Castillo de Viana de Mondejar

Nombre: Castillo de Viana de Mondejar

Localidad: Viana de Mondejar

Provincia: Guadalajara

Comunidad: Castilla La Mancha

Tipología: Castillo

Estado: Vestigios

Visita: Libre

Localización: 40°38’55.4″N 2°33’44.9″W

El nombre de «Viana» es indicativo de la existencia de una vía de comunicación en las cercanías de núcleo urbano, así se repite por toda la geografía nacional, incluso existe otra Viana  en Guadalajara: Viana de Jadraque. Viana se levanta junto al cruce de dos vías de comunicación correspondientes al valle del Arroyo de Solana y al camino que cruza los montes desde el puente de Trillo hasta las Tetas de Viana. Aún pueden verse entre la maleza del monte, mojones de distancia en leguas de aquel camino, e incluso tramos empedrados que conviene conservar. Un testimonio del paso de las gentes por estos parajes desde siglos, atestiguado por el tránsito aún en la actualidad, de los peregrinos del Camino de Santiago.

El asentamiento de Viana de Mondejar se localiza sobre un imponente farallón de roca caliza que posee un gran valor defensivo y estratégico. A la par, constituye un bello conjunto urbano que poseía parte de sus casas en el borde del precipicio, de forma similar a las existentes en Cuenca, aunque actualmente la mayoría están en ruinas.

Esas circunstancias hicieron que existiera una fortificación en dicho enclave desde el siglo XV, y seguramente construida sobre otra tan antigua como la que citan las fuentes históricas para el castillo que había en las Tetas de Viana. el caserío de Viana surgiría junto aquella construcción militar, desde la muralla del castillo hacia abajo, aprovechando aquel canchal rocoso.

Unas de las primeras menciones detalladas sobre el tipo de construcción del castillo se hace en 1580, con motivo de las respuestas a las Relaciones Topográficas de España: «Respuesta 29: a los veinte y nueve capítulos declararon: que ay una fortaleza fundada sobre peña en lo mas alto de esta Villa, la qual es de cal y canto, y tapia y ladrillo.»

Muy posteriormente, en el año 1851 Basilio Castellanos de Losada publica otra descripción de los restos tras visitar el lugar: «Al mediodía de este pequeño pueblo que tendrá setenta vecinos, se ven aún las ruinas del antiguo castillo de los señores de Mondejar, sus señores (hoy el Marqués de Bélgica, Conde de san Juán), que debió ser de consideración, y según su fortísima portada, única cosa que se conserva en buen estado, debió construirse hacia el siglo XV si ya antes no lo fuese. Sobre este portón de almenada fortaleza se ve esculpido un escudo de armas cuyo blasón es de gran campo. Los naturales cuentan que en aquel castillo estuvo presa la reina doña Blanca. Las piedras de la fortaleza son cuadradas y sentadas sin argamasa unas sobre otras, pero labradas a todas fases al parecer.» Además este autor señala el dato de unos hallazgos acontecidos en el paraje escribiendo de este modo: «Dicen los de el pueblo que un obús de hierro muy antiguo y unos morriones de armadura que tenia el pueblo, los pidió el jefe político de Guadalajara para el Museo Provincial a donde se han llevado hace cuatro años.» Al respecto de esto último Juan Catalina García López, apunta lo siguiente en una nota aclaratoria de su obra: «…dice el autor que hacía poco tiempo se habían llevado al museo provincial de Guadalajara una culebrina o cañón de hierro y unos cascos de armadura: tampoco sé lo que ha sido de ellos.»

En palabras de Juan Catalina García López: «No puede dudarse de que la fortaleza se construyó en el siglo XV, acaso sobre las ruinas de otra primitiva, así por los caracteres de construcción, como por lo declarado la inscripción que en otro lugar menciono, y que nos da fecha de Julio de 1445 como la propia del acabamiento de este castillo (…) … una inscripción todavía existente, y que sin duda al arruinarse la fortaleza fue trasladada al umbral de la puerta de la iglesia parroquial. Esa inscripción, escrita en mayúsculas alemanas, dice que en Julio de 1445 se acabó el castillo por mandato de Pero Nuñez de Prado, señor de Viana.

El umbral y el arco de entrada al patio de la iglesia fue destruido hace años y la piedra con la inscripción hecha varios pedazos. Los fragmentos quedaron empotrados e el muro de contención de la calle contigua a dicho patio. De la fortificación medieval apenas quedan restos, hoy tan solo podemos ver la puerta de la muralla, junto al frontón, y un resto de muro aislado junto al precipicio en la parte norte del casco urbano.

