedando para los González de Guadiana los 18 restantes.

   

A mediados del siglo XVIII se confecciona el Catastro de Ensenada en el figura que la localidad pertenece a la Marquesa de Aguilar y Villanueva, a la que en concepto de martiniega pagan 8 reales, mientras que no tributan por derechos de señorío.

La población estaba compuesta de siete vecinos, entre los que se incluían las dos viudas existentes contadas como uno, vivían en diez casas, por las que pagaban a la Marquesa 8,5 fanegas de trigo y 8 de cebada por urción

En este pequeño caserío merece la pena visitar la iglesia parroquial de Santa Marina, excelente muestra del románico palentino (siglos XII-XIII). Asimismo existen varias casonas que conservan escudos en sus fachadas.

Bibliografía

www.castillosdepalencia.es

 

Ermita rupestre – Necrópolis de Olleros

Nombre: Ermita rupestre – Necropolis de Olleros

Localidad: Olleros de Pisuerga

Provincia: Palencia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Yacimiento arqueológico

Estado: Bueno

Visita: Horarios

Localización: N42° 44.737′ W4° 17.129′

Los escuetos eremitorios rupestres que entorno al visigodo siglo VII menudeaban en la zona norteña de Palencia fueron en su mayoría abandonados con el paso del tiempo, aunque persisten ejemplos del fervor popular que fue horadando cada vez más la roca arenisca hasta formar auténticas “basílicas rupestres” como ésta de Olleros, dedicada a los santos Justo y Pastor. Así, la fe de las gentes de la Edad Media fue componiendo aquí un singular complejo eremítico que consta de sendas naves con sus correspondientes capillas absidales y una estrecha galería utilizada como Sacristía. A tono con su especial contexto la decoración resulta escasa y tosca, pero la sensación de penetrar en esta Ermita subterránea a través del farallón rocoso, conduce a todo el visitante que a ella se acerca a una experiencia casi mística al margen de creencias.

El pueblo se instala en margen derecha del río Pisuerga, al amparo de las estribaciones de Monte Cildá, reducto arqueológico, que mantiene en sus entrañas gran parte de la protohistoria de esta zona (véase Mave). En la parte norte del pueblo se ubica su antigua iglesia rupestre de los Santos Justo y Pastor; uno de los mejores conjuntos de eremitismo rupestres de la Península, que comparte fama con la de Santa María de Valverde (Valderredi-ble-Cantabria). El conjunto eremítico está formado por la ermita propiamente dicha – visitable en cualquier época del año – dos lauras próximas, asentándose sobre una de ellas una torre en piedra de sillería del siglo XVII aislada del conjunto, y una necrópolis de tumbas antropomorfas excavadas en los contornos de la ermita-peña. La planta de la ermita consta de dos naves con sus correspondientes capillas absidales, abriéndose en la de la derecha una estrecha galería, hoy utilizada como sacristía; y en la de la izquierda, que fue la capilla principal con su primitivo altar, se ubica otra capilla – casi en total penumbra – descubierta en 1.931.

Actualmente el conjunto del edificio hipogeo se nos presenta con añadidos y ampliaciones de épocas posteriores al siglo XII. En origen, su trazado primitivo fue muy parecido al actual, excepción hecha de la sacristía y la entrada (atrio y espadaña), proyectándose y excavándose en el siglo X y ampliándose a finales del XII, de acuerdo con las tradiciones románicas. Su falsa bóveda de cañón, es apuntada con arcos fajones. Los ábsides se cubren con bóveda de cascarón. El coro esta sostenido por una pilastra única, ya que las otras tres son columnas, dos de ellas artificiales del siglo XVIII, pues las originales se deterioraron, quedando tan sólo una de las primitivas. Su decoración es muy escasa, tan sólo en el coro se ven capiteles dobles, muy toscos, pero en sí es uno de los conjuntos de mayor belleza del eremitismo español, lo que hace que se la haya calificado como la “basílica del eremitismo rupestre”.

