Torreón de Valdeprados

Nombre: Torreón de Valdeprados, Torreón de los Condes de Puñoenrostro, Castillo de Valdeprados

Localidad: Valdeprados

Provincia: Segovia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Torreón

Estado: Bueno

Visita: Finca privada

Localización: N40° 49.077′ W4° 15.478′

En 1523 Juan Arias Dávila recibió el titulo de Conde de Puñoenrostro, tras participar en la guerra de las Comunidades y ser fiel a Carlos I de España. El capitán, que fue el primer conde y cuarto señor de Puñoennrostro, contrajo matrimonio con Doña María, hija del primer conde de Medellín.

Controlaron tierras del sur de la Comunidad de Madrid, que comprendían el llamado «Condado de Puñoenrostro, y en la localidad de Valdeprados poseyeron la Torre que data del s. XV.

El torreon ha sido restaurada, y se encuentra en buen estado de conservación, siendo actualmente de propiedad particular y se usada como vivienda, albergando en el exterior un museo de escultura.

Fuente

http://servicios.jcyl.es

Palacio de Paradinas

Nombre: Palacio de Paradinas

Localidad: Paradinas

Provincia: Segovia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Palacio

Estado: Ruina consolidada

Visita: Exterior

Localización: N41° 00.703′ W4° 23.369′

El Palacio de Paradinas se encuentra en la antigua plaza principal de la población del mismo nombre, una pedanía de Santa María la Real de Nieva, en la Campiña Segoviana.

El origen de Paradinas son las ruinas de una Villa Romana de la que tomó su nombre. En el siglo XVI vivió momentos de importancia y se edificó la magnífica iglesia parroquial bajo las directrices de Rodrigo Gil de Hontañón. Sin embargo, la peste de 1599 sumió a Paradinas en un proceso de despoblación del que no se recuperaría hasta bien entrado el siglo XIX.

La construcción del palacio data de mediados del siglo XV. Es una casa solariega con un estilo y una forma ligeramente militar más efectiva que real, a la que posteriores reformas dota de huellas renacentistas, visibles en su patio columnado. Su primer dueño debió de ser Don Juan Sánchez de Suazo, Oidor de la Real Audiencia, siendo rey Juan II; según Colmenares, fue constructor del Puente llamado Zuazo de la Isla de León, en San Fernando, Cádiz; sus descendientes emparentaron con los Jiménez, los Arias Dávila y Virués, más una larga lista de caballeros y nobles segovianos. Algunos de ellos ocuparon cargos de importancia en la administración del Nuevo Mundo. A lo largo de los siglos XVI y XVII esta casona se convirtió para sus huéspedes en lugar de esparcimiento y recreo que era atendido por el mayordomo, criadas y hasta capellán propio.

Se trata de una casona a la que se quiso dar un estilo y forma militares. La entrada se realiza por un arco rebajado, tras cuyo zaguán se abre un patio columnado de estilo renacentista del que sólo nos ha llegado uno de los lados, cuya parte inferior está formada por columnas de piedra, mientras que el piso superior alberga una galería de madera hoy parcialmente cegada. En la esquina de este patio, hoy abierto, y justo encima de la medianera de tapial, se apoya una garita de ladrillo. Este edificio posee a su alrededor un terreno de huertos cercados por un muro de mampostería, que pudo ser usado como jardín en los siglos XVI y XVII al convertirse en lugar de descanso.

