Fortínes del Cerro Veneno y Peñas Pardas

Información
Nombre: Fortínes de Cerro Veneno y Peñas Pardas
Batalla: Brunete
Localidad: Quijorna
Bando: Republicano
Zona: Peñas Pardas, Cerro Veneno
Linea defensiva: Línea Republicana en Brunete
Provincia:
Tipología: Observatorios, Trincheras, Pozos de tirador
Comunidad: Comunidad de Madrid
Estado: Vestigios
Visita: Libre
Galería de fotos

Mapa
dggggffff
Historia y descripción

En el desarrollo de la Batalla de Brunete el ataque del ala oeste republicana quedó frenado en Quijorna durante los primeros días de la ofensiva, aunque en las jornadas posteriores el frente progresó aún algo hacia el este. El inmediato contraataque nacional volvió a dejar la línea en una situación similar a la del día 9 de julio, al poco de comenzar la batalla, formando Quijorna un saliente en el frente republicano. Esta situación se mantendría sin cambios hasta el final de la guerra.

Tal vez hubiese sido más razonable para el mando republicano retirarse hasta la defensa natural en los altos de Valdemorillo, acortando además la línea de frente, pero eso hubiese significado abandonar lo ganado en la sangrienta batalla. En una guerra civil con frecuencia pesa más el sentimiento que la razón, y a veces se conservaban poblaciones en situación estratégica desfavorable con criterio político.

Para defender Quijorna, el Ejército Popular construyó en 1938-39 una línea de fortificaciones en forma de semicírculo al sur del pueblo complementada con otra posterior en las cuestas de Valdemorillo, y aún otra más a retaguardia que protege las comunicaciones entre Valdemorillo y El Escorial.

Las obras nacionales que se opusieron a este despliegue eran trincheras de tierra en primera línea que se complementaban con otras de cemento. Estas son especialmente significativas por contarse entre ellas el primer ejemplo de obras de hormigón construidas en el frente central en aplicación de una nueva doctrina defensiva. Además lo fue por decisión del propio Franco. Se trata de un conjunto de casamatas, obstáculos y otras obras que constituyen el denominado elemento de resistencia del Perales, que por su singularidad, complejidad y excelente estado de conservación conforma una de las obras más interesantes de toda la Comunidad de Madrid.

Restos republicano: La línea de las cuestas de Valdemorillo. Se estableció sobre las alturas situadas a unos dos kilómetros al noroeste de Quijorna, pertenecientes a la falla de Torrelodones. Dominan visualmente a la llanura de Brunete, y a lo largo de ella se fijó la línea de casamatas de la serie 69-B.

El extremo sureste de este plan 69-B alcanza Quijorna. En su término se localizan numerosas trincheras, algunas excavadas en la roca con largo recorrido, y dos observatorios construidos en ladrillo. Son de planta circular y semisubterráneos. Uno presenta una cámara trasera rectangular igualmente semienterrada, posiblemente para el alojamiento del personal destinado en el observatorio. Ninguno conserva el blindaje de cubierta, pero podemos aventurar, por su dominio visual sobre la llanura de Brunete, que se trata de puestos de observación.

Bibliografía

Arquitectura Militar de la Guerra Civil en la Comunidad de Madrid Sector de la Batalla de Brunete. Ricardo Castellano Ruiz de la Torre Pablo Schnell Quiertant

Fortines de Valdemorillo