Fortines de Cabeza Fuerte

Información
Nombre: Fortines de Cabeza Fuerte
Batalla: Jarama
Localidad: Pinto Bando: Nacional
Zona: Cabeza fuerte Tipología: Nidos de metralladoras, trincheras
Provincia:
Estado: Yacimiento arqueológico
Comunidad: Madrid Visita: Libre
Mapa
dggggffff
Historia y descripción

Cabeza Fuerte es un promontorio de 667 m, dominante sobre la llanada de cinco kilómetros que lo separa del Cerro de los Ángeles, y que por ello siempre contaba con una unidad tipo batallón: aquí estuvieron tropas de regulares, legionarios, tercios carlistas, la 2a Bandera de Falange de Castilla.(1)

7 de Febrero de 1937. El día anterior las tropas de vanguardia franquistas habían tomado el vértice Cabeza Fuerte en los primeros compases de la batalla del Jarama. Ahora, la unidad encargada de afianzar la importante posición y establecer en ella un centro de resistencia es el Tercio de Requetés “El Alcázar”. Sus miembros -voluntarios de ideología tradicionalista carlista ataviados con sus inconfundibles boinas rojas-, emplazan rápidamente una batería de 4 cañones Schneider 75/28 que desde este importante vértice batirían las líneas republicanas ubicadas frente a ellos. Además, reforzando la importante posición, colocan 2 cañones anticarro Pak 35/36 de 37 mm. Estos cañones de origen alemán -y ejemplo de la valiosa ayuda proporcionada por la Alemania Nazi al bando franquista-, tendrían como cometido frenar los ataques de los poderosos tanques republicanos T-26B de origen soviético.

Sin embargo, en los días siguientes el Tercio “El Alcázar” tiene que trasladarse a La Marañosa donde detiene–a costa de altísimas bajas- los violentísimos contrataques republicanos en toda esa zona. Otro grupo de voluntarios carlistas es entonces el encargado de sustituirles en Cabeza Fuerte: el Tercio de Requetés “Cristo Rey”. Es justo en el momento en que estos voluntarios juran bandera, el día 14 de febrero, cuando Cabeza Fuerte sufre un importante bombardeo artillero. Lo que en un principio no iba a ser más que una sencilla ceremonia, se transforma en cuestión de segundos en un infierno de explosiones. Así era el Jarama: una batalla en la que no se daba ni un momento de respiro a los combatientes.

Hoy en día, transcurridos 78 años desde entonces, se conservan en este hermoso paraje –el punto de mayor altitud de Pinto y con unas vistas espectaculares- cuatro imponentes fortines de hormigón y numerosas trincheras que nos permiten trasladarnos imaginariamente hasta esas fechas en las que los “boinas rojas” esquivaban las bombas entre los olivos de Cabeza Fuerte.(1)

 

Posición 125
PCF 3 Nido ametralladora

Nido de ametralladora de hormigón armado con trasera rectangular y frontal semicircular, una sola aspillera amplia para disparo radial y sólida construcción. En la posición “Cabeza Fuerte” estaba orientada hacia Pinto, lugar donde se encontraba el cuartel general de la División 17. Destaca por su excelente estado de conservación, al igual que el resto de nidos de esta posición. Detrás, las trincheras se extienden y desaparecen en el olivar.

PCF 4 Nido ametralladora

Nido de ametralladora, orientado hacia el cerro de los Ángeles. Dispone de un frente mucho más alto que el resto de ejemplares. Se accede a él siguiendo las visibles y marcadas trincheras. Se encuentra a media ladera. Tiene la entrada medio obstruida. Recibió un impacto artillero en la parte posterior izquierda, el cual fue reparado y parcheado con hormigón.

Posición 126
PCF 1 Nido ametralladora

Nido de ametralladora con las mismas características que las anteriores pero con la peculiaridad de tener roto el borde inferior de la tronera. Las tropas allí destacadas tuvieron que “rematar” el fortín destruyendo con cincel el marco inferior de la tronera. Debido a que la ametralladora colocada en el interior del fortín no tendría suficiente ángulo para batir la pendiente de la loma con tiro rasante al suelo.

PCF 2 Nido ametralladora

El estado de conservación de todos estos fortines es excelente, manteniendo todos ellos la cubierta, acceso y tronera intactos. En algunos casos pueden verse arreglos posteriores a su construcción tras haber recibido algún impacto artillero, mostrando en el exterior parches del mismo material con el que fueron levantados. Se aprecia perfectamente sobre las paredes las huellas de las tablas de encofrar.

Todos los ejemplares de fortines están colocados en disposición divergente alrededor de la cota que defienden, ubicados a media altura. Cuentan con un cuerpo cuadrado grande, con acceso posterior en el que desembocaba directamente un ramal de la trinchera principal, rematado con un muro semiesférico frontal en el que se emplaza una gran tronera que abarca más de cien grados de amplitud. El interior es amplio, despejado y carece de banqueta para la ametralladora y de hornacinas para el material.(2)

 

Bibliografía

1 http://patrimonioarquelogicoguerracivilpinto.blogspot.com

2 https://www.lavozdepinto.com