En el exterior del edificio lo más notable son las cinco garitas de ladrillo que dan personalidad a la fachada. Ésta queda reforzada con sillares de granito en las esquinas de la primera planta, y un zócalo de sillarejo hoy tapado con cemento. El resto del edificio es de tapial reforzado con verdugadas de ladrillo, si bien hay restos de esgrafiado de círculos concéntricos, casi tangentes, rematado con escorias como adorno, lo que daba al edificio un aspecto muy distinto al actual. Sobre la puerta había un escudo hoy arrancado o tapado, y sobre la entrada un can de granito que soporta un arquillo con abertura entre éste y la pared, que podría servir para arrojar líquidos en caso de defensa y es casi el único elemento del edificio que recuerda a la utilidad de los matacanes. Sobre este elemento se soporta una garita. En esta misma fachada, las tres garitas restantes solo disponen de troneras en forma de cerradura, si bien al otro extremo del palacio, en la otra fachada que hace esquina, la siguiente garita incorpora además troneras de buzón y remate de almenas, y está abierta en su parte superior a diferencia de las otras cinco, que están cubiertas (una en el patio y cuatro en la fachada principal). Esta última garita se apoya en ménsulas, mientras que las otras se apoyan en pequeñas escaraguaitas. Todas las garitas llevan bocel de adorno en su parte inferior que sigue la línea de la cornisa de la fachada principal y lo remata en su parte superior con otro bocel de ladrillo. La cubierta del edificio es el de la típica teja segoviana, y los huecos de la fachada principal se abren con tres grandes balcones que se sitúan en la antigua plaza principal del pueblo.

Recientemente se ha renovado la cubierta. Las garitas fueron demolidas en los años 50 del pasado siglo XX, pero han sido reconstruidas a partir de viejas fotografías.

Bibliografía

http://eparadinas.webcindario.com

Torre de Lastras del Pozo

Nombre: Torre de Lastras del Pozo, Torre de los Mercado, Casa de los Mercado, Torre de la casa – Palacio de los Mercados Peñalosa

Localidad: Lastras del Pozo

Provincia: Segovia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Torreón

Estado: Restaurada

Visita: Finca privada

Localización: N40° 52.779′ W4° 20.751′

La torre está situada en el centro histórico de la población, frontera a un espacio vacío y en las proximidades de la plaza mayor. Fue restaurado para vivienda, museo y estudio por el escultor segoviano José María García Moro quien la adquirió a los herederos de la familia original en 1975. Formó parte del palacio de los Mercado Peñalosa y junto con él, al que está adosado por el costado norte, pertenece a la tipología característica de la arquitectura civil y militar de finales del siglo XV, comienzos del siglo XVI. Don Pedro de Mercado y doña Inés de Peñalosa crearon el mayorazgo de Lastras en 1506. El palacio se organiza con fachada y patio interior al que confluyen todas las dependencias, según el modelo habitual. En su enlace con el torreón ofrece un muro de mampostería con puerta adintelada y encima un mirador de madera. Se trata de una torre defensiva construida en sillería caliza con defensas de granito. Tiene planta rectangular. Un solo cuerpo muy macizo con escasos vanos de medio punto u ojivales a buena altura. En el último piso pequeños miradores y restan los matacanes volados de otro desaparecido, detrás el vano de acceso. Se corona con cornisa y tejado a cuatro aguas. Entre las decoraciones escasas que ostenta en la cornisa se aprecian las bolas típicas de la época y estilo de los Reyes Católicos, y características del último gótico castellano en Ávila y Segovia.

La Torre de la casa -Palacio de los Mercados Peñalosa, responde a la arquitectura gotica-civil del siglo XV, como el resto del edificio, al que se adosa por el lado Norte.

Construida en silleria, de planta rectángular con un cuerpo único, cubierto con tejado a cuatro aguas, sobre cornisa decorada con bolas. Su carácter defensivo, se manifiesta con gran fuerza el exterior, presentándose como un gran macizo, con escasos vanos, dispuestos de forma irregular, con cuatro matacanes en la zona alta de la torre, y escudo sobre el muro Sur.

Su interior, se distribuye en tres plantas, comunicadas por escalera de piedra, destacando, entre otros detalles decorativos de la época, la armadura de madera renacentista, y los suelos, solados con baldosa cerámica de Oropesa (Toledo).

Bibliografía

http://servicios.jcyl.es

 

 

Yacimiento los Cinco Caños

Nombre: Yacimiento los Cinco Caños, Domus Romana de Coca

Localidad: Coca

Provincia: Segovia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Yacimiento arquelólico

Estado: Vestigios

Visita: Libre

Localización: N41° 13.315′ W4° 31.468′

El lugar en el que se asienta la actual población de Coca acogió una de las ciudades más notables de esta región en época prerromana. La antigua Cauca vaccea fue un emplazamiento de excepcional importancia que no pasó por alto a los intereses romanos, hasta que en el año 151 a.C. fue conquistada y destruida totalmente por Lucio Licinio Lúculo, que pasó a cuchillo a sus defensores.

 Tardó Cauca en ser reconstruida y, durante las guerras civiles romanas, tras alinearse en el bando de Sertorio, fue nuevamente sitiada y arrasada por el ejército de Pompeyo en el año 74 a.C. Una referencia más reciente, en el siglo IV, hace referencia a un periodo de auge de la ciudad, ya que en este siglo nace en Cauca quien luego sería el emperador Teodosio el Grande.
Los restos del edificio romano junto al manantial de Los Cinco Caños, situado a las afueras de la población, nos hablan de la época de esplendor de la ciudad de Cauca. Las excavaciones arqueológicas han descubierto parte de la estructura de un edificio que se interpreta como una fuente pública, un ninfeo o edificación dedicada a las ninfas, divinidades acuáticas.
Constaba, en su origen, de un patio abierto, con columnas, en torno al cual se abrían distintas estancias. El testero del edificio, en su interior, estaba rematado por tres ábsides u hornacinas semicirculares, y ha conservado hasta hoy un interesante conjunto de pinturas murales romanas en bastante buen estado, en su posición original.
 Presentan estas pinturas solamente motivos geométricos e imitaciones de mármoles, aunque entre los fragmentos recuperados durante las excavaciones y conservados en el Museo de Segovia se identifican rostros humanos, peces y plantas acuáticas, motivos que abonan la idea de que el edificio estuvo relacionado con algún culto o actividad vinculada con el agua. Los restos del edificio se encuentran protegidos de las inclemencias del tiempo por una cubierta moderna y cuentan con atriles explicativos.

Bibliografía

www.terranostrum.es

Necrópolis visigoda de Duratón

Nombre: Necrópolis visigoda de Duratón

Localidad: Duratón

Provincia: Segovia

Comunidad: Castilla y León

Tipología: Necrópolis

Estado: Abandono

Visita: Libre

Localización: N41° 26.357′ W3° 58.656′

La Necrópolis visigoda de Duratón se encuentra abandonada a su suerte, frente al pórtico de la Iglesia de románica de la Asunción de Duratón, datada en el año 1203.

En 1929, un vecino del pueblo trabajando la tierra, se encontró los sarcófagos en la fachada norte de la Iglesia, junto a hebillas, brazaletes, collares y broches, etc.

La necrópolis visigoda, de mediados del siglo VI, estuvieron junto a la fachada norte de la Iglesia hasta los años 40. En la primeras excavaciones realizadas en agosto de 1942 se encontró un empedrado que cubría parte de la zona del cementerio, y los cimientos de un muro con una curva en ábside, que atravesaba la necrópolis, muro de una construcción anterior, probablemente romana.

La necrópolis de Duratón resultó ser una de las más importantes de España. Bajo el empedrado, se encontraron más de 650 enterramientos, algunos en sarcófagos de piedra con tapa, otras con protecciones de piedra y restos de madera de ataúdes y clavos, que resultaron ser de madera de conífera, y otros directamente en zanjas excavadas en la tierra. Casi todas las sepulturas estaban orientadas con la cabeza colocada hacia el Poniente.

Junto a los huesos de cada enterramiento se encontraban los objetos personales que quedaban de sus desaparecidas vestiduras: un total de 144 broches de cinturón y 227 fíbulas adornadas (la fíbula era una especie de imperdible, en esa época no había botones), además de numerosos collares, pendientes, anillos, brazaletes, hebillas, amuletos, cerámicas y monedas, todo ello visigodo de alrededor del año 550. Siglo VI.
Además se encontraron bastantes monedas romanas de bronce y algunas de plata, Y otras monedas bizantinas como dos sueldos y un tremís, de oro, acuñados a nombre del emperador Anastasio I, así como dos broches de cinturón también bizantino.
 
Bibliografía y mas información