Fortines del Cerro de Los Ángeles

Información
Nombre: Fortines del Cerro de Los Ángeles
Batalla: Madrid
Localidad: Getafe
Bando: Republicano, Nacional
Zona: Cerro de Los Ángeles
Linea defensiva: Línea ofensiva nacional Carrtera Andalucía
Provincia:
Tipología: Nidos ametralladora, parapetos
Comunidad: Madrid
Estado: Abandono
Visita: Libre
Galería de fotos

Mapa
dggggffff
Historia y descripción

A pocos kilómetros al sur de Madrid saliendo por la carretera de Andalucía nos encontramos con uno de los cerros testigos tan característicos del paisaje de la meseta: el Cerro de los Ángeles. En la distancia se distingue en lo alto del mismo el Monumento al Sagrado Corazón de Jesús.

Pasarían los años y en 1936 el cerro no solamente tenía un valor religioso, dada la situación de guerra y en vista del avance imparable desde el sur en Octubre de 1936, del Ejercito Africano del general Franco, el cerro, dadas sus características, se convertía en un importantísimo punto estratégico.

El cerro sería ocupado por las tropas del general Varela en los primeros días de Noviembre. Tal era la velocidad del avance de los rebeldes, que a los defensores republicanos nos le dio ni tiempo de finalizar las obras de fortificación que estaban realizando en las laderas del cerro y aun hoy podemos contemplar los fortines que se construyeron aunque a alguno de ellos le falta todavía por construir el techo.

G 1 Nidos de ametralladora

Tres nidos de ametralladora de hormigón adosados, e inacabados. Dotada de troneras frontales y dos accesos posteriores.

G 2 Nido de ametralladora

Nido de ametralladora construído en hormigón destruído. Dotada de dos troneras frontales. Posiblemente no estuviera acabado.

G 3 Nido de ametralladora

Nido de ametralladora y fusilería construído en hormigón, de planta cuadrada con leve forma semihexagonal en la fachada frontal. Dotada de tres troneras frontales y un acceso posterior tunelado.

G 5 Nido de ametralladora

Nido de ametralladora construído en hormigón, de planta cuadrada con leve forma semihexagonal en la fachada frontal. Dotada de tres troneras frontales y un acceso posterior tunelado. La tronera frontal que se ha ampliado para convertirla en entrada.

G 5 Parapetos

Restos de varios parapetos de hormigón dotadas de una tronera frontal .Batian la amplia llanura que se extiende al este del cerro.

Tras lograr frenar el avance franquista a las puertas de Madrid, las fuerzas republicanas pasan a la contraofensiva tratando de rebajar la presión sobre la ciudad, realizando algunos ataques sobre los flancos de las fuerzas enemigas. Uno de estos ataques se realizaría sobre el cerro de los Ángeles, y sería llevado a cabo por la tropas de las Brigadas Internacionales que habían sido traídas urgentemente desde Albacete donde estaban siendo formadas e instruidas militarmente, para ayudar en la defensa de la ciudad. La unidad elegida para el asalto será la XII BI que llegará al día 9 a Chinchón, esta unidad está formada por los siguientes batallones: «Garibaldi», compuesto mayoritariamente por italianos, «Edgar André» compuesto por franceses y belgas, y el batallón «Thaelmann» integrado por soldados que proceden en su mayoría de Alemania, Polonia, aunque también se podían encontrar integrantes de diferentes países eslavos. Si juntamos la precipitación e incluso improvisación de la formación de la unidad, su carácter heterogéneo (imaginense la de idiomas que se mezclaban), la falta de experiencia en combate de los soldados o la de los mandos de estas unidades, y todo ello lo unimos a la desorganización de las fuerzas republicanas que se estaban estructurando mientras combatían, el resultado ya se lo pueden imaginar. Junto a esta unidad de internacionales, intervendrían tambien la 2ª y 5ª Brigada Mixta del Ejercito Republicano.

Los efectivos parten la noche del 13 de noviembre en camiones desde Chinchón, El ataque se debería realizar al amanecer tras realizar una maniobra de aproximación nocturna, pero son varios los camiones que se pierden por los caminos en la noche, la desorganización y falta de coordinación son manifiestas, y al final la operación comienza con la perdida del factor sorpresa y a plena luz del día. Los defensores del cerro desde su privilegiada posición ven las evoluciones de los inexpertos atacantes y se defienden a placer. Al caer la noche se suspende la fallida operación que ha costado un importante número de bajas a las unidades republicanas.

Pero las fuerzas gubernamentales no darían por perdido este estratégico enclave y lo volverían a intentar en enero de 1937. En esta ocasión sería la lª Brigada Mixta al mando de Enrique Lister la encargada del asalto. Lister plantea un ataque nocturno que sorprenda a los defensores, y desde la cercana iglesia de Perales del Rio parten las unidades en la noche del día 20. El cerro estaba protegido por tropas de reemplazo poco fogueadas, y esta ocasión el éxito de la operación fue total, conquistando la posición rápidamente. Se capturarían a más de cuatrocientos prisioneros, incluido el comandante de las fuerzas. Sin embargo e incompresiblemente el éxito de la operación no fue militarmente aprovechado, nuevamente las dudas y errores en el alto mando republicano impiden culminar la brillante operación, al perder un tiempo precioso en enviar refuerzos para consolidar la posición. Antes de que las fuerzas que han tomado la posición puedan organizar su defensa se produce el contraataque de los franquistas. Unidades de soldados marroquíes y de la legión se lanzan al contraataque, y consiguen recuperar la posición causando grandes pérdidas a unos desbordados defensores. Cuando aparecen por fin los tanques y la aviación republicana ya es demasiado tarde, el cerro se había perdido de nuevo y continuaría en poder de los sublevados hasta el final de la guerra.

Bibliografía

http://florentinoareneros.blogspot.com