Actualmente en la zona donde se situaba el castillo, tan solo es posible apreciar varios bancales se eras soportados por muros trabados en seco, que ocultan los restos de estructuras del castillo medieval. En referencia a esto, Juan Catalina comentó en una de sus anotaciones: En 1887 que visité este pueblo por primera vez, se conocía en una de las eras del castillo la entrada de una cisterna. En definitiva, solo una investigación arqueológica podría arrojar mas datos al conocimiento del pasado se esta importante localidad alcarreña.

Fuente

1 El patrimonio municipal: Viana de Mondejar. Antonio Batanero Nieto

2 Castillos Net

Muralla de Viana de Mondejar

Muralla de Viana de Mondejar 1

Nombre: Muralla de Viana de Mondejar
Localidad: Viana de Mondejar
Provincia: Guadalajara
Comunidad: Castilla La Mancha
Tipología: Muralla
Estado: Ruina
Visita: Libre
Localización: N40 38.936 W2 33.730

En 1445 el señor de la villa, D. Pedro Núñez del Prado, mandó edificar una muralla que rodease la población, con varias puertas y rematada en su parte mas alta por un castillo, morada de de los señores, ya desaparecido.

Demolida en tiempos de los Reyes Católicos, de ella solo se conserva esta magnifica puerta de ingreso que daba acceso al recinto interior. Esta constituida por un arco apuntado en su cara norte y por otro de medio punto en la sur, que se prolonga hacia el interior en forma de bóvedas con la misma disposición.

Muralla de Viana de Mondejar 2 Muralla de Viana de Mondejar 3

En su interior pueden verse claras señales de haber contenido un rastrillo. De gran interés es el modo en que están colocadas sus piedras sillares, asentadas unas sobre otras sin utilización de argamasa alguna.

Muralla de Viana de Mondejar 4 Muralla de Viana de Mondejar 5

En las Relaciones Topográficas de Felipe II correspondientes a Viana de Mondéjar se dice así sobre su recinto murado:

A los veinte ocho Capítulos declararon: que la dicha Villa está en un valle, y en el dicho valle está fundado sobre peñas esta Villa en un risco que él sobresale en alto, y esta Villa está fundada sobre peña viva, y toda alrededor está cercada de piedras vivas é grandes á la salida del sol, y por esta parte está cercada de Tapia, y argamasa muy antigua.

Castillo de VianaVestigios del Castillo de Viana

Fuente

http://alcarria2.blogspot.com.es

Castillo de las Tetas de Viana

Nombre: Castillo de las Tetas de Viana, Castillo de las Peñas Alcalatenas o de Alkalathem

Localidad: Viana de Mondéjar

Provincia: Guadalajara

Comunidad: Castilla La Mancha

Tipología: Atalaya, torre

Estado: Vestigios

Visita: Libre

Localización: N40 39.558 W2 34.170

Las Tetas de Viana son dos atalayas naturales que resualtaron atractivas para el asentamiento humano desde la prehistoria hasta la guerra civil, en la cual sirvió de observatorio militar. Se localizan en medio de La Alcarria dominando el valle del Tajo (1145 m), poseyendo una enorme visivilidad y constituyendo un enclave con una defensa natural inagualable, dada la pared vertical de roca caliza que les culmina.

De su importancia histórica dan testimonio las numerosas citas históricas. Según Francisco Layna serrano, esixtirían restos de una fortificación islámica en lo alto de unos de los cerros en el siglo IX. Además, según el Liber Privilegiorum, Alfonso VIII hizo donación en 1182 al cavildo de la catedral de Cuenca del «castillo de las Peñas». Lo mismo quedó reflejado en 1580, en la respuesta 31 al cuestionario de las Realaciones Topográficas los vecinos de Mondejar contestaron:

«Respuesta 31: á los treinta y uno declararon: que en el termino desta Villa ay dos peñas de natural, criadas sobre dos cerros altos, encima de los cuales paresce habia habido Edificios antiguos y… los quales se llaman al presente las peñas de Braña, y que estos declarantes han visto un privilegio, que tiene un Monasterio que se llama Nuestra señora de Obila, en el qual die que se llaman las dichas peñas, las peñas de alcaten, las cuales dichas peñas son de estraña altura, por las cuales se ve mucha cantidad de tierra.»

Posteriormente, en 1793, el Conde de Cornide recoge la siguiente noticia: «…Don Francisco Anyonio Fuero que estuvo de cura en Azañon ha subido a la una de estas peñas. Me aseguró que se descubrían vestigios de población o castillo morisco, y que tenía escalones para subir al plano, entallados en la peña….(…)… el cura de Azañon, cree en ellas estaba el mojón o termino que la división de Wamba señala al obispado de Ercávica con el nombre de Alconta….»

En 1851, según Basilio Castellanos de Losada se podían ver restos de estructuras interesantes en el cerro suroeste, aunque la interpretación de este autór no sea del todo válida: «… hasta la mitad en que se hallan escalones hechos a pico que se conoce seguían hasta abajo. Después de subir con la mayor exposición de rodar a un precipicio cuyo fondo se pierde de vista, se encuentra el atrevido en una espaciosa explanada, de grande extensión circular cubierta de altas yerbas y sus bordes de rica balsámica y bojes, y el centro se ve como un gran pozo según su forma, pero que nos parece por la fábrica de fortísima argamasa de sus muros un antiguo templo romano e plano del de Vesta, el que tal vez estuviese dedicado a Diana de quien se habrá corrompido en nombre de Viana que hoy lleva la villa y las Tetas.»

Otra interesante es la que menciona Juan Catalina García López al respecto de unos hallazgos:

«Me acuerdo de que entre las antiguallas que había en la Biblioteca Nacional antes de que formasen parte del Museo Arqueológico, había unos ladrillejos romboides de carácter romano, y con ellos un escrito diciendo que habían sido recogidos por D: Basilio Sebastián Castellanos en una de las Tetas de Viana. Al incorporarse los ladrillos al Museo se perdió la nota que explicaba su procedencia. Si ésta es cierta, como parece, pudiéramos creer que en dicho sitio hubo una construcción romana»

En 1962 hubo prospecciones en la zona, hallando «un fragmento de vaso campaniforme, cerámica árabe decorada con pinceladas y bandas rojizas, sigillata hispánica, romana ordinaria y celtibérica fina»

En Mayo de 1988, con motivo de la apertura del camino de acceso a las Tetas de Viana, se produjo un hallazgo casual que Valiente Malla y Martinez Sastre analizaron como restos dispersos de un enterramiento campaniforme, caídos de alguna de las cuevas que se han ido fragmentando con el tiempo en la pared rocosa de la cima. Tras el estudio del material cerámico pudieron restituir un motivo cerámico en forma de estrella de cinco puntas para un cuenco campaniforme. (1)

A este promontorio rocoso, se accedía antiguamente por una escalera de madera y en la parte superior, se tallaron en la roca unas escaleras, de las que hoy todavía son visibles. Actualmente, el acceso se realiza por una escalera metálica, como se aprecia en la fotografía. (2)

Las primeras noticias históricas de Viana de Mondejar datan del año 886, en relación a la rebelión protagonizada por Calib ben Hafsum. ëste, siguiendo la rebeldía emprendida por su padre, el muladí Omar ibn Hafsum contra los emires cordobeses; llegó hasta la comarca de la Alcarria, apoderándose del castillo de alarilla, y aumentando las defensas de Zorita.

Desde aquella fortaleza saqueó las tierras de Toledo, haciéndose fuerte mediante la toma de durante algún tiempo el amo de la región. En este periodo de enfrentamientos, se le atribuye a este personaje la fortificación de «Al-Qual´atian» (las Tetas de Viana), y efectivamente se conserva en una de ellas los restos de un aljibe tallado en la roca fechado en época islámica.

En el año 1177 Viana pasó a manos cristianas tras la reconquista de Cuenca por Alfonso VII, rey de Castilla. Mas tarde, en 1182, fue cedida al cabildo de la catedral de Cuenca, junto a los castillos de las «Peñas Alcarreñas» (Tetas de Viana) y Peralveche. Desde entonces Viana, al igual que otras poblaciones de la zona, quedaron bajo la jurisdicción del Común de Cuenca rigiéndose por su fuero. (1)

En la fotografía, Viana de Mondejar, localidad donde aún queda la puerta de la muralla que rodeaba el castillo, del cual solo quedan unos pocos vestigios, fue construido en el siglo XV (finalizado en el año 1445) sobre otra construcción anterior, destruido a finales de ese mismo siglo.

Fuente

1 El patrimonio municipal: Viana de Mondejar. Antonio Batanero Nieto

2 Castillos Net