Necrópolis de San Martín

Galería de fotos

 

Información
Nombre: Necrópolis de San Martín
Tipología: Necrópolis
Localidad: Fuentidueña
Estado: Yacimiento arqueológico
Provincia: Segovia
Visita: Libre
Comunidad: Castilla y León Localización: N41 26.357 W3 58.656
Mapa
dggggffff
Historia y descripción

La necrópolis de san Martín se encuentra en lo alto del cerro que domina la villa de Fuentidueña, junto a las ruinas de la iglesia de San Martín, antiguo cementerio altomedieval que conserva alrededor de un centenar de sepulturas talladas en la roca, de forma antropomorfa.

Excavada en la roca, de la que consta su utilización al menos desde el siglo X, desde los primeros tiempos de la conquista cristiana. Nada menos que 137 tumbas, todas orientadas al Este, han sido documentas en este camposanto que nos recuerda las difíciles condiciones de vida que debieron afrontar los habitantes de esta villa. Todas las sepulturas estudiadas, salvo tres, responden a un mismo tipo, el de tumbas antropomorfas excavadas en la roca con cabecera redondeada o de herradura.

Las tumbas infantiles y de adultos se entremezclan de forma aleatoria, sin poder llegar a afirmarse que existan agrupamientos familiares como en otras necrópolis. Presentan una orientación con tendencia NE-SO, aunque no aparecen todas la tumbas de una fila a la misma altura, sino que más bien dependen de las características de la roca,adaptándose, dentro de un límite más o menos variable, a la ordenación.

Los cuerpos se depositaban en decúbito supino, con la vista hacia el E y las manos entrecruzadas sobre la zona pélvica o el abdomen y sin ningún tipo de ajuar. Una posible explicación de este ritual la ofrece Padilla (2003: 21-32) para la necrópolis de Cuyacabras, quién comenta que tras la pertinente limpieza previa, el cadáver era envuelto en una mortaja y depositado directamente en una tumba excavada en roca, que era considerada como la morada permanente del cuerpo a la espera de que se produjera la resurrección, promovida por la llamada divina que acontecerá “por levante al son de la última trompeta que anunciará el día del Juicio Final”.

Bibliografía