Diversión con dos cuerdas: descubre el Barranco seco en Alcalá del Júcar

El barranquismo es uno de esos deportes que te hay que probarlos al menos una vez en la vida. Descender paredes haciendo rapel y ver desde las alturas los paisajes maravillosos que nos regala la naturaleza, puede ser una de las mejores sensaciones que experimentemos haciendo deporte.

El barranquismo es la unión de otros tipos de actividades como el senderismo y el rapel, pero en todo en uno ¡mucho más emocionante! La primera vez puede resultar una aventura extraña, pero es realmente divertida, y más si la haces con amigos. Además, es una manera de disfrutar y conocer parajes naturales de una manera diferente, vivir una aventura, y generar adrenalina. Se suele bajar un barranco, desfiladero o una zona encañonada de un río con técnicas de avance horizontal y vertical.

Practicar y atreverse con el barranquismo seco Albacete tiene varias ventajas, entre ellas: quema de calorías, el mantenimiento de la masa ósea, el aumento del tono muscular, la mejora del estado de ánimo y la reducción del estrés y ansiedad ¡todo por la adrenalina del momento!

Aunque pueda parecer una actividad peligrosa y no apta para todos los públicos, en el barranquismo también hay opciones para principiantes e incluso para niños (normalmente de entre 8-10 años), por lo que es perfecto para practicarlo en familia y con amigos. Lo mejor es que si no eres experto en este deporte tan peculiar, pero te mueres de las ganas de probarlo, hay empresas de Multiaventura en Alcalá del Júcar en las que puedes contratarlo y ellos se encargarán de que la experiencia sea lo más divertida y segura posible. También de esta manera, logramos 2 por 1, seguridad y calidad en la actividad a cambio de vivir una experiencia única.

Por norma general, el descenso de barranco seco Albacete suele ser una actividad que se realiza con cuerdas y sin agua. En este caso suele ser dentro de un cañón con pozas, sifones secos y diferentes cambios de altura que se sorteará con la cuerda y rapelando por ella. Lo único que hay que tener en cuenta es que como es lógico, si practicas barranquismo te enfrentarás a las alturas, así que, si tienes vértigo ¡este deporte no es lo tuyo!

Esperemos que tras leer este artículo te haya picado el gusanillo y te animes a practicar el barranquismo. Suele ser un deporte del que no se tiene muchas expectativas, pero una vez que lo pruebas, seguro que te termina sorprendiendo.