Este templo rupestre de los Santos Justo y Pastor sigue estando abierto al culto, por lo que dentro de él podemos contemplar el retablo mayor plateresco de mediados del siglo XVI, donde entre relieves con diferentes motivos sacros se entronizan las imágenes de los dos santos niños mártires alcalaínos (Santos Justo y Pastor), titulares de la iglesia y patronos del pueblo, así como una buena talla de Cristo Crucificado del siglo XVII, otra del siglo XVI con escultura del Padre Eterno, que se encaja en una hornacina del arco formero. A ello se une un ara romana recientemente aparecido en una casa del pueblo, que se fecha entre los siglos II y III de nuestra era.

Próximo a este santuario eremítico, se conserva una torre del siglo XVII, a cuyos pies se conserva una “laura” cueva también excavada y que pertenece a mismo conjunto eremítico, así como la ya mentada necrópolis alto medieval de tumbas antropomorfas.

Bibliografía

http://www.palenciaturismo.es

Castillo de Becerril del Carpio

Nombre: Castillo de Becerril del Carpio

Localidad: Becerril del Carpio

Provincia: Palencia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Castillo

Estado: Vestigios

Visita: Exterior

Localización: N42° 42.599′ W4° 18.165′

El castillo de Becerril del Carpio estuvo emplazado en la parte más elevada de un hermoso y agreste valle, donde en la actualidad se levanta la iglesia parroquial dedicada a Santa María, de origen románico aunque apenas se conservan restos de esa época debido a las numerosas reformas que ha sufrido.

La iglesia está construida sobre las ruinas de el antiguo castillo, aprovechando los restos de un torreón macizo de planta cuadrada, de unos 5 metros de lado, con una pequeña zarpa en la base y una altura de 8 metros. Sobre él se levanta una airosa espadaña de estilo románico fechada en 1262. En la construcción del torreón se ha empleado mampostería reforzada en las esquinas con sillería. Cerca del templo mana una fuente que se alimenta de un pequeño aljibe subterráneo que pudo pertenecer a la fortaleza.

Bibliografía

www.castillosdepalencia.es

 

Muralla de Santoyo

Nombre: Muralla de Santoyo

Localidad: Santoyo

Provincia: Palencia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Muralla

Estado: Ruina

Visita: Libre

Localización:

Santoyo estuvo rodeada por una muralla con «altos muros almenados con sus torres y garitas de trecho en trecho y tres arcos en lugar de puertas», como la describe Quadrado. Construida con sillarejo en el siglo XI, aunque pudiera estar basada en una visigótica anterior, abarcaba un perímetro de 1.150 metros. En 1219 Fernando III eximía al concejo del pago por la muralla de Astudillo, a cambio del pago de una cantidad anual. Carlos V autoriza en 1536 la creación de bodegas en el pago El Cortijo y hacer un postigo en la muralla para acceso a las mismas.

Muralla de Santoyo 2 Muralla de Santoyo 3

Aún se conservan dos tramos de lienzo, que han sido consolidados en el año 2003. El situado al Oeste de la población, de cerca de 40 metros de longitud, cuenta con un pequeño cubo circular que sirve de refuerzo a la esquina formada por el cambio de dirección de la barrera. Sólo se conserva el muro externo de 1,30 de ancho, que alcanza los 5,5 metros de altura. Al Sur de la localidad perdura otro tramo de 35 metros de longitud, ligeramente más alto que el anterior, con una anchura de alcanza casi tres metros en la parte mejor conservada de la muralla.

Muralla de Santoyo 4

Se accedía por cuatro puertas que contaban con pequeñas capillas en las que se daba culto a la Virgen, en tres de ellas, y a un Cristo crucificado en la cuarta. A principios de 1916 se derribaron tres de estas puertas, mientras que la restante ya había desaparecido en esa fecha.

Bibliografía

www.castillosdepalencia.es