Fortines del Parque del Oeste

Galería

Nombre: Fortines del Parque del Oeste

Localidad: Madrid

Comunidad: Madrid

Tipología: Nidos de ametralladora

Estado: Bueno

Visita: Libre

El Parque del Oeste, durante los tres años que duró la guerra se convirtió en uno de los campos de batalla más mortíferos de la capital, quedando totalmente calcinado desapareciendo todos los árboles como consecuencia de las bombas.

Se trataba de una de las posiciones franquistas más avanzadas de Madrid. Estas construcciones que datan del 1938, estaban ubicadas en una compleja red de trincheras franquistas que miraban a la capital, construyéndose con grandes dificultades, ya que en esta zona despejada del parque estaban a tiro de sus enemigos.

Nido Parque Oeste 1

De las más de 15 torres de hormigón que fueron construidos solo quedan en pie tres, los cuales se encuentran tapiadas, contando con dos troneras para introducir las ametralladoras, conservandose los impactos de la artillería republicana. En una de ellas, todavía se puede apreciar la inscripción que realizaron la unidad nacional que se encargó de construirlas: Zapadores número 7.

Nido Parque Oeste 2

De las más de 15 torres de hormigón que fueron construidos solo quedan en pie tres, los cuales se encuentran tapiadas, contando con dos troneras para introducir las ametralladoras, conservandose los impactos de la artillería republicana. En una de ellas, todavía se puede apreciar la inscripción que realizaron la unidad nacional que se encargó de construirlas: Zapadores número 7.

Nido Parque Oeste 3

Estos fortines del parque del oeste tenían su dirección hacia el barrio de Arguelles y la cárcel modelo que hoy en día es el cuartel general del Ejercito del aire, y que en esa época eran lugares en los cuales los enemigos tenían la primera línea de combate.

Monumento del doctor Federico Rubio y Galí

Durante la Guerra Civil, durante los último meses de 1936, las tropas republicanas que defendían Madrid y las tropas de Franco acababan de rebasar el río Manzanares, el monumento del doctor Federico Rubio y Galí, fue blanco del intenso fuego cruzado. Los combates en el parque del Oeste y la Ciudad Universitaria durante tres años de guerra los dos bandos apenas se movieron de sus posiciones. El monumento fue acribillado a balazos, así como todos los árboles del parque, que desaparecieron. El doctor Rubio y Galí fue decapitado por un proyectil de cañón. Las tropas de Franco estaban a unos 300 metros del monumento, en la Escuela de Arquitectura, y varios en fortines de hormigón. Los republicanos disparaban desde la Cárcel Modelo (Ministerio del Aire) y desde el Hospital Clínico.

Fuente

http://guerraenmadrid.blogspot.com