Muralla de Torrelaguna

Nombre: Muralla de Torrelaguna

Localidad: Torrelaguna

Comunidad: Madrid

Tipología: Muralla

Estado: Ruina

Visita: Exterior

Situada en un valle, según tradición oral, en la plaza de la iglesia es donde estaba la laguna y la torre, tema representando en su escudo municipal. De esto nada queda aunque sí sus murallas. Formaba parte de las defensas musulmanas de la línea del Jarama, punto estratégico entre el llano y la pre-sierra, y además lugar de cruce hacía Uceda, o Talamanca desde la plaza fuerte de Buitrago de Lozoya.

Alfonso VI la donó a la Iglesia de Toledo, y posteriormente Juan I la segregó y le concedió el título de villa real en 1930. Tenía entonces gran importancia. En 1436 nace aquí Francisco Jiménez Cisneros, que sería después Regente de Castilla, fundador de la Universidad de Alcalá de Henares y promotor de la toma de Orán en Argelia.

Felipe II en 1574 la incorporó a la Corona, separándola de la Iglesia a la que volverá en el reinado siguiente. Una tradición muy arraigada nos cuenta que Santa María de la Cabeza, esposa de San Isidro Labrador, muerta en 1180 era natural de Caraquiz, uno de los barrios de Torrelaguna. No se han conservado los pliegos relativos a esta villa en las relaciones de Felipe II. Don Pascual Madoz no recoge nada de obra militar en Torrelaguna.

Iglesia

El trazado de la muralla es sensiblemente rectangular, defendida al este por un arroyo que separaba el arrabal de la villa y donde estuvo la judería. En el centro de la población amurallada está la iglesia parroquial de Santa María Magdalena y su plaza. Aun, se conserva la Puerta de Burgos y el rehecho Arco de Santa Fe. Tuvo además otras dos puertas, de modo que casi estaban orientadas a los cuatro puntos cardinales.

Esta muralla se empieza a percibir más debajo de la calle Cardenal Cisneros, siguiendo la antigua ronda, hasta llegar al arrollo Matachivos, donde torciendo a la izquierda encontramos la Puerta de Burgos, que se abre entre dos torreones de planta cuadrada, todos en piedra caliza.

El de la izquierda según entramos se conserva mejor, y el de la derecha está prácticamente incrustado en una fea casa moderna, y se ve que fue más alto y grueso. El arco de la puerta es de medio punto y con una hornacina encima con una cruz.

Continuando por esta misma calle, aparecen nuevos restos con bastantes metros de longitud, hasta una torre desmochada mudéjar, de 7 metros de altura aproximadamente y planta cuadrada. Siguiendo encontramos un buen lienzo de muralla, con el único resto de almenaje, formado por tres almenas tronco-piramidales en sillarejo muy primitivo.

Por la calle de San Sebastián, siguiendo hacía el cementerio, aparecen nuevos lienzos, más una torre maciza, toda de sillarejo a la que se le han quitado las piedras bien labradas, conservada sólo en una altura de siete metros y con planta cuadrada. A su lado y próxima estaba una de las puertas de ingreso a la población.

Por último el Arco de Santa Fe, sencillo arco de medio punto recubierto de cal, da paso a la calle de su nombre en la Plaza de Montalbán. Continuando la calle llegamos al punto inicial de nuestro recorrido.

Bibliografía

Guía de los Castillos de Madrid, Jorge Jiménez Esteban – Antonio Rollón Blas

Atalaya de Arrebatacapas

Nombre: Atalaya de Arrebatacapas

Localidad: Torrelaguna

Comunidad: Madrid

Tipología: Atalaya

Estado: Bueno

Visita: Exterior

Localización: N43 22.705 W4 03.142

La atalaya de Arrebatacapas es una atalaya ubicada en el municipio madrileño de Torrelaguna, en el puerto del mismo nombre. Es una de las seis atalayas del Jarama, que constituyeron la red de comunicaciones construida por los musulmanes para la protección de Toledo. Su construcción data de c. de 1000.

Las atalayas de la sierra de Madrid eran parte de una red de comunicaciones construida en un territorio al que conocemos como Marca Media de Al-Andalus y que durante el emirato y califato omeya se convirtió en la frontera entre árabes y cristianos.5 Estas atalayas – entre las que se encuentra la de Arrebatacapas – se construyeron entre el S. IX, durante el emirato de Muhamed I, y X, durante el reinado de Abderramán III.

Este sistema de atalayas estaba localizado en los pasos naturales entre Somosierra y Guadarrama, controlando el acceso a Torrelaguna, Talamanca del Jarama y el valle del Manzanares en torno al paso de los puertos de Navacerrada, Fuenfría y Alto del León, es decir, controlando los tres pasos del Sistema Central: la calzada romana de Talamanca del Jarama, la calzada del puerto de Fuenfría —que aún hoy une Cercedilla y Segovia— y el paso de Somosierra, que pudo ser utilizado por Tariq durante la conquista de 711, aunque se han presentado otras hipótesis acerca de dicha ruta.

La única entrada está ubicada a unos 2,5 m del suelo. El interior estaba dividido en tres pisos separados por un suelo de madera con un hueco en el que estaba situada una escalera de mano.

De estructura cilíndrica aunque con una leve tendencia tronco-cónica, consta de un perímetro exterior de 19 m y una altura aproximada de 12/13 m, aunque en la actualidad presenta uno o dos menos debido a su estado de ruina. Sus cimientos arrancan en la roca viva del terreno, pero se alza sobre una base de 30 cm.

Está construida con hiladas de mampostería y argamasa mezclada con piedras para rellenar las rocas.

Bibliografía

Artículo obtenido del artículo de Wikipedia Atalaya de Arrebatacapas en su versión del 2 mayo 2017, por varios autores bajo la Licencia de Documentación Libre GNU.

Enlace a